Agoney ('OT'): "Mi single es la respuesta a los que me quisieron ver en un pozo"

13:06 - 15/09/2018
  • ECOTEUVE.ES entrevista al concursante del talent musical de TVE

  • "Al salir de la Academia ha ocurrido lo mejor y lo peor de mi vida", confiesa

  • "La persona que eligió 'Magia' para que yo fuera Eurovisión se equivocó de lleno", dice

Agoney está de enhorabuena. El concursante de Operación Triunfo 2017 ha lanzado Quizás, su primer single tras salir del talent musical de TVE, y este ha ocupado en pocos días los puestos más altos de las listas de éxitos en plataformas digitales. "Jamás imaginé poder llegar a ser número uno, lo veía como algo imposible", dice el cantante en palabras a ECOTEUVE.ES.

"Quizás es la carta que yo le envío a esas personas que siempre me quisieron ver en un pozo, a esas personas que les molesta ver cómo triunfo y cumplo mi sueño. Ahora yo les digo: '¿Qué se siente al verme volar?'", dice orgulloso Agoney, que reconoce que al terminar el programa, "se unió lo mejor y lo peor de mi vida". El pasado mes de abril, el canario sufría la muerte de su madre a causa de un cáncer, una triste situación por la que se llegó a plantear abandonar su carrera musical. 

"Me aferro a la ilusión y al amor que siento por la música", asegura el cantante, que no cierra la puerta a Eurovisión. "Si la gente quiere que vaya y les hace ilusión, a mí también", afirma Agoney, que reconoce que "no fue una buena idea" intentarlo en la pasada edición con el tema Magia. "La persona que eligió esa canción para Miriam y para mí se equivocó de lleno. Todos nos equivocamos, pero era una canción que ni llegaba yo a las notas más graves. Era algo de cajón y fue un poco raro", desvela el artista, que además confiesa cómo afrontará la nueva edición del concurso. 

¿Cómo valoras la acogida que está teniendo tu primer single?

Es alucinante. Yo sigo flipando con la acogida que está teniendo tanto el single como el videoclip. Nunca me imaginé que podía llegar a ser número uno de las plataformas digitales. Y todo eso con la salida de otros artistas que lo hacían a la vez que yo. Lo veía como algo imposible. 

En el concierto de Valladolid, sorprendió ver tu cara de incredulidad al comprobar que el público se sabía entera la letra tan solo un día después de su lanzamiento. ¿Qué sentiste en ese momento?

Hacía un día que la había sacado y yo pensaba que me iba a ver sólo ante el peligro. De repente, empiezo a cantar y escuchaba gritos en mis auriculares. Pensé que era algo imposible, paro de cantar y veo como 25.000 personas estaban cantando mi canción. Estaba en un sueño. 

Da la sensación de que nunca te has terminado de creer el arrastre de fans que puedes llegar a tener. ¿Es así? 

¡Exacto! Tampoco he tenido tanto tiempo para digerir todo, aunque tuve mi tiempo para estar en casa afortunadamente. Pero es complicado. A veces sueñas con algunos objetivos y cuando los cumples, es difícil digerir todo. Es difícil asimilar que estás cumpliendo un sueño.

Al salir de la Academia, te planteaste dejarlo todo. ¿Es un pensamiento que se ha vuelto a repetir a lo largo de estos últimos meses?

No, que va. Siempre he tenido muy claro a lo que me he querido dedicar y he ido a por ello. Al salir de OT, me encontré con ciertos temas ajenos a la música que hicieron que tuviese que estar en casa. El factor de ser conocido influyó y me pilló por sorpresa, me saturé muchísimo. Se unió lo mejor y lo peor de mi vida. Pero me aferro a la ilusión y al amor que siento por la música. No puedo estar dos días sin cantar, va en mi naturaleza. 

La industria musical y todo lo que conlleva, ¿es más o menos dura de como se la pintaron en la Academia?

Yo siempre he sido muy currante. Antes de OT nadie me conocía, pero cuando iba a cantar por ahí tenía que montarme yo mismo el equipo de sonido, me llevaba mi micro e incluso limpiaba el escenario. Nunca he tenido reparo a la hora de trabajar. Ahora todo es más fácil porque vamos en equipo y tengo libertad para centrarme mucho más en lo que yo debo hacer, que es cantar y crear. Te quitan mucho lastre de encima. 

¿Qué es lo mejor y lo peor que te has encontrado tras OT?

Lo mejor es el cariño del público. Yo siempre me imaginé cantando sobre un escenario, pero nunca pensé que iba a salir de un hotel y que mucha gente me estuviera esperando para saludarme, o estar cantando y ver en el público a alguien llorando. Es alucinante. Y lo peor... todavía no me ha dado tiempo a encontrarme nada muy malo.

¿Cómo surgió la idea de Quizás

Me pilló en un momento muy bonito. Yo había entregado una canción a Universal y la querían, pero no para esta época del año. Entonces, estaba un poco perdido y tenía que empezar otra vez desde cero. Cinco minutos después de esa llamada recibí una llamada de Bruno Valverde diciéndome que tenía una canción perfecta para mí y mi voz. Me entregó esta misma canción en inglés y pedimos que nos la tradujeran. Cuando nos la entregaron y la leí, empecé a llorar. Esto es lo que yo quería contar. 

¿Qué mensaje quieres transmitir con el tema?

Quizás es la carta que yo le envío a esas personas que siempre me quisieron ver en un pozo, a esas personas que les molesta ver cómo triunfo y cumplo mi sueño. Ahora yo les digo: '¿Qué se siente al verme volar?'. 

El escritor Roy Galán escribió precisamente un texto reflexionando sobre esa idea. ¿Coincide con lo que tú quieres reivindicar? 

Lo leí y es alucinante. Coincide perfectamente y ha sabido captar exactamente el mensaje de la canción y del videoclip incluso. 

¿Es este single anticipo de tu primer disco?

No se ha hablado nada de disco. Yo tengo claro que quiero seguir publicando música y tengo cositas en la manga. Quiero publicarlas pero no sé en qué formato: si single o disco. Ojalá pueda haber un disco pronto, me haría tanta ilusión...

¿Por qué optaste por la versión en español? 

A mí me apetecía que mi primera canción y mi carta de presentación al mundo fuera en español. Al fin y al cabo, es lo más auténtico y fácil para mí. No a nivel técnico, sino a nivel sentimental. Lo que yo tenía que decirle a esas personas se lo tenía que decir en español.

¿Se han planteado sacar la versión en inglés? 

Pues podría ser. Funcionaría muy bien porque la canción mola mucho. 

OT 2018 está a punto de empezar y estarás en plató en la Gala 0. ¿Cómo vas a vivir esta nueva edición?

La gala la vamos a ver allí en directo y va a ser muy emocionante. Va a ser un poco triste, pero estaremos feliz por la nueva gente que entra en la Academia. Pero nos va a dar una gran melancolía ver cómo entran en nuestra casa.

¿Tendrás la oportunidad de entrar de nuevo en la Academia?

Creo que no, pero como entremos... nos vamos a atrincherar ahí dentro. Nos atamos con cadenas y no nos sacan ni a palos. Yo creo que todavía no lo hemos superado y no sé si seremos capaces, la verdad. Fue duro y bonito ver entrar a mis compañeros y cómo recorrían los pasillos y las clases... Jamás te imaginas vivir en un sitio tan pequeño (porque es muy pequeña la Academia) sin tener noticias del exterior. Tres meses sin salir... es muy heavy. 

¿Qué consejo das a los nuevos concursantes? Algo que te hubiera gustado que te hubieran dicho a ti estando allí dentro. 

Mi consejo es que no escuchen consejos. Cada historia y cada persona es un mundo. Lo bonito de la vida es descubrir. Que te cuenten las cosas como son y vayas con un camino premeditado no es divertido. Lo divertido es encontrarte con las cosas, las buenas y las malas, y las afrontes como tú sepas. Que aprendas tú mismo tu camino me parece fundamental. 

Sin duda, habéis dejado el listón alto. ¿Estará OT 2018 a la altura de la pasada edición? 

Yo creo que sí. Es complicado para ellos, porque ya saben la exposición mediática a la que se van a exponer. Nosotros no lo sabíamos. De hecho, tuvimos una reunión antes de entrar en OT en la que nos dijeron que el programa se podía cancelar. Era la posibilidad que se barajaba, que no funcionase y se tuviese que cancelar. Al final por suerte fue todo lo contrario. Ellos ya saben a lo que se exponen y saben que les va a ver una burrada de gente.

Ana Torroja sustituirá a Mónica Naranjo en el jurado. ¿Qué otro artista te hubiera gustado que la hubiera sustituido? 

Pues me hubiera hecho mucha ilusión ver a Alaska. Es una persona de la que se podría aprender muchísimo. El papelón de Mónica me parece complicadísimo. Es una de las mejores voces del mundo, con una carrera tan alucinante, millones de discos vendidos...

¿Intentarías de nuevo representar a España en Eurovisión?

Bueno... si la gente quiere que vaya y les hace ilusión, a mí también. Lo que no haría es ir a Eurovisión si la gente no lo quisiese. 

Echando la vista atrás, ¿crees que fue buena idea intentarlo con Magia?

No, para nada. Intentarlo con Magia no fue buena idea. También te digo, la canción no la elegí yo. No estaba a gusto y el tema no era para mí y todo el mundo lo sabía. Fue sin mala intención, pero la persona que eligió Magia como una canción para que yo fuera a Eurovisión con Miriam se equivocó de lleno. Todos nos equivocamos, pero era una canción que ni llegaba yo a las notas más graves. Era algo de cajón y fue un poco raro. Una canción que supuestamente era para mí y que era todo lo contrario a mi voz. 

¿Cómo ha cambiado la relación con tus compañeros desde que acabó el concurso? 

Pues ha sido todo mejor. Como iban expulsando, llegas a conocer mucho más a las personas con las que más llegaste a convivir. Luego ha venido la gira, recorriendo España entera, y vives momentos únicos. Hemos estado los 16 juntos, sin nominaciones, sin expulsiones...

Sin cámaras...

¡También! (Ríe) Es precioso, porque hemos creado un vínculo magnífico. Incluso con Mimi, que es con la que menos pudimos compartir. Gracias la gira, nos hemos terminado de unir por completo.



En Portada



Informalia




Comentarios 0