Nicolás Maduro se sintió "como en Guantánamo" ante Jordi Évole: "Le faltó darme cachetadas"

2/11/2017 - 13:49
  • El presentador publica las primera imágenes de su entrevista con el presidente de Venezuela

  • El mandatario dice que el periodista "expresó el veneno inoculado en España"

El Palacio de Miraflores, sede del Gobierno de Venezuela, fue el escenario elegido por Nicolás Maduro para su esperada entrevista con Jordi Évole. El periodista ha publicado en Twitter sus primeras fotos con el presidente bolivariano, el cual asegura que le hizo esperar 30 horas hasta poder comenzar la grabación de su aparición en Salvados.

"Mereció la pena esperar", afirma el presentador en una impresión que parece no compartir el mandatario. Antes de presentar a todo el país sus nuevas medidas económicas a través de la cadena nacional, Maduro habló de cómo fue su encuentro con Évole: "Eso no fue una entrevista, fue un interrogatorio y le faltó darme cachetadas, pegarme", comenzó diciendo.

"Incluso las luces que el montó eran como si estuviera preso en Guantánamo y estuviera con cables de electricidad en el cuerpo. No fue una entrevista", insistió el político, que asegura que puso su "mejor sonrisa" y su "mejor disposición" para "contestar con la verdad".

Maduro asegura que Évole "expresó el veneno inoculado en España contra la revolución bolivariana, contra el comandante Chávez y ahora contra" él mismo. "Me hizo 100 preguntas: 98 con veneno y dos suavecitas para disimular. Pero así es la vida", desveló al tiempo que defendió afirmando haber sacado "el mejor antídoto". "Decir con sencillez y humildad la verdad de un país que enfrenta dificultades y que busca soluciones y construye la grandeza del futuro de potencia que vamos a ser", argumentó.

Maduro denunció los "trucos" de Évole para desmontarle el argumento. En primer lugar, le reprochó que pusiera los vídeos que le interesaba sobre la situación de su país. "Si lo hubiera sabido, yo también hubiera llevado vídeos de la otra cara de Venezuela", defendió.

Además, se quejó de que le llevara una bolsa de billetes de 100 bolívares para explicar cómo la inflación ha arrasado con la economía de los ciudadanos. En ese momento aprovechó para presentar el nuevo billete de 100.000 bolívares. "Han querido posicionar el relato del fracaso del modelo económico de la revolución para que los pueblos del mundo no abran los ojos", concluyó.




Informalia




Comentarios 0