Programas

Mónica Naranjo: "¿Ir a Eurovisión? No me apetece, estoy mayor para tanta historia"

  • "Que el ganador de OT vaya a Eurovisión solo si quiere. No por obligación"
  • "No soy una juez dura, lo único que quiero es ser justa", afirma la artista
  • ECOTEUVE.ES charla con la cantante, estrella del jurado del talent show de La 1

Roi y Juan Antonio se juegan esta noche la expulsión en OT. Ambos fueron nominados -"propuestos para abandonar" en el argot del programa- por los jueces. Mónica Naranjo es la estrella de la mesa de expertos del programa de La 1.

¿Qué diferencia OT de otros programas musicales?

Asistimos a la formación de 16 alumnos trabajando con los mejores profesores que hay en nuestro país. Van a aprender que este trabajo requiere mucha perseverancia, disciplina, paciencia y sacrificio.

¿Se ve dura como juez?

Nunca soy dura. Lo que yo quiero es ser la más justa posible y que gane el mejor.

¿Dónde estaba en la primera edición de OT?

Estaba fuera. En México. Y me hicieron volver para promocionar una historia y fue cuando pasé por la Academia. Pero antes de ir, me vi diferentes programas y me aprendí la imagen de los chicos y lo viví como lo vivimos todos en España. Fue muy bonito.

¿Cómo influye en su carrera salir en la televisión?

Influye siempre para bien. Afortunadamente cuento con muchísimo afecto. El público ha sido muy generoso conmigo.

Me gusta mucho lo que hago, pero me gusta vivir, tengo una vida muy bonita, con un hijo precioso que se me ha ido de casa y lo llevo muy mal. Pero yo estoy bien (risas).

¿Ser jurado le exige mucha responsabilidad?

Yo soy crítica siempre, pero tú a un chico tan joven no le puedes decir que su voz es frío como la de un consolador. Eso no puedes. Y eso no se le diré nunca a nadie porque una persona está cargada de ilusiones y porque los artistas somos personas muy vulnerables y las críticas nos afectan mucho. Y yo tengo 25 años de experiencia y me afecta y no puedo esperar que a un chaval que se sube por primera vez a un escenario eso no le afecte.

Quiero que aprendan, que trabajen, que el tiempo que estén con nosotros sea el máximo posible y que cuando se tengan que ir digan: 'qué bien me lo pasé y qué tiempo más bonito'.

Pero la televisión también es espectáculo...

Sí, pero no tiene por qué ser perverso.

El premio de OT son 100.000 euros y TVE estudia si elige a través del concurso al representante de Eurovisión. ¿Le gustaría que fuese así?

Me gustaría si él quiere. Si la persona que vaya a ganar el premio, por voluntad propia, quiere ir a Eurovisión porque le hace ilusión vivir esa experiencia, porque es el evento musical más importante del año en Europa, el escenario más importante y quiere vivir ese momentazo, que lo haga, me parece genial, pero no es una cuestión que se deba imponer desde el programa. Por obligación nunca va a ser.

Siempre se lo piden a usted. ¿Por qué no se decide a ir a Eurovisión?

¿Yo? No. Me queréis mal (risas) Yo no, porque no me apetece, porque estoy mayor para tanta historia.

Este año es aquí al lado... en Lisboa.

¿Tú sabes lo a gusto que estoy yo en casa? Agradezco que la gente se acuerde de mí en un momento como ese, es un cariño que se deposita en mí, una confianza, pero a mí no me hace ilusión ir.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments