Ana Torroja debuta en 'OT': "Mónica Naranjo hace bien de fría pero yo no sé hacer ningún papel"

16:50 - 17/09/2018 | 16:50 - 11/09/18
  • ECOTEUVE.ES entrevista a la nueva jueza del talent musical de TVE

  • "No me gusta dañar los sentimientos de la gente, no sé si es televisivo, pero así soy", defiende

  • "Soy la peor juez conmigo misma, pero trato de aprender siempre del error", reconoce

Ana Torroja es una de las grandes novedades de OT 2018. La cantante ha sido la elegida para ocupar el puesto de Mónica Naranjo en el jurado del talent musical de TVE, una labor que ya desarrolló en El Número Uno de Antena 3 en la edición que descubrió a Amaia. "Ella es auténtica, es genuina, natural... Tiene un don maravilloso", dice a ECOTEUVE.ES sobre la ganadora de la pasada edición.

A pesar de ser otro gran icono de la música española, Torroja tendrá todas las miradas puestas encima y las comparaciones con Naranjo no tardarán en llegar. No obstante, la artista ha confesado que no es algo que le preocupe. "Mónica es Mónica y yo soy yo. Mónica es enorme y tiene una manera particular que hace que haga muchos programas de estos. Hace bien el papel de fría, aunque yo no creo que lo sea tanto. Yo soy más transparente y me cuesta más", afirma la madrileña. "Yo no sé hacer papeles, soy como soy", añade.

Y aunque reconoce que en algunas ocasiones puede ser brusca o dura, Torroja ha reconocido que no le gustan las críticas que no son constructivas. "No me gusta dañar los sentimientos de la gente, no sé si eso es televisivo, pero es como soy", defiende. 

¿Preparada para juzgar a los nuevos concursantes de Operación Triunfo?

Preparada estoy, pero nerviosa también. Después de lo que hemos podido ver, creo que va a ser muy difícil este año decirle a alguno que no. Siempre es difícil, pero cuando hay muchos buenos y si tenían tan claro que los 18 son los que tenían que ser... va a ser complicado. 

¿Hay mucho miedo a equivocarse?

Puede ocurrir, porque aunque uno trate siempre de ser objetivo, hay veces que alguien te emociona y al de al lado no. Puedes equivocarte, pero no me preocupa siempre que sea en beneficio de la persona a la que le va a ir bien. Son muchos años de carrera y creo que a parte del gusto personal de cada uno, creo que sé no equivocarme. 

¿Qué aprendió de su experiencia como juez en El Número Uno

Que no es fácil, porque te encariñas con ellos y estás juzgando sueños e ilusiones. Yo soy la peor juez conmigo misma, pero trato de aprender siempre del error. Intento ser positiva en las críticas. No me gustan las críticas que no son constructivas, no me gusta dañar los sentimientos de la gente. No sé si eso es televisivo o no, pero es como soy.

¿Es verdad lo que dijo Joe de que se ha posicionado en el bando de los buenos? 

(Ríe). No sé si buena o mala, pero soy bastante directa y clara en lo que quiero decir. Siempre siendo constructiva en las críticas. 

Entonces, usted no sería capaz de decirle a nadie aquella dura frase del 'no lloré' que le dijo Mónica Naranjo a Aitana, ¿no? 

(Ríe). Puedo ser brusca, puedo ser dura, pero me cuesta. 

¿Cree que se le va a comparar mucho con ella?

Yo creo que no hay comparación. Mónica es Mónica y yo soy yo. Mónica es enorme y tiene una manera particular que hace que haga muchos programas de estos. Hace bien el papel de fría, que yo no creo que lo sea tanto. Yo soy más transparente y me cuesta más. Si me gusta alguien me gusta y si no, no. No me gusta ser dura gratuitamente.

¿Le ha dado algún consejo Mónica Naranjo? 

No, no. Yo la conozco desde hace muchos años y me parece que lo hace muy bien en su papel. Yo no sé hacer papeles, soy como soy. Entonces, ya veremos si lo hago bien o lo hago mal.

¿Eres más técnica o más emocional?

Hay de todo. Hay veces que te tienes que fijar más en una cosa que en la otra. Un mínimo de técnica tienes que tener, ya luego puedes aprender y desarrollarlo. Yo la primera vez que canté no tenía ni idea de cómo se hacía. Canté intuitivamente y después he ido aprendiendo y desarrollándome. Me imagino que aquí habrán muchos que canten de una manera innata bien y ya luego podré darle tips y herramientas para mejorar. Pero ya puedes tener la mejor voz del mundo, que si no traspasas y me emocionas, no vale para nada. Voces buenas hay muchas.

Coincidió con Amaia en El Número Uno. ¿Cómo siguió su paso por OT 2017?

Pues no la vi tan a menudo como me hubiera gustado porque vivo en México. Pero he podido ver cosas en Youtube, he visto algunos programas y puedo concluir que Amaia es auténtica, es genuina, natural... Tiene un don maravilloso. 

¿Cuando la vio en El Número Uno sabía, como Mónica Naranjo, que llegaría a ser lo que es ahora?

No, no. Esta profesión es muy difícil y cada vez más porque va todo más rápido. Es fácil arrancar pero no mantenerse. Entonces, aunque fue duro para ella, pensamos que tenía tiempo para cumplir su sueño. Al final ha terminado sus estudios y ha llegado hasta aquí. A los niños les encanta la música y les parece todo una fantasía maravillosa. No saben lo que hay por detrás, es un trabajo difícil. Para ella, con la edad que tenía, iba a ser muy duro enfrentarse a algo así. Pensábamos que tenía que madurar y pienso que lo hicimos bien. Ella también lo ha hecho bien porque ha seguido estudiando y ahora me encanta ver que está donde tiene que estar.

¿OT va a provocar su regreso a España? 

No. Me vengo a ratos, porque allí tengo conciertos y espero ser capaz de llevarlo todo a cabo. Habrá veces que me venga un martes, haga la gala el miércoles y me vuelva el jueves a México teniendo algún concierto esa misma noche. Gracias a Dios, no hay muchos de esos, aunque hay alguna semana que no podré venir porque tengo conciertos comprometidos. Voy a estar yendo y viniendo. 

¿Conocía ya a los otros miembros del jurado? 

A Manuel sí le conocía, a Joe le conozco de verle en el programa. Creo que me lo voy a pasar bien.

Ellos tienen un año más de experiencia. ¿Será complicado conseguir que su voz tenga el mismo peso que el de ellos?

Tengo que entrar en la familia, me tienen que adoptar. (Ríe). Yo creo que son gente maravillosa y noble que sabe, cada uno en su papel, tener su sitio. Los tres estamos ahí por algo.

Conoce mejor que nadie la industria musical. ¿Está el mercado preparado para otras 16 nuevas carreras?

Está difícil. Y seguramente, de los dieciséis del año pasado, o incluso de los cinco finalistas, no todos puedan mantener una carrera. Ya no es solo cantar bien, es una lucha constante día a día. Yo solo pienso en lo que le ha pasado a Amaia: si su sueño es ese, yo lo perseguiría. Ya luego podrá durar más o menos y que lo sepas llevar. Hay gente como Javier Álvarez, que empezó y era un cantautor maravilloso, y no supo gestionar lo que se le vino encima. Ahí se quedó. Eso forma parte del reto y creo que también aquí en este programa se aprende. Creo que cuando uno sale de la Academia, sabe si va a saber enfrentarse a lo difícil.

¿Cantará algún día en el programa?

Aquí los protagonistas son ellos, pero si se tercia, ¿por qué no? 

¿Teme las críticas que pueda llegar a recibir por sus valoraciones?

No, hace mucho que no preocupan las críticas. Si son constructivas, yo las acepto. Está claro que uno no puede pretender gustar a todo el mundo. Habrá gente que esté a favor, gente que esté en contra y gente a la que le dé igual. O sea que con eso ya cuento.



En Portada



Informalia




Comentarios 0