Arturo Valls: "Tenía bastantes prejuicios con los concursos, me parecían un género inferior"

9:17 - 30/10/2018
  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador de Ahora Caigo, que hoy conducirá Boom

  • "Ahora Caigo es la mejor decisión de mi vida, pero de primeras dije: ¡Menuda puta mierda!"

  • "Me da vergüenza cuando un concursante no sabe algo tan obvio como la Guerra Civil", reconoce

Ahora Caigo llegó hace más de siete años a la parrilla de Antena 3 y ahora forma, con Boom y La Ruleta, el exitoso tridente de concursos que triunfa en la parrilla de la cadena. De hecho, este martes los presentadores de estos tres formatos rotarán y presentarán uno distinto al habitual: Arturo Valls se hará cargo de Boom, Juanra Bonet presentará La Ruleta y Jorge Fernández estará en Ahora Caigo.

Arturo Valls recuerda para ECOTEUVE.ES cómo fueron sus inicios en el programa de las tardes de Antena 3. "Tenía bastantes prejuicios. Presentar un concurso me parecía algo inferior", confiesa. Ahora. sin embargo, reconoce que aceptarlo fue "la mejor decisión de mi vida".

¿Qué fue lo primero que pensó cuando hace siete años le propusieron presentar Ahora Caigo?

Si te soy sincero, yo estaba muy arriba con la interpretación. Había terminado Camera Café y estaba con una serie nueva. Presentar un concurso me parecía un género inferior y tenía bastantes prejuicios al respecto. ¡Fíjate qué tontería! Luego ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida, pero de primeras dije: ¡Menuda puta mierda! Me ha permitido pasármelo de maravilla en el trabajo, eso ya es un privilegio, y encima, bien pagado. Pensé que era un formato en el que me podía divertir y a la vez compaginarlo con otras cosas.

¿Cuál cree que es la clave de su éxito?

Claramente el atractivo físico del presentador (Ríe). No, no, es broma. Supongo que es una mezcla, por un lado un buen formato y, por otro, que se tiene carta blanca para poder hacer las preguntas de una forma más divertida y no de un modo tan serio. Aquí le hemos metido el chascarrillo, el chiste, canciones...

¿Tiene libertad absoluta para improvisar?

Absoluta. Creo que es una de las claves del éxito del programa. Hay formatos en los que el presentador está más encorsetado a un guion y hace que la cosa sea menos natural. Antena 3 nos ha dejado siempre mucha libertad, en ocasiones, las cadenas a la mínima crisis o malos datos de audiencia deciden que el programa no evolucione. Sin embargo, Antena 3 apostó en todo momento para que el formato fuera así.

Vivimos en la época dorada de los concursos. ¿Hay miedo de que la audiencia termine aburriéndose de estos programas?

Siempre hay incertidumbre. Casi siempre el deterioro viene por el paso del tiempo, sin embargo, en siete años de programa la audiencia cada vez ha ido a mejor. Somos como el buen vino, vamos mejorando con los años.

Ahora Caigo se emite en la misma franja horaria que Sálvame. ¿Al principio tuvo miedo de competir contra ellos?

Cuando llevas 20 años en la televisión aprendes a asumir y a relativizar estas cosas. Sálvame es un programa para un público completamente diferente, cada uno tiene derecho a que le guste otra cosa distinta. Cuando empecé en esto y me decían contra quien competíamos me pillaba unos berrinches... Ahora ya me da igual. Tenemos que limitarnos a hacer bien nuestro trabajo, no podemos hacer nada más.

¿Ve algún otro concurso de la cadena? ¿Es crítico con el resto de programas?

Los ves en su día pero, generalmente, no, porque a esas horas no estoy en casa ¡no veo ni el mio! Me informo de lo que hacen los compañeros pero no soy seguidor.

¿Ha vivido algún momento agridulce en Ahora Caigo?

Un momento concreto no te sé decir. Por ejemplo, lo paso mal cuando no se saben algo como la Guerra Civil. Me gustaría que hubiera una penalización que fuera la colleja y que pudiera darle a más de uno cuando no se sabe algo obvio o de cultura general.

Además de presentador y actor, tiene un marcado perfil humorístico. ¿Cree que se están poniendo más limites que nunca al humor?

Pues sí, creo que hay que dejar a los cómicos hacer su trabajo. Los humoristas son los que se encargan de meter el dedo en la llaga, hacernos pensar, de terminar con tabús... Si nos ponemos tan tiquismiquis estamos perdiendo una labor muy importante para la sociedad.




Informalia




Comentarios 0