María Villar reconoce que "a veces" movía los labios en las grupales de 'OT': "Soy la reina del playback"

16:37 - 7/12/2018
  • La concursante más polémica de la edición cuenta sus mayores secretos en el 'Yo nunca...'

Más noticias sobre:

María Villar, de OT 2018 abandonó la Academia hace más de una semana, pero sus palabras, tanto dentro como fuera de la Academia, siguen generando polémica. Entre cervezas y con África al lado, pero fuera del plano, la concursante del talent musical ha jugado a 'Yo nunca...' y ha dejado caer que en alguna que otra actuación grupal hizo playback.

Tras abrir su primera cerveza, María ha procedido a leer la primera frase que le proponía la web Buzzfeed: "Yo nunca he movido la boca fingiendo que me sabía la letra de una canción". Al ser negativa la respuesta, la ex concursante ha bebido un trago de cerveza y ha bromeado: "La reina del playback. Bueno, no hacía playback en las grupales en realidad, aunque a veces sí".

"Voy a potar en directo", ha dicho la cantante, haciendo referencia a que cada vez se iba sintiendo más borracha y pasando a otra frase: "Yo nunca he dicho 'no vuelvo a beber' después de una resaca infernal". "Esta misma mañana lo he dicho, y mírame. Soy una persona de palabra", ha bromeado María mientras bebía más cerveza.

Respecto a sus polémicas en el concurso, la madrileña ha confesado que no esperaba que hubiera ese revuelo cuando intentó cambiar la letra de Quédate en Madrid, de Mecano: "Dentro me decían que se había liado, pero no tanto".

Además, también ha contestado a quienes criticaron la forma de hablar de su novio Pablo en su última gala como concursante: "Esa gente está fuerísima, no tienen ni idea. Yo me comunico de esa forma con mi novio".


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia





Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.