Iñaki López: "Eduardo Inda y Marhuenda hacen que 'La Sexta Noche' esté más viva"

10:22 - 26/01/2018
  • ECOTEUVE.ES entrevista al presentador del programa, que cumple cinco años en La Sexta

  • "He recibido ofertas de otras cadenas, pero yo nunca he tenido prisa de moverme"

  • "En nuestras cenas, Andrea Ropero y yo no hablamos de política ni economía", confiesa

Un 26 de enero de 2013, La Sexta Noche aterrizaba en el prime time del sábado de la segunda cadena de Atresmedia. Y si hubo alguien que tenía dudas de si el programa iba a funcionar en esa franja, ese fue el propio presentador del programa: "Le tengo que dar la razón a mis jefes que apostaron por ello porque lo tenían más claro que yo", confiesa Iñaki López a ECOTEUVE.ES.

El presentador ha valorado cómo ha evolucionado el espacio de debate político y ha roto una lanza a favor de sus dos tertulianos más polémicos: "Inda y Marhuenda son los que hacen que el programa esté más vivo", asegura el vasco, que ha desvelado el nombre de tres líderes que todavía se resisten a ser entrevistados.

Además, López ha explicado cómo lleva compartir su puesto de trabajo con su pareja, la copresentadora de La Sexta Noche. "Te aseguro que Andrea Ropero y yo en nuestras cenas no hablamos ni de política, ni de economía. Como mucho de la economía doméstica", bromea el comunicador.

Cuando empezó La Sexta Noche, ¿pensaba que el programa duraría tanto tiempo en antena? 

Ahí le tengo que dar la razón a mis jefes que apostaron por el programa porque ellos lo tenían más claro que yo. Yo tenía mis dudas de que en la noche del sábado, en la que normalmente funcionaba el corazón, el cine de estreno y los programas de José Luis Moreno, un programa de política y economía iba a tener cabida. Y sí, la ha tenido y se ha asentado e incluso ha abierto la puerta en prime time a otros programas dedicados a la política. Yo no las tenía todas conmigo el 26 de enero de 2013, pero ha sido una grata sorpresa ver que yo me equivocaba. 

¿Se hará algo especial en el programa para celebrarlo?

La verdad es que no, pero sí que vamos a iniciar una serie de nuevas secciones a lo largo de esta nueva temporada. En la televisión hay que reinventarse y ofrecer cosas nuevas. 

¿Cómo cree que ha evolucionado La Sexta Noche en todo este primer lustro?

Ha evolucionado mucho porque al principio todo era ensayo y error. En el primer mes, no habíamos desarrollado lo que se convertiría en uno de nuestros pequeños éxitos: la introducción de los economistas en prime time, los pizarristas que nos han explicado todo de forma sencillita. Al principio costaba mucho traer a políticos y esto cambió con la llegada de los nuevos partidos. Por cierto, dos nuevos partidos cuyos secretarios generales estaban sentados en nuestro plató como tertulianos. Ha cambiado mucho porque al principio había resistencia para venir y ahora es mucho más fácil. 

¿Hacia dónde cree que debe caminar La Sexta Noche para que siga funcionando?

Los programas de televisión se tienen que reinventar constantemente y queremos abrirnos y que no sea la economía y la política lo que ocupe las cinco horas del programa. Estamos desarrollando algunas secciones, como por ejemplo una de 'cara a cara' y otra que vincula a los políticos con el humor. No puedo contar mucho de esta última porque la estamos desarrollando y la estrenaremos en breve. También queremos cambiar de cara y de decorados aprovechando este primer lustro.

¿Con qué tertuliano cuesta más lidiar: con Marhuenda o con Inda?

Eduardo Inda es más visceral, es un tertuliano más vehemente, que salta... y mucho más nervioso a la hora de hablar. Pero lo cierto es que son dos tertulianos que hacen que esté más vivo el programa. Ellos son los que hacen de este un programa más dinámico. Lo que hay que evitar siempre son las alusiones personales y las faltas de respeto. Esa es mi gran batalla. Pero el programa se puede poner caliente siempre y cuando se hable sobre el tema que estamos tratando. 

En esta línea, ¿cuál es momento más tenso que ha vivido en el plató? 

Los momentos más tensos no los recuerdo tanto en plató, sino en entrevistas como las de Arsuaga de Hazte oír o Esperanza Aguirre en su despacho. Siempre han sido entrevistas complicadas y momentos de gran tensión en el programa. La tensión que surge durante el debate es inevitable: son muchos tertulianos, muchas cosas que decir en poco tiempo y a veces los roces son inevitables. Son discusiones como las que se producen en la familia, en el bar... etc. Al final son humanos a los que tenemos ahí sentados.

¿A quién te gustaría tener como colaborador en el futuro?

Después de haber conseguido el hito de traer a plató, y por primera vez a La Sexta, a Mariano Rajoy, nuestro siguiente reto, y que se nos está resistiendo, es el de traer a expresidentes del Gobierno para que vengan un día con nosotros. No tanto como tertulianos, pero sí como invitados a analizar la actualidad del país. Se nos están resistiendo y estoy convencido de que algún día, cualquiera de los tres expresidentes van a venir al programa.

Miguel Ángel Revilla es el eterno invitado, tanto de La Sexta Noche, como de otros programas. ¿Por qué se recurre tanto a él?

Revilla ha venido tantas veces que ya más que un invitado es un colaborador que viene cada ciertos meses. Es una persona vehemente, un gran comunicador y con la que siente es peculiar hacer un repaso de la actualidad. Es un personaje en sí mismo y es interesante escucharlo. Revilla tiene la capacidad de dar muchas veces con la tecla. Lo ha demostrado en sus libros, en sus apariciones televisivas y es alguien que engancha muy bien con una parte muy importante de la población. 

Durante este tiempo, ¿ha recibido ofertas de otras cadenas?

Pues sí que he recibido ofertas de otras cadenas, pero yo nunca he tenido prisa de moverme. Siempre he estado muy a gusto aquí y sobre la mesa no he tenido nada más interesante que hacer La Sexta Noche. A día de hoy no me han ofrecido nada que me encante tanto como esto.

¿Han sido ofertas para programas opuestos al que ahora hace?

Me han ofrecido hacer cosas de un estilo radicalmente diferente. Yo afortunadamente he podido hacer cosas de todo tipo. Ahora estoy en información pero también he estado en programas de entretenimiento. Lo bueno de esta profesión es poder probar formatos distintos, eso siempre enriquece al comunicador. 

¿Y se ve dando el salto de nuevo al entretenimiento?

Claro que sí, nunca hay que cerrarse las puertas a nada. En todos los formatos se aprende e incluso se podría unir en algún programa los dos estilos: el informativo y el del entretenimiento. Hacer algo que conjugue los dos mundos. Yo siempre estoy dispuesto a aprender y hacer cosas nuevas.  

Si por un día hubiera un cambio de presentadores en La Sexta, ¿al frente de qué programa le gustaría ponerse?

Yo siempre he sido muy fan, pero vamos, reconocidísimo fan de Wyoming. Y se lo digo siempre que me lo encuentro por los pasillos. Me parece un grandísimo comunicador y le sigo desde cuando estaba en La 2, hace más de 20 años. Siempre he sido muy admirador, él lo sabe y no abusa de mí a pesar de ello. De mayor quiero ser como el Gran Wyoming y no ha perdido una pizca de frescura a pesar de los años y los éxitos que ha tenido en televisión. Es un grandísimo comunicador. 

El éxito de su programa le ha valido para que diera las Campanadas. ¿Cómo viviste ese momento?

Fue toda una experiencia. Fíjate que pasé más nervios en los 15 minutos de las Campanadas que en cinco horas de La Sexta Noche. Te meten tanto miedo con el carrillón, los cuartos y las campanadas, que al final acabas extraordinariamente preocupado con hacerlo bien. Aparte de los nervios, Cristina Pardo y yo nos lo pasamos muy bien. La Sexta apostó como siempre por llevar algo diferente y funcionó, o sea que estamos muy contentos. 

¿Cómo lleva el compartir su puesto de trabajo con su pareja?

Reconozco que yo también en alguna ocasión había pensado cómo tenía que ser coincidir en el trabajo y en la vida íntima con tu pareja. Lo raro es que lo llevamos muy bien y nunca hemos tenido ningún problema al respecto. Eso sí, no solemos hablar del trabajo fuera de allí. Te aseguro que Andrea y yo en nuestras cenas no hablamos ni de política, ni de economía. Como mucho de la economía doméstica.

Dijo en El Hormiguero que le gustaría un día dar paso a Andrea Ropero diciéndole "churri". ¿Era una broma o se ve capaz de hacerlo?

(Ríe) Era una broma, era una broma. Hay veces que me hace gracia la seriedad con la que nos referimos el uno al otro, pero claro, estamos en un programa de información. Pero no lo descarto, ¿eh? Un día que se me escape un apelativo cariñoso cuando le vaya a dar paso. Si ella lo hiciera a mi se me iba a escapar la risa floja seguro.  

¿Ha afectado mucho su reciente paternidad a su vida profesional?

Sí, es evidente que a lo que primero afecta es al sueño que uno pasa. Ya no he vuelto a dormir 8 horas diarias desde el día siguiente al nacimiento de mi hijo, pero todo compensa y merece la pena. Yo siempre he sido muy disfrutón de mi tiempo libre, de salir, de las escapadas, los viajes... y la verdad que hemos podido mantener Andrea y yo nuestra animada agenda social. Nos hemos organizado muy bien y podemos seguir haciendo nuestras excursiones, subir a Bilbao, a Huesca... hay que hacer renuncias pero merece la pena.




Informalia





Comentarios 11

#1
27-01-2018 / 11:37
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Esa parejita lo que han hecho, es que muchísima gente hayamos dejado de ver el programa.....entre ellos y el Salvame hay muy poca diferencia.

#2
27-01-2018 / 11:41
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Iñaki, con ese titular de cabecera, ya no me molestó ni en leer el contenido, tonterías, las justas....miserables personajillos!

#3
27-01-2018 / 13:23
ANALISTA DE HECES
Puntuación 0
A FavorEn Contra

ESTE IÑAQUI ES UN ESCREMENTO

Y SUS ESPECTADORES YA NO TE CUENTO

#4
27-01-2018 / 13:25
ANALISTA DE HECES
Puntuación 0
A FavorEn Contra

ESTE IÑAQUI Y ERRE JÓN

LA MISMA MIE RDA SON

#5
27-01-2018 / 17:20
Simplicio
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Yo me acuerdo de este tío cuando estaba en ETB, parecía el tonto del pueblo, el graciosillo del programa, el simple que aparecía de vez en cuando como contrapunto pero que no sabía hacer la o con un canuto.

Y todavía hoy no ha aprendido a hablar correctamente. El instrumento de trabajo de un periodista o presentador es el idioma y este lo maltrata, parece que le falta formación.

También en mi opinión parece un tanto sectario, siempre dora la píldora a los de una determinada ideología y quita la palabra a quien no le gusta, por eso hace mucho que no veo los programas en los que aparece.

Cambio de canal cuando su cara aparece en pantalla.

#6
27-01-2018 / 19:24
PODEMOS Y LA SESTA TELE VISIÓN LA MISMA MIE RDASON
Puntuación 0
A FavorEn Contra

LOS SUPUESTOS PERIOLISTAS DE LA SETA TELE VISIÓN

SON TODOS UNA MIE RDA PINCHADA EN UN PALO:

IÑAQUI

FERRERAS

LA FEA DE SU MUJER

ESCOLAR

LA MAMEN

...MIE RDAS PODRIDAS TODOS ELLOS

#7
27-01-2018 / 21:05
Indalessiooooo
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Indalessio,,, a ver si es el mismo que dirigue kaka diario,, ese que ha recibido del PP , 300.000 DEL A LA a fondo perdido ,para seguir mintiendo a sueldo del PP,,PARA RECOCIJO DEL esporas "" com el traga-mierdas!!

#8
27-01-2018 / 21:25
Vaya porquería de fulano
Puntuación 0
A FavorEn Contra

Orgulloso de haber promocionado a gentuza que no condena al genocida dictador bananero maduro.

#9
27-01-2018 / 22:07
Mesetario
Puntuación 0
A FavorEn Contra

La secta no es un medio de comunicación es de propaganda. Me hace gracia de que presumen de periodismo y nunca cuentan nada de los ojos y corrupciones de sus amos, especialmente de ese racistas y supremacía ya catalán llamado Roures

#10
27-01-2018 / 22:44
traga-traga
Puntuación 0
A FavorEn Contra

JJ tragamierdas no tienes vida a parte de la sexta""

#11
29-01-2018 / 11:56
María1989
Puntuación 0
A FavorEn Contra

A mi Iñaki me parece un crack, la verdad.