Programas

Alberto Chicote: "Seguiré en Atresmedia al menos dos años más; he renovado hasta 2020"

  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador, que vuelve hoy con 'Pesadilla en la cocina'
  • "Las denuncias contra el programa nunca llegaron, se quedó en una simple noticia", asegura
  • El cocinero explica lo que ocurrió con la 'plataforma de afectados' por el espacio de La Sexta

Alberto Chicote coge este miércoles las riendas de la sexta edición de Pesadilla en la cocina. La sexta temporada en su sexto año en La Sexta. Toda una coincidencia numerológica a la que se encomienda el cocinero más carismático de la televisión: "Es un formato de éxito, siempre ha funcionado bien y no hay motivos para que deje de hacerlo", dice en palabras a ECOTEUVE.ES.

El presentador ofrece además más motivos que demuestran que el programa es uno de los grandes baluartes de la segunda cadena de Atresmedia. Y es que, sin estrenar su sexta temporada, Chicote y su equipo han terminado de grabar la séptima: "Seguiremos dándole hasta el infinito y más allá todo lo que haga falta".

Y es que el camino de Chicote en el grupo de San Sebastián de los Reyes no conoce aun fronteras, ya que tal y como desvela en palabras a este medio, acaba de firmar su continuidad en la cadena: "Renové en febrero hasta 2020, así que trabajaré aquí al menos dos años más seguro", dice orgulloso el chef, que ha explicado además uno de los episodios más controvertidos de la historia del formato en La Sexta.

Hace poco más de un año, varios hosteleros se unían contra el presentador y el programa creando una plataforma de afectador por Pesadilla en la cocina anunciando una denuncia conjunta contra ellos por "manipular" y manchar la imagen de sus negocios. Sin embargo, jamás se supo qué ocurrió con ellos. ¿En qué quedó todo esto? "Eso quedó en una noticia de un periódico. Nada más. Nunca llegó la denuncia, en absoluto. Ellos consideraron que hacer ese ruido era lo oportuno y ahí no voy a entrar. Pero ya está, ahí se quedó", asegura.

Sexta temporada de Pesadilla en la cocina. Se dice rápido, ¿no?

Parece mentira, la verdad es que estoy ilusionadísimo. Hacía mucho tiempo que ya tenía ganas de que estrenásemos y ya está aquí. Ha llegado el momento, así que maravilla. 

¿Imaginaba en 2012, cuando se estrenó el programa, que iba a tener tanto recorrido?

Pues a lo tonto llevamos ya seis años con Pesadilla... y lo que nos queda. Es un formato al que le queda todavía muchísima guerra que dar. De hecho, aunque estrenemos ahora la sexta temporada, acabamos de terminar de grabar la séptima que la cadena nos encargó. Es decir, tenemos ahora mismo guardada la sexta que llega el miércoles y una más que vendrá cuando venga.

Debe ser muy cómodo trabajar así, con tanta confianza ¿no? 

La cadena tiene claro de que Pesadilla es un formato de éxito, siempre ha funcionado bien y no hay motivos para que deje de hacerlo. Así que a seguir dándole hasta el infinito y más allá todo lo que haga falta.

¿Qué historias nos encontraremos este año?

Lo que es el esquema del programa seguirá siendo el que tiene que ser. No se puede romper una fórmula que es justo y necesario como es. Es decir, no puedes ponerle solución a unos problemas sin haberlos conocido antes. Lo que procuramos es darle un poco más de frescor en lo que tiene que ver con el tipo de restaurante que visitamos o con la gente con la que estamos tratando. Por ejemplo, estrenamos la sexta temporada con un restaurante chino, que no lo habíamos hecho nunca antes. Nunca habíamos ido a un chino y era algo que el público nos lo pedía mucho. Pues allí arrancaremos. Os va a flipar el programa.

¿Ha habido algún momento en el que se planteara tirar la toalla ante alguno de los casos?

La sombra del abandono y el desánimo está siempre ahí. Porque hay gente con la que dices 'madre mía, cómo consigo meterle mano yo a este'. Pero uno de los atractivos de Pesadilla precisamente es ese, el que intentemos contra viento y marea sacar el trabajo adelante. Y aunque en un principio dijeras 'no puedo', siempre sigas llevando adelante esa premisa de que no soy un hombre de rendiciones. 

Después de tantos años, ¿les reciben en los restaurantes de forma diferente?

Ahora llegamos para grabar y la gente de los restaurantes ya se han visto todos los episodios anteriores emitidos. Y siempre ocurre una cosa muy curiosa: la gente cree saber lo que va a pasar cuando lo que pasa depende directamente de ellos. En realidad, el verdadero protagonista de Pesadilla en la cocina no soy yo, es el restaurante que habilitamos. Y eso incluye directamente a los propietarios y trabajadores de ese negocio. Muchas veces nos preguntan lo que tienen que hacer o decir y les respondemos que no tienen que decir o hacer nada que ellos consideren que no corresponda. Y al final, eso es lo que hace que el programa sea fresco, diferente y vivo en cada entrega.  

Hace un año, una 'plataforma de afectados' por Pesadilla en la cocina aseguró que iba demandar al programa. ¿Llegó finalmente la denuncia?

Eso quedó en una noticia de un periódico. Nada más. Nunca llegó, en absoluto. Ellos consideraron que hacer ese ruido era lo oportuno y ahí no voy a entrar. Pero ya está, ahí se quedó. 

¿Se han mostrado desde entonces más recelosos los hosteleros de participar en el programa?

En absoluto. De hecho, como dije, grabamos dos temporadas más y no hemos tenido ningún problema. 

En su vida personal, cuando sale a comer fuera, ¿suele montar muchos pollos en los restaurantes?

No, hombre. Yo soy cocinero y cuando suelo ir a comer a restaurantes, suelo ir a comer a los restaurantes de amigos míos. Entonces, lo tengo más fácil. Mis amigos son buenos profesionales y sé que hacen las cosas bien. Por tanto, no me veo en esa tesitura nunca. 

¿Hasta cuándo tiene contrato con Atresmedia?

Hasta 2020, renové con la cadena en febrero. Así que trabajaré al menos dos años más seguro con Atresmedia. Estoy encantado.

¿Ha recibido ofertas de otras cadenas?

Eso lo lleva directamente la gente de mi oficina y ahí ni entro. 

Antena 3 dejó en el aire la renovación de Top Chef. ¿Tiene noticias sobre ello?

No, no sé nada. A mí la cadena me ha renovado por dos años más y me imagino que me dará trabajo suficiente para rellenar todo ese tiempo. Si es Top Chef, pues genial porque es un formato del que estoy enamorado y si es otra cosa, pues lo que corresponda. Quizá lo dejan descansar durante un tiempo y luego lo retoman... no lo sé.

Lo que sí se sabe es que está preparando junto a Cuarzo un nuevo programa. ¿Seguirá la línea de los especiales sobre los alimentos?

Ahí lo siento pero no puedo decir nada más que lo que se sabe, que voy a grabar un nuevo programa. Pero no puedo decir nada aún del contenido, ni del formato. Esto lleva sus tiempos. 

Usted es un fiel seguidor del rugby y Jaime Nava, capitán de la Selección Española concursará en Masterchef Celebrity. ¿Lo conoce?

Sí, claro. 

¿Conocía sus dotes culinarias? ¿Tiene opciones de ganar?

La verdad es que lo conozco incluso en persona, pero no sé cuales son sus conocimientos culinarios. Le deseo lo mejor y que se divierta mucho. Lo que es seguro es que el instinto competitivo lo lleva en la sangre. 

¿Le gustaría presentar otro formato de televisión? 

Yo siempre me fío de la gente que me rodea y que me tiene buena fe y cariño. Así que cuando alguien me dice que determinada cosa la puedo hacer bien, yo me fío. Es lo que ocurrió con Pesadilla, por lo que la próxima vez que me pase confiaré y tiraré con ello para adelante.

Es de los pocos rostros de Atresmedia que no ha pasado por Tu cara me suena. ¿Se atrevería a participar aunque fuera de invitado?

Te respondo con lo que diría mi madre: Soy un pato mareado. La música no es lo mío.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin