'Masterchef Celebrity', el programa que ha reconciliado a Paz Vega con la audiencia española

23/11/2018 - 12:43
  • La actriz ha demostrado esfuerzo, humildad y simpatía y el público lo ha visto

  • "Al irme la gente cambió su manera de mirarme", dice sobre su salto a Hollywood

  • Esta noche se enfrenta a Mario Vaquerizo, Ona Carbonell y Antonia Dell'Atte en la final del concurso

Hace casi veinte años Paz Vega llegó a Siete vidas, la sitcom de Telecinco que arrasó a finales de los noventa. La serie hizo brutalmente famosa a la actriz sevillana. Luego vino su salto al cine, el prestigio con el Goya por Lucía y el sexo y la nominación por Solo mía.

A partir de 2005, Paz Vega comenzó a proyectar su carrera artística en Hollywood a la vez que empezaba a resquebrajarse, a su pesar, la historia de amor que tenía con el público español, que cada vez la empezó a ver con más distancia.

Aunque ha trabajado mucho en EEUU -su próximo proyecto es protagonizar Rambo- es sabido que no ha conseguido la repercusión y los éxitos de Penélope Cruz. Pero Paz lo intentó. Ahora ha recuperado su relación laboral con España -protagonizó Perdóname Señor en Telecinco y Fugitiva en La 1- pero todavía le faltaba  reactivar el cariño que un día tuvo con el público. Y eso lo ha logrado gracias a Masterchef Celebrity.

"¿Qué gano yo con esto?", respondió Paz Vega cuando Macarena Rey, responsable de la productora Shine Iberia, le propuso participar en el concurso de La 1."Y con razón. Nunca se ha expuesto. Participar es como desnudarse", explicó la directiva en El País. Aceptó la oferta "por sus hijos. A ellos les encanta el programa".

Paz Vega se enfrenta esta noche a Antonia Dell'Atte, Mario Vaquerizo y Ona Carbonell en la final del concurso que emite La 1. Poco importa si gana o no, porque Paz Vega puede estar muy contenta del resultado que le ha dado meterse en un programa que le ha servido para reconciliarse con el público y darse a conocer a una nueva generación que no la llegó a conocer en Siete vidas.

En Masterchef ha trabajado, se ha derrumbado, se ha superado... Ha demostrado cercanía, humildad y simpatía. ¿Lo mejor? Que el público lo ha visto y se ha vuelto a enamorar de ella como antes de dejar Madrid por Los Ángeles. 

"Al irme la gente cambió su manera de mirarme. Yo seguía siendo yo pero la percepción de algunos cambió", reconoció hace poco a raíz de unas palabras del escritor Roy Galán que aplaudía la capacidad Paz Vega para derribar todos los "mitos" que había sobre ella. "El celo por mi vida privada quizás se malentendió como distante y fría", reflexionó.

"La gente que prejuzga refleja sus propios miedos y complejos en el otro aniquilando cualquier posibilidad de empatía o admiración. Y ahí es donde aflora la terrible envidia", continuó. "Si cambiásemos la envidia por admiración, el mundo iría mejor porque reconocer el éxito del otro es soñar con el éxito propio".




Informalia




Comentarios 0