Ana Rosa Quintana: la misma estrategia para las dos veces que ha tenido que "dar la cara" en televisión

10/09/2018 - 17:07
  • La presentadora ha hablado este lunes de la detención de su marido, Juan Muñoz

  • En el año 2000 también tuvo que hablar a la audiencia cuando fue acusada de plagiar una novela

  • En ambos casos lo ha hecho sentada y mirando a cámara: "Todo lo que me ocurre lo comparto con ustedes"

"Yo siempre doy la cara", ha dicho Ana Rosa Quintana este lunes, el día que reaparecía en Telecinco, cuando se disponía a hablar de la detención de su marido, Juan Muñoz, hace unas semanas. Lo ha dicho sentada, mirando a cámara, en una imagen que a los espectadores con más memoria les ha recordado a otra que se produjo hace 18 años, cuando la presentadora se enfrentó al escándalo del supuesto plagio del libro Sabor a Hiel.

Son dos momentos separados por casi dos décadas y que nada tienen que ver entre sí, pero ambos han dejado dos imágenes casi idénticas: Ana Rosa convertida en protagonista de su propio programa y explicándose directamente a sus seguidores a través de la cámara.

"Todo lo que me ocurre lo comparto aquí en mi programa con ustedes, que me siguen cada mañana", ha dicho este lunes en su estreno de temporada. En ese momento ha comenzado ha relatar lo que ha vivido en las últimas semanas. "No ha sido mi mejor verano, pero tampoco el peor", ha dicho. Al mismo tiempo, ha pedido dejar que "los jueces, fiscales y abogados hagan su trabajo". Cuando ha terminado, el programa ha continuado. "Y ahora, a trabajar". 

Algo parecido ocurrió en el año 2000, cuando cuando presentaba el programa Sabor a ti en las tardes de Antena 3. Acaba de publicar el libro Sabor a hiel, una novela que abordaba el drama de los malos tratos en un tiempo en que era habitual que la televisión diera voz a las mujeres que los habían sufrido. Se descubrió que algunos párrafos de aquella novela eran idénticos a otros textos publicados por dos autoras, Danielle Steel y Ángeles Mastretta.

Fue la primera crisis de la presentadora que superó, también, dirigiéndose a los espectadores. Pocos recuerdan lo que hizo Ana Rosa Quintana entonces, pero fue prácticamente lo mismo que ha hecho ahora. Tras saltar la noticia, la presentadora no dudó en abrir el magacín sentada en una de las sillas del programa que habitualmente se utilizaban para que los invitados contasen sus historias, casi siempre dramáticas. Y desde allí dio las explicaciones que en ese momento consideró oportunas.

"Ante todo quiero decir que es un error mío, debido a mi inexperiencia y a mi falta de dominio de la informática", dijo mirando a cámara. "Para trabajar en mi libro tuve que manejar cerca de cien historias, y también con materiales y cosas que te ayudan a enlazar las historias".

Las explicaciones de Ana Rosa no fueron suficientes y días después se vio obligada a mandar otro comunicado. La editorial acabó retirando el libro.


Otras noticias

Contenido patrocinado


En Portada



Informalia





Comentarios 2

#1
10-09-2018 / 19:58
antipoltronas
Puntuación 29
A FavorEn Contra

Esta tia es Bazofia pura, ella y todo lo que toca es asqueroso.

Ahora que hable de lo mismo durante meses. y lasmarujas mirandola cada dia para enrriquecerla mas. Asquerosa!

#2
11-09-2018 / 14:18
ISAVILLA
Puntuación 10
A FavorEn Contra

Lástima que no utilice la misma vara de medir con su marido, y ella misma, que las lapidaciones diarias de su programa.