Programas

Un equipo de reporteros de Telemadrid es agredido por unos okupas: "Te voy a reventar"

  • 'Madrid directo' recogió los testimonios de los propietarios de un bloque de edificios de Parla

Un equipo de Madrid directo, programa que presenta Inmaculada Galván en Telemadrid, ha sido agredido mientras grababa un reportaje sobre los 300 okupas que han invadido una comunidad en Parla, Madrid, después de recibir la llamada de los vecinos denunciando la situación.

El reportero Jorge Limia había recogido los testimonios de los propietarios e, incluso de algunos okupas. Sin embargo, cuando estaban a punto de terminar de grabar fueron rodeados. "Todo iba bien, ya íbamos a abandonar la zona cuando de repente se ha formado una algarabía", explicó el periodista a la presentadora.

Como se aprecian en las imágenes, el equipo de Telemadrid empieza a recibir amenazas tales como "cuando salgas a la calle te voy a reventar. No tardo nada en encontrarte" o "te pego en la boca". Además, el cámara recibió un manotazo.

"Han venido a por nosotros, han agredido al cámara, a nosotros nos iban a agredir también pero gracias, precisamente, a unas okupas de etnia gitana muy amables no ha llegado a la agresión física", ha continuado explicando. "Al cámara le empujan, tocan la cámara porque no quieren que se vea en ese bloque de viviendas".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Laura
A Favor
En Contra

Parla sufre desde hace varios años una auténtica invasión de okupas de enorme magnitud que poco trasciende a los medios pero que ha cambiado por completo la faz de la ciudad y ha convertido en guetos plagados de delincuencia, drogas, marginalidad e impunidad barrios enteros de Parla.

Amparados en la impunidad y en un devastador efecto llamada, miles de okupas se asientan ilegalmente en edificios enteros y multitud de viviendas particulares de Parla, una auténtica metástasis que está significando la puntilla a una ciudad ya de por sí agonizante, empobrecida y arruinada.

Yo fui de las primeras personas que fui a vivir al edificio de la calle Toledo 15 con contrato de alquiler, inicialmente un edificio de viviendas sociales del Ayuntamiento de Parla que poco a poco fue sufriendo una violenta, terrorífica y progresiva okupación ante la total pasividad de las autoridades y de la policía. Es un edificio del terror, considerado el epicentro de delincuencia a gran escala pero jamás se ha hecho nada para detener esa metástasis de delincuencia que se ha extendido por gran parte de Parla.

Me tuve que marchar huyendo de mi legítima vivienda, no sólo por escuchar disparos nocturnos, sino por incluso ver con violencia como tiraban la puerta de mi vecina de enfrente!!! Como se enganchaban ilegalmente a la electricidad y al agua que pagaba y de la basura que dejaban por todo el edificio y para colmo hice una mudanza escoltada por familiares y amigos porque había varios grupos de delincuentes esperando a que me fuera, según ellos me tenían vigilada para ver cuando no estaba!!!

Ojalá demolieran esos edificios del terror y delincuencia de la calle Toledo 15 y el de la calle Fuenlabrada 75, porque lo que he sufrido en meses cuando empezaron la ocupación masiva es indeseable, solo deseable para gente antisocial, una pesadilla que me ha dejado secuelas psiquiátricas.

Más y más okupas atraídos por el efecto llamada de impunidad están entrando en más pisos de Parla para okuparlos, la metástasis okupa en Parla es imparable y a este paso, en unos años los pocos vecinos honrados que queden tendrán que dejar Parla abandonando su piso, pues la sensación de los que vivimos en Parla es que quien consigue el milagro de vender su vivienda se marcha para siempre lejos de esta insufrible ciudad.

Puntuación 2
#1