Programas

Chicote explota ante la chulería de un camarero: "¡Cállate coño! ¿No voy a poder hablar tampoco?"

  • 'Pesadilla en la cocina' viajó este miércoles hasta una tetería de Melilla

Este miércoles, Alberto Chicote tuvo que lidiar con la chulería de los camareros de un restaurante-tetería ubicado en Melilla y regentado por un Mohammed, un hombre "déspota" y "tierno" al mismo tiempo y que estaba convencido de que los platos que sirve gozan de una excelente calidad.

No opinó lo mismo el presentador de Pesadilla en la cocina que, por ejemplo, calificó las crepes como "comida de un piso de estudiantes". Además de la comida, el equipo del local era un tremendo desastre. "No tienen capacidad ni para llevar un kiosko de chuches", se resignó Chicote.

Los nervios explotaron después del desastroso segundo servicio en la tetería Nazarí: los clientes empezaron a anular sus platos hartos de la espera. Por eso, el chef reunió a toda la plantilla para analizar la situación: ¿tenéis la sensación de qué habéis hecho un gran trabajo?".

"De las normas que hemos dicho al principio, ¿cuáles hemos respetado? En la cocina ninguna porque hemos dicho de repartir el trabajo y no habéis hecho ni caso. De la parte que nunca esté el comedor vacío, ¿qué parte no habéis entendido?", siguió diciendo Chicote siendo interrumpido por uno de los camareros: "Yo he hecho mi trabajo, no puedo estar pendiente de todo".

Jaime acabó por agotar la paciencia del presentador al no dejarle hablar: "¡Cállate coño! ¿No voy a poder hablar tampoco? Te estoy aguantando lo que no le he aguantado a nadie". "No vengáis con chulerías, que vienen a ayudarnos. Prestad atención", gritó Mohammed a sus empleados: "¿Qué vais de profesionales?"

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin