Programas

El "claustrofóbico' viaje a España de María Jesús Ruiz: así la ha aislado 'Supervivientes'

  • La concursante compareció este martes como testigo en el juicio contra su ex Gil Silgado

Jorge Javier Vázquez conectó este martes en directo con María Jesús Ruiz durante el Supervivientes: Tierra de Nadie. La modelo se encontraba instalada en un hotel de Madrid tras acudir como testigo en Jaén al juicio contra su expareja, José María Gil Silgado, al que había denunciado por supuestos malos tratos.

El presentador y la modelo quisieron dejar constancia de que en ningún momento se ha roto su aislamiento, ni las condiciones de alimentación con las que ha vivido hasta ahora en el reality de Telecinco. "Tenemos que ser escrupulosos y que no haya lugar a dudas. María Jesús ha viajado acompañada en todo momento por una persona que la ha mantenido incomunicada y ajena a todo el resto de gente que la rodeaba. Ha sido imposible que nadie le pasara comida ni le hiciera llegar información del exterior", ha recalcado Vázquez.

María Jesús Ruiz confirmó lo que Jorge estaba contando e informó de que el programa la única comida que le ha suministrado son sus pertinentes "50 gramos de arroz, 50 gramos de lentejas y un trozo de pescado" de forma diaria. "Esto es claustrofóbico", aseguró la modelo, que este mismo miércoles emprenderá su viaje de regreso a la isla del reality. En total, casi 50 horas de ida y vuelta para que pudiera comparecer ante el juez en Jaén. 

En la ciudad andaluza es donde Ruiz ha vivido sus momentos más duros. "El viaje ha sido bastante paliza, porque es un tute tremendo. Yo sabía que venía a solucionar un problema y venía un poco angustiada. Ha sido un día bastante feo, no voy a ser hipócrita. Ha sido un mal trago", comentaba ante los espectadores de Telecinco antes de reconocer que lo peor ha sido estar tan cerca de su familia sin poder verlos.

"Llevo los cristales tintados del coche, pero he estado en mi tierra y he estado casi oliendo a mi familia y a mi gente y ha sido horrible. Esto es horroroso. Es mejor pensar que estar al otro lado del mundo y que todo sea inaccesible", dijo María Jesús, que aclaró que en España, la única persona con la que habló fue con su abogado para preparar el juicio. 

La concursante, que se sentía "encristalada", confesó que estaba ardiendo en deseos de volver a su isla. Allí, sus compañeros le esperarán con una clara división de opiniones. Mientras algunos como Joao o Romina se mueren de ganas de ver a su amiga, otros, como Sofía o Sergio han confesado que no les parecería justo que entrara y saliera del programa sin ninguna consecuencia.

¿Cómo la recibirán los robinsones? No habrá que esperar mucho, ya que la Miss tiene prevista su llegada a los Cayos Cochinos en la gala de este mismo jueves.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin