El emotivo abrazo de Mayka Navarro y Gemma Nierga tras el homenaje de los atentados de Barcelona

17/08/2018 - 13:28
  • La periodista explica los motivos por los que leyó el manifiesto en catalán

Más noticias sobre:

Minutos después de bajarse del escenario ubicado en la Plaza Cataluña de Barcelona Gemma Nierga ha entrado en directo en El Programa del Verano. La periodista, encargada de leer el manifiesto en el homenaje a los atentados de Las Ramblas, protagonizó junto a Mayka Navarro uno de los momentos más emotivos de la mañana.

"Te voy a dar un beso y un abrazo en nombre de todos los barceloneses, catalanes, españoles y todos", le dijo la reportera felicitándola por su labor en el evento. "Estoy emocionada. Cuando te he oído, los pelos de punta...", destacaba por su parte Ana Terradillos, presentadora este viernes del programa de Telecinco.

Nierga explicó entonces que acababa de saludar a Ada Colau y desveló que se había encontrado a una alcaldesa "hecha un mar de lágrimas llorando" que le preguntó cómo había podido aguantar el tipo durante el homenaje. "He aguantado sin mirar a las familias. Cuando he terminado, he mirado a los ojos al padre de Xavi y me he derrumbado porque me ha enviado un beso desde abajo. Ha sido muy triste y muy duro", aseguró la presentadora.

Nierga explicó que también fue "triste también oír esos gritos de los que querían interrumpir el acto". "Cada vez que terminaba una frase, había una persona que gritaba que lo dijera en castellano. Hay que respetar. Lo hemos decidido hacer en catalán porque es un idioma del estado, el idioma cooficial junto al castellano", se defendió. "Es el idioma de muchas de las víctima", apostilló Mayka Navarro.

Tanto Navarro como Nierga quisieron destacar que el evento celebrado por el Ayuntamiento de Ada Colau había sido impecable. "No ha pasado nada. Ha sido un acto muy sobrio. Desde el Ayuntamiento querían transmitir esta sencillez y lo han conseguido", aseguró.




Informalia




Comentarios 1

#1
19-08-2018 / 10:05
KLO
Puntuación 1
A FavorEn Contra

las embajadoras lloronas de la prensa de izquierdas. NADA MíS