Antonio García Ferreras: "Los policías del Estrecho se dejan la vida luchando contra los narcos por sueldos de mierda"

15:07 - 4/12/2018
  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador de La Sexta, pieza fundamental del canal de Atresmedia

  • "Mi obsesión ha sido convertir esta cadena en referencia informativa pero yo sería prescindible"

  • "La última etapa de TVE fue indecente; me sorprende que algunos den lecciones ahora"

Que Antonio García Ferreras salga del plató de Al rojo vivo no es ninguna novedad, porque el periodista siempre se ha caracterizado por ir al lugar de la noticia -"No lo sé hacer de otra manera"- pero sí es inédito que lo haga para perseguir el rastro del narcotráfico en Estrecho, el documental que La Sexta estrenó este lunes y cuya segunda entrega se verá esta noche (22.40).

"Me encanta meterme en líos", dice sobre este nuevo proyecto dirigido por Ana Pastor (Newtral) y Marias Recarte (93 metros). "Me parecía una historia que había que contar y mostrar qué está pasando allí", añade Ferreras, que en el reportaje muestra todo el recorrido que hace la droga desde Marruecos y se ve las caras (o las caretas) con algunos de los reyes de la droga que controlan la costa andaluza.

ECOTEUVE.ES habla con Ferreras sobre este formato que en su primera entrega anotó un destacado 10,5% de audiencia. El domingo, el presentador también despuntó con las elecciones andaluzas (14,2%) en La Sexta, seis puntos más que La 1. "Mi obsesión ha sido convertir esta cadena en referencia informativa, pero yo no me considero el alma de La Sexta. Yo sería prescindible".

En 'Estrecho' sale del plató. ¿Cómo ha sido esta vuelta a la calle?

Soy presentador porque alguien, en su locura, dijo que me sentara en el plató. Mi obsesión era convertir a La Sexta en referencia en información, pero yo no quería presentar Al rojo vivo. No digo que no me guste. Soy un periodista que presenta y que sabe que cuando algo pasa, hay que estar ahí. ¿Por qué me voy a París a los atentados, o en Bruselas? ¿Por qué cuando hay un golpe al Estado me voy a Cataluña ? No lo sé hacer de otra manera. 

¿Por qué aceptó embarcarse en este proyecto?

Me encanta meterme en líos. Me parecía una historia que había que contar y mostrar qué está pasando allí. El Estrecho es una zona que, o se afronta con responsabilidad política, con un plan de desarrollo, o puede complicarse. Y no hay que olvidar que la mayoría del Campo de Gibraltar es gente honesta.

¿Ha sentido miedo grabando 'Estrecho', cara a cara con los narcos?

Sabes que la persona que tienes en frente es peligrosa, pero lo veo con naturalidad. A quien admiro es a esos guardia civiles que cobran 1.500 euros al mes que se juegan la vida persiguiendo a gente que cobra 20.000 euros por viaje... Esos sí que son los verdaderos héroes del Estrecho.

¿Cómo fue el rodaje? ¿Cuántas personas iban a hablar con los narcos?

Teníamos un equipo de ocho personas pero cuando vamos a la guardaría [donde se almacena la droga] íbamos el cámara y yo. Cuando llegamos, nos quitan los teléfonos y nos pasan por el detector de metales. A mí me llevaron en capucha, no sé donde está. No podría volver a ir. Pero da igual. Si al día siguiente aparece allí la Policía ¿no van a sospechar que les has dado el chivatazo? Ese es el punto de riesgo.

Ha dicho que hay narcos obsesionados con las series de Netflix. ¿En qué lo han visto? 

En algunas conversaciones hablaban de eso y estaban pendientes de Pablo Escobar como mito, como referencia y hay gente que cree que eso les va a fastidiar el negocio. 

Actualmente hay un cambio en el mundo del narco y no todos están de acuerdo. Hasta ahora, todos tenían claro que si les pillaban no podían oponerse a la Guardia Civil y que iban a la cárcel. Ahora, las nuevas generaciones sí intentan enfrentarse a los agentes. 

¿Han estado en contacto con la policía permanentemente? 

Hemos hablado para que nos cuenten cómo luchan, qué pasa cuando alguien de la Guardia Civil traiciona al cuerpo... La gran mayoría se deja la vida luchando contra los narcos por un sueldo de mierda. Hemos querido conocer toda esa realidad.

¿Han hablado con algún agente corrupto?

No lo hemos conseguido, pero lo hemos intentado. Es complicado. Es una tentación muy grande. El narco que pilota gana 15.000 o 20.000 por descarga. Un chaval por hacer una llamada y avisar de si está el pájaro [helicóptero] puede cobrar 900 euros por aviso. Es una tentación importante. La mayoría de la Guardia Civil es leal al cuerpo. Pero también tienen tentación y es admirable que no caigan en ella. 

¿Se considera el alma de La Sexta?

No, no. Soy una pequeña parte de La Sexta. Es verdad que en el ADN de la cadena está una apuesta por el periodismo que es en el que yo creo. Siempre he pensado que La Sexta tenía que ganar en credibilidad para ser referencia en actualidad. Eso es complicado cuando eres una cadena pequeña, pero es algo que se gana con los años. Pero no es cosa mía, yo sería prescindible.

¿Por qué La Sexta triunfa con su apuesta de información?

Lo que queremos es ser referente. Hacemos apuestas de actualidad sabiendo que no van a tener una respuesta en audiencia espectacular. Por ejemplo, hace unos años vi que en Cataluña había un proceso importante que iba a terminar con la declaración de independencia y teníamos que informar de lo que pasaba allí.

Durante muchos años, las audiencias no respondían con Cataluña. Pero cuando estalló, nosotros ya estábamos posicionados porque llevábamos años trabajando en eso. La religión del periodismo es la decencia. Y eso se basa en credibilidad y tiempo. La gente se da cuenta de que La Sexta ha estado en todo lo que ha pasado. La Sexta no va a Cataluña. La Sexta está en Cataluña. O en Galicia, cuando ocurrieron los incendios. 

Cataluña es el desafío más grande que tenemos en España. Han sido 40 años magníficos pero con un fracaso, que es lo que ha ocurrido en Cataluña.

¿Cómo ve los cambios en RTVE?

La última etapa fue indecente y me sorprende que algunos actores de aquella etapa estén dando lecciones. Pero no estoy muy encima de cómo va el proyecto. No sigo TVE y sería una frivolidad valorarlo.


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia





Comentarios 2

#1
04-12-2018 / 17:28
Perroflauteator
Puntuación 4
A FavorEn Contra

Y la 'secta' no es indecente verdad majo.....vete a cascartela como el mandril que eres.

#2
04-12-2018 / 20:50
Maxish
Puntuación 2
A FavorEn Contra

Los Policías y la Guardia Civil de toda España cobra sueldos indecentes. Y todos ustedes lo saben, pero es mejor dar cuartelillo a otros en su programa.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.