Roberto Leal: "OT' ha sido lo máximo en mi carrera, pero mi programa es 'España Directo"

11:02 - 29/05/2018
  • ECOTEUVE.ES entrevista al maestro de ceremonias de 'Bailando con las estrellas'

  • El presentador recuerda lo que ocurrió al comienzo de 'OT': "¿A que ahora se valora más la 'Gala 0?"

  • El sevillano desvela las claves para lograr el reto 'Man's Health': "¿Photoshop? La madre que los parió"

Más noticias sobre:

A la espera del estreno de OT 2018, TVE ha confiado a Roberto Leal un nuevo talent show producido por Gestmusic: Bailando con las estrellas, que regresa esta noche con su tercera gala. El presentador se encuentra en el mejor momento de su carrera y, consciente de ello, se ha mostrado "muy contento" con la oportunidad que la cadena pública le está dando en el que es su segundo prime time en La 1.

Igual que ocurriera con Operación Triunfo, el sevillano volverá a compaginar su labor al frente del concurso de baile con su cita diaria con España Directo: "Yo no quiero que se piense que es que lo quiero hacer todo. Lo dije cuando empezó OT y lo digo ahora: Mi programa es España DirectoOT ha sido lo máximo en mi carrera, pero yo tengo un compromiso cada tarde con mi audiencia", ha explicado en palabras a ECOTEUVE.ES el presentador, que confiesa si cree que podrá seguir al frente de ambos formatos. 

Además, Roberto Leal ha explicado sus primeras sensaciones como maestro de ceremonias de este nuevo formato, sus expectativas ante la nueva edición de OT y ha hablado de cómo se preparó físicamente para ser portada de la revista Man's Health: "La gente me decía que era photoshop. ¿Photoshop? La madre que los parió. (Ríe). Que se vengan conmigo a las siete menos cuarto de la mañana al gimnasio para hacerlo", bromea el sevillano.

Segundo prime time que hace en TVE. Estará contento...

Muy contento con la casa y con Gestmusic, la productora del programa. Este es un formato que nada tiene que ver con Operación Triunfo pero no deja de ser un espacio de entretenimiento potente y de diversión a gran escala. El casting está muy bien, es muy variopinto y hay ya algún que otro pique (todos sanos). Espero que vaya encajando, más allá de la audiencia. Al menos, están los ingredientes que tienen que estar para que esto por lo menos traspase.

En este formato, al menos en la versión americana, los presentadores tienen un papel más secundario. ¿Cómo llevará esto? 

El conductor es el conductor y tú tienes que ser un maestro de ceremonias que va orientando y dirigiendo un poco todo lo que pasa. En este formato es verdad que lo que se hace es darle su sitio a los bailarines, a las puntuaciones... Y los bailarines son para comérselos. Son muy jóvenes y alguno es campeón del mundo de no se cuántas modalidades. Nosotros tratamos de hacerlo muy bien y he congeniado muy bien con Rocío. Creo que hacemos buena pareja.

¿Tuvo muchos ensayos antes de estrenar?

Empezamos dos días antes. Un domingo igual que ocurrió en OT, aunque en OT pisé por primera vez el plató en la víspera de su estreno. O sea que, ¿a que ahora se valora más la Gala 0? ¡Cabrones! (Ríe).

¿Se ha tenido que poner mucho al día con los tipos de baile de salón que existen?

A mí siempre me gusta informarme y ya sé bien todas las modalidades que existen. Mi trabajo es pronunciarlo correctamente, porque hay alguno que vaya tela... Y ya está. Si me hacen bailar alguno, pues ya me preocuparé de estar a la altura.

Y vuelve a hacer doblete con España directo. No se quiere desprender de este programa, ¿no?

Yo no quiero que se piense que es que lo quiero hacer todo. Lo dije cuando empezó OT y lo digo ahora: Mi programa es España Directo. OT ha sido lo máximo en mi carrera, y ahora vuelvo con una segunda edición, pero yo tengo una cita cada tarde con mi audiencia de España Directo. ¿Llegará un día en el que no pueda hacerlo por cansancio? Puede ser. De momento, no ha llegado. Seguiremos compaginándolo y dos días en semana no podré estar. Pero la gente lo entiende y yo por salud tengo que hacerlo así. 

¿Cómo ha sobrellevado el reto Men's Health?

He seguido una dieta bastante estricta durante dos meses. La gente me decía que era 'photoshop'. ¿Photoshop? La madre que los parió. (Ríe). Que se vengan conmigo a las siete menos cuarto de la mañana al gimnasio para hacerlo.

¿Qué fue lo peor: la dieta o el gimnasio?

La dieta es fundamental aquí y más si es hacerlo en dos meses. No hay medias tintas. Yo tenía una base de salir a correr tres o cuatro días, pero no hacía nada específico de series y entrenamientos de alta intensidad. Yo hacía lo que todos: mancuernas, un poquito de piernas, sentadillas, me miraba en el espejo, me hacía dos fotos y a mi casa. Aquí ya no, aquí no había tiempo ni para la foto. Hora y cuarto al día, no mucho, pero los cinco días en semana.

¿Esto le obliga a estar siempre muy pendiente de lo que cocina?

Esto me obliga sobre todo a tener un peso en casa. Al final cocinar es cocinar todo a la plancha, no tiene gran elaboración. Todo muy sano y todo muy medido. No se trata solo de comer bien, sino de comer bien lo justo. Si te pasas de comer bien, tampoco ayuda.

¿Se ha obsesionado más con su físico en estos últimos tiempos?

No, nunca ha sido mi obsesión, pero me ofrecieron el reto y dije ¿por qué no? A mí me gusta mucho el deporte y, quieras o no, Men's Health es una marca y para mi imagen me viene bien. Y sabía que me iban a sacar las fotos 'del Roberto de antes'. Y cogen el peor frame en el que salga. (Ríe). Que coja cada uno una foto de hace quince años. ¿A que estamos mejor ahora? Además estas fotos se hacen después de dos meses entrenando.




Informalia





Comentarios 0