Programas

Persiguen en coche y roban la cámara a un equipo de 'En el punto de mira' en una grabación

  • La reportera Marta Losada se desplazó a un hospital de Asturias

Si hace unas semanas, el reportero de En el punto de mira Boro Barber vivía un tenso momento en su reportaje sobre el absentismo laboral en la Ciudad de la Justicia de Valencia, su compañera Marta Losada fue testigo directo de un lamentable incidente durante la grabación del reportaje sobre agresiones a médicos -en seis años se han producido más de 3.000 en España- que emite este lunes Cuatro.

Después de recoger testimonios en el hospital Valle del Nalón, en Asturias, la periodista decidió ir en busca del agresor. Sin embargo, a la llegada a la vivienda del susodicho un coche le impidió el paso y, al ver los gestos de amenazas, el equipo decidió acelerar e irse.

Sin embargo, el vehículo inició una persecución. "Nos alcanza, se pone delante y nos impide el paso", describe Losada al mismo tiempo que esta persona les apunta con un destornillador y les roba la cámara para llevarla a la comisaría. "¡Por favor, llama a la policía!", gritaba uno de sus compañeros en plena calle. 

¿Por qué agredir a quién trata de curar?

Las agresiones a médicos a personal sanitario por parte de pacientes y familiares han crecido en los últimos años, a pesar del endurecimiento de las penas. ¿Qué puede hacer el personal sanitario para defenderse? Marta Losada recorrerá diferentes centros médicos en Asturias, Madrid, Salamanca y Albacete, para conocer alguno de los casos que más han dado que hablar.

Pacientes y familiares de pacientes forman el perfil del agresor de este colectivo. Las principales razones son las discrepancias con la atención médica, el tiempo de espera y el no estar de acuerdo con lo que le ha sido recetado. El colectivo de los médicos busca soluciones para combatir el incremento de las agresiones, a pesar de que, en 2015 se reformó la ley, endureciendo las penas, para que las agresiones a médicos fueran consideradas atentado a la autoridad. En algunas comunidades como el País Vasco, Galicia, Andalucía, Madrid y Castilla la Mancha han instalado un dispositivo de alerta, el botón del pánico, y dan clases de defensa personal.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin