La noche más 'loca' de 'GH VIP' que terminó con la confesión de Miriam Saavedra a Mónica Hoyos: "Te quiero"

5/10/2018 - 10:24
  • Las máximas enemigas dentro de la casa protagonizaron un entrañable acercamiento

Gran Hermano VIP celebró el pasado martes su particular Oktoberfest. La organización del reality organizó a los concursantes una fiesta que se terminó yendo 'de madre' para algunos de ellos. En especial, para Miriam, que protagonizó varios momentazos a lo largo de toda la noche.

La peruana bailó con todo el mundo e intentó integrarse con el resto de sus compañeros, que la miraban con desdén como la que está haciendo el ridículo. Esta situación y la habitual exagerada actitud de Saavedra provocó una gran bronca con Suso, que se llevó las manos a la espalda para evidenciar (como si existiera la posibilidad) que no pensaba agredirla. La concursante también vivió también varios momentos de tensión con Makoke, a la que llamó en la cara Makoka y Benjamin Button.

Y en todo ese disparate, una de las habitantes de Guadalix trató de echarle un cable mientras todo el mundo la daba de lado. La que nadie se esperaba: su archienemiga Mónica Hoyos. La otra ex de Carlos Lozano decidió llevarla varias veces a la cama y Miriam trató incluso 'a la fuerza' que se durmiera con ella. Finalmente, protagonizaron una conversación en el jardín en el que es sin duda uno de los vídeos más memorables de la edición.

"Tú no eres mala, eres pesada", le dijo Miriam -copa en mano- a Mónica mientras la llevaba de la mano a uno de los bancos del exterior. Allí se produjo el primer acercamiento entre ellas. Después de hacer varias confesiones, concluyeron que parte de la culpa de su enfrentamiento la tenía Carlos Lozano. "Mónica, te quiero", le dijo a su rival dentro de la casa en unas palabras que quizá esconden más verdad de la que se piensa.

Minutos después, Mónica le hizo saber que estaba hablando con ella porque quería separarla de un Suso fuera de sí. "Me encantan tus labios, Mónica", insistía Saavedra en sus elogios poco antes de decirle que era una excelente madre. En definitiva, un inesperado giro de guion con el que nadie contaba.




Informalia





Comentarios 0