Jordi Évole: "Junqueras quiere, pero no me dejan entrevistarle en la cárcel"

10:25 - 26/01/2018
  • ECOTEUVE.ES habla con el periodista de La Sexta por los diez años de 'Salvados'

  • Esta noche vuelve con un reportaje que permanece en secreto hasta su emisión

  • Sobre Cataluña: "A veces siento vergüenza ajena de cosas que veo a un lado y a otro"

Todo empezó con tres especiales sobre las elecciones generales de 2008. Salvados por la campaña fue el primer paso de un programa que ahora es la joya de La Sexta. El proyecto había llegado a la cadena "en dos páginas grapadas por uno de los márgenes", cuenta Jordi Évole a ECOTEUVE.ES. "Cuajó y llevamos ya diez años".

¿Qué piensa cuando echa la vista atrás y ve que ha pasado una década desde aquel primer programa?

Ni nosotros pensábamos que íbamos a estar 10 años en antena. Y cuando empezamos con el programa, tampoco sabíamos que tanta gente quería ver Salvados.

¿Salvados es ahora lo que usted siempre quiso que fuera o es el resultado de las circunstancias en las que ha crecido?

En cada momento Salvados ha sido lo que hemos querido que fuese. Más que por la coyuntura, siempre hemos intentado ofrecer un producto diferente al espectador. Eso es por lo que luchamos y por lo que no paramos de experimentar.

El programa comenzó con dos especiales que funcionaron muy bien [hasta ese momento se le conocía como El Follonero de Buenafuente]. ¿Se podría decir que Salvados llegó de casualidad? 

No. Era un proyecto que presentamos a la cadena, explicado en dos páginas grapadas por uno de los márgenes. De la versión escrita a la audiovisual no hubo mucha diferencia. Sobre todo había una intención de saltarse los protocolos y  eso lo hemos mantenido.

El programa goza de gran audiencia y generalmente buenas críticas. ¿Recuerda algún mal momento en Salvados?

Sí, en 2008, después de los primeros especiales, volvimos en septiembre con unas audiencias muy bajas. Era un programa tocado, no sé si muchos lo hubiesen aguantado. Pero en medio de ese momento tan chungo, nos dieron el Ondas por Salvados por la campaña y eso fue una bombona de oxígeno brutal. Y remontamos, que es lo más difícil en televisión.

¿Es más difícil no dejarse llevar por los piropos o no hundirse cuando le dan caña por su trabajo?

Hay que relativizar el éxito y el fracaso. Tienes que seguir un camino coherente y no mirar mucho a la grada. Y si por la grada entendemos las redes sociales, es muy engañoso. Es una burbuja que en la calle y no existe.

¿En qué medida para un programa como Salvados es fundamental tener una cadena detrás que le apoye y proteja?

Es muy importante. Igual que también lo es tener una audiencia que nos da fuerza y libertad.

Si estuviera ante una persona que nunca ha visto Salvados, ¿qué programa le pondría para explicarle el trabajo que hacen?

Tres programas: el del metro de Valencia, Astral y la entrevista a José Luis Sampedro o la de José Mujica.

Haga autocrítica. ¿Hay algún programa donde no estuvo a la altura?

La autocrítica que hago es que pensamos que vivimos en un mundo de blancos y negros, buenos y malos... y creo que no, que hay muchos matices y nos queda mucho por andar en eso.

El primer programa de esta temporada llega en secreto. Por primera vez no anuncian su contenido. ¿Por qué?

Es un tema que a todos nos ha afectado de alguna forma y lo ocultamos. Creemos que la mejor manera de promocionarlo es ocultarlo, como hacemos en la vida con este asunto. El espectador podrá sentarse ante la televisión sin prejuicios.

¿Qué otros asuntos abordarán en las próximas semanas? 

Hay uno de denuncia sobre la industria cárnica en la que sale mal parada una gran empresa española de ese sector. También vamos a hablar del odio en la Red y haremos un programa en el que vamos a juntar a José María García y José Ramón de la Morena.

¿Ha pedido entrevistar a Puigdemont en Bruselas? 

Le hemos pedido una entrevista y no nos la ha dado. 

¿Por qué cree que no las concede a los periodistas españoles?

No lo sé. Está en su derecho de no hacerlo, pero me sorprende que lo haga con medios de otros países y no con nosotros.

¿Con los 'Jordis' lo ha intentado?

No, lo he intentado con Junqueras y creo que solo podremos hacer esa entrevista cuando salga de la cárcel, que espero que sea muy pronto.

¿Es por una cuestión de Instituciones Penitenciarias?

Él no la ha rechazado, ni muchísimo menos. La política de Instituciones Penitenciarias es de una restricción absoluta a las entrevistas en la cárcel con todo tipo de presos. Hemos ido para atrás en ese aspecto, porque en los noventa Jesús Quintero hacía un programa de entrevistas en la cárcel.

¿Junqueras sí estaría dispuesto?

Sí, sí, por supuesto. 

¿Se atrevería hacer un pronóstico de lo que va a ocurrir en Cataluña las próximas semanas?

Ni idea, pero creo que nadie sabe cómo va a acabar esto.

La duda ahora es saber si Puigdemont va a volver. Dicen que podría llegar en el maletero de un coche. ¿No le parece una parodia?

Me parece todo un espectáculo grotesco. A veces siento vergüenza ajena de cosas que veo a un lado y a otro.

¿Le desespera esta situación?

Yo espero que algún día, unos y otros se sienten y hagan política y no electoralismo.



En Portada



Informalia





Comentarios 2

#1
28-01-2018 / 13:21
BOICOT A LA SESTA
Puntuación 2
A FavorEn Contra

No se trague las bolas que le meten en ese canal-basura creado por el nefasto Zapatero para incitar al odio tergiversando la verdad y propiedad del comunista-separatista Jaime Roures, verdadero dueño y señor de PODEMOS y de su pelele Pablo Iglesias.-

LA SESTA TELEVISIÓN

ES DES-INFORMACIÓN

NO VEA LA SESTA

NO VEA MIE RDAS

#2
30-01-2018 / 12:59
Megan
Puntuación 2
A FavorEn Contra

Este cenizo mercenario debe cree que una prisión es un parque temático, o en su defecto la secta o 13tv donde cualquier mamandurria ladra y hace lo que le da la gana.