¿Quién debe ganar 'OT 2018'? Los 'pros' y los 'contras' de los cinco finalistas

17:03 - 19/12/2018
  • ECOTEUVE.ES analiza las opciones de Famous, Natalia, Alba Reche, Julia y Sabela

Más noticias sobre:

Polémica, el recuerdo de una edición pasada muy exitosa y, sobre todo, la final más reñida de los últimos años. Tal vez sean estos los elementos que mejor definan OT 2018 y que el espectador tendrá en cuenta cuando, este miércoles, se siente en el sofá de casa para ver la final del talent de La 1.

Si el pasado mes de febrero apenas existían dudas sobre quién se convertiría en el ganador de OT 2017 (todas las miradas se posaban en Amaia y en su concurso impecable), en esta edición el resultado final no está nada claro.

Famous, Natalia, Alba Reche, Julia y Sabela, salvando diferencias, podrían tener exactamente las mismas posibilidades de llevarse unos 100.000 euros y una carrera discográfica. Ni siquiera repasando la lista de favoritos de esta edición encontramos un baremo para apostar por un ganador fijo: en las nueve galas en las que se votó concursante favorito, sólo Miki fue elegido en dos ocasiones. Así, todos los finalistas han tenido el favor del público en alguna noche.

Así las cosas, ECOTEUVE.ES analizamos los 'pros' y 'los contras' de cada finalista para ser ganador del concurso de TVE.

Famous

Que Famous es la voz masculina más potente de la Academia es un hecho que se constató en la gala 0 el programa. El sevillano nos ha regalado grandes actuaciones, pero la que realmente levantó al público fue Uptown funk (Bruno Mars), en cuyo primer pase de micros los profesores pidieron un 'bis'. Esta semana, intentará proclamarse vencedor de OT con And I'm telling you I'm not going (Jennifer Holiday). Su próximo objetivo, seguramente, sea el de ir a Eurovisión

Precisamente de falta de emoción han acusado las redes al cantante en más de una ocasión: ejecuciones vocales perfectas lastradas por esta razón, especialmente cuando se trataba de una canción que no coincidía con el estilo de Famous. Además, en ciertos momentos del concurso se ha echado de menos mayor implicación en el trabajo por su parte.

Natalia

El hecho de ser invicta en lo que a nominaciones se refiere y haber recibido cuatro dieces en la gala 11, momento en el que el jurado debía puntuar a los alumnos, haría de Natalia una más que justa vencedora del talent musical. Parece ser la concursante más completa: compone, toca instrumentos y, en especial, posee una seguridad escénica apabullante. Ya se lo dijo Ana Torroja en su valoración de la pasada gala: "Te atreves con todo", y así, en la última, se atreverá con la grandilocuente Never enough (The Greatest Showman).

No obstante, podrían jugar en su contra las malas opiniones en Twitter, cuyas encuestas, por ahora, no vaticinan que el premio viaje hasta Pamplona por segundo año consecutivo. Durante estas semanas han sido habituales los mensajes en los que se hablaba de favoritismo hacia la navarra en el reparto de canciones (Pienso en tu mirá, The scientist o Toxic).

Tampoco queda claro si a Natalia le benefició la vuelta de Los Javis. Las galas en las que no conectaba emocionalmente con la canción y, por ende, con el público, coincidieron con la polémica del despido de Itziar y el regreso de los antiguos profesores de interpretación. No fue hasta la gala 10, con The scientist, cuando rompió esta barrera.

Alba Reche

Alba fue otra de las concursantes con más apoyo incluso desde antes de entrar en OT 2018. De una enfermedad que afecta a sus cuerdas vocales y que 'ensucia' su voz, ha sabido hacer su principal arma: el timbre más reconocible de la Academia. Otros hechos extramusicales también podrían haber provocado que la joven conecte con el espectador, que la ha apoyado cuando se ha quejado de la Academia

Así, parece que el "magnetismo" de Alba, del que tanto han hablado sus profesores y el jurado, es lo que absorbe a un público que la hace ganadora en muchos de los sondeos que circulan por las redes sociales. Esta semana, intentará emocionar por última vez en OT con Creep, de Radiohead.

Si Alba Reche no gana el programa, es probable que sea por su trayectoria global, no tan incontestable como la de Natalia o Famous. La de Elche puede sentirse satisfecha de muchas de sus actuaciones (Toxic, La llorona o She used to be mine), pero no brilló como se esperaba en otras como Lost on you o Just give me a reason.

Julia

Sin duda, la sencillez de la gaditana, en todos los sentidos, ha sido lo que ha conquistado al público del formato. El fuerte de Julia ha sido el de transmitir emoción en cada una de sus actuaciones, implicara o no desajustes en la afinación. Para esta última gala, ha sido a lo seguro con Déjame ser, de Manuel Carrasco. 

Surgen dudas sobre ella no sólo respecto a la final sino también en cuanto a su futuro musical. ¿Logrará destacar en el ámbito del pop nacional? Este es un mercado que ya está saturado de grandes artistas con los que se ha comparado a la joven (Rozalén, Vanesa Martín o Malú).

Sabela

Es inevitable echar la vista atrás y comparar su carrera en el talent con la de la quinta finalista del año pasado. Sabela se ha marcado el 'Ana Guerra' de la edición toda regla.

Su permanencia en OT peligró en las dos primeras galas, cuando fue puesta en duda por parte del jurado para entrar en la Academia o cuando fue nominada en la primera gala contra Alfonso. Tras ser salvada, Sabela despegó y comenzó poco a poco a ganar puntos con el jurado y el público.

Como ocurre con Julia, las dudas respecto a Sabela vienen cuando pensamos en su futuro más allá del programa. Es muy probable que la música de esta concursante no tenga hueco fuera de tierras gallegas, dado el estilo folclórico por el que se ha ido inclinando a lo largo del concurso. En la última gala, seguirá la misma línea con Tris tras de Marful.




Informalia




Comentarios 0