Twitter cierra la cuenta de Frank Cuesta tras su último comentario a Dani Mateo: "Hay trolls fascistas que me quieren callar"

19/11/2018 - 10:01
  • El aventurero se muestra muy molesto con aquellos usuarios que han reportado su cuenta

Frank Cuesta ha visto cómo Twitter le ha suspendido su cuenta después de hacer un comentario sobre lo último que ha dicho Dani Mateo, quien ha asegurado que si un juez no le deja practicar su humor -se sonó los mocos en la bandera de España- quizás tendría que irse a otro país.

"Hay 400 o 500 trolls fascistas que se pusieron de acuerdo para reportar la cuenta", ha lamentado Frank Cuesta, "pero en unas horas la recuperaré". 

El aventurero se ha quejado de la actitud de esas personas "que me llaman fascista pero que son las que me dicen que me calle". "Eso es fascismo, porque queréis que solo esté vuestra forma de pensar", ha dicho en un vídeo colgado en Youtube.

"El fascismo es racismo, totalitarismo e intentar callar al resto", ha continuado. "Cuando habláis de la 'puta china' que está en la cárcel [su mujer Yuyee sigue en prisión], es racismo. Cuando usáis vuestras armas de trolls para callar una persona, eso es fascismo puro y duro".

"La libertad de expresión es la que usó Dani Mateo cuando se sonó los mocos en la bandera de España. Y la libertad de expresión es lo que yo utilicé al decir que no me gusta que se suene los mocos con la bandera de España", ha seguido diciendo el popular aventurero. "Cuando dijo que si un juez no le deja sonarse los mocos se tendría que ir de España, yo solo digo que fuera de España no va a poder realizar esa labor".

Frank Cuesta: "No me vais a callar"

"Me decís que me calle, que no me meta en política... No es política, es una forma de vivir, es democracia. Cosa que vosotros tenéis la puta suerte de haber nacido en ella", ha dicho. "No me vais a callar. Además de los animales, creo que tengo la suficiente experiencia para decir en redes sociales lo que me salga de los cojones, porque hay democracia y libertad de expresión. Soy libre de hablar, expresar y pensar. No vivo bajo el fascismo que vosotros queréis implantar", ha manifestado.

Frank Cuesta se ha despedido con un duro mensaje contra los "400 o 500 trolls" que le han reportado su cuenta: "Buscad un trabajo porque el valor que tenéis en bolsa es la mierda que cagáis dividida por dos. ¡Que os den por el culo!".


Otras noticias

Contenido patrocinado



Informalia





Comentarios 8

#1
19-11-2018 / 12:10
COMUNISTAS DE MIERDA
Puntuación 71
A FavorEn Contra

GRANDE FRANK

#2
19-11-2018 / 12:53
jupiter2
Puntuación 52
A FavorEn Contra

Animo Frank tienes toda la razon.

#3
19-11-2018 / 13:07
cambre
Puntuación 54
A FavorEn Contra

Efectivamente desde hace tiempo hay grupos que se denominan anti fascistas que realmente son ellos los más fascistas, a la primera que alguién no piensa como ellos o dice lo que ellos quieren oir lo tildan de fascistas o fachas, luego claro está surgirá una corriente radical que querrá defender sus ideas como lo hacen estos grupos y así poco a poco hacia el desastre. Todo gracias a unos políticos sin nivel que sólo piensan en sacar provecho para ellos.

#4
19-11-2018 / 14:41
Puntuación -28
A FavorEn Contra

paga lo que debes y luego habla... Frank...cuando un tono coge la linde , la linde se acaba pero el tonto sigue

#5
19-11-2018 / 15:28
carlota de la torre de sanchez
Puntuación 2
A FavorEn Contra

María TARJUELO GALLEGO

#6
19-11-2018 / 16:49
vazquec628
Puntuación -6
A FavorEn Contra

El fascismo es racismo... pufff

#7
19-11-2018 / 17:27
Puntuación 10
A FavorEn Contra

Los fascistas del futuro serán los antifascistas "WISTON CHURCHIL"

Que ojo tuvo este señor !!!!

#8
20-11-2018 / 02:50
jajafrankseñorbanderas
Puntuación -1
A FavorEn Contra

no son400trols son los seguidores del otro.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.