Programas

Un presentador de Intereconomía habla de Irene Montero como "la chati de Iglesias" y la compara con Homer Simpson

  • Eduardo Serrano ya fue condenado por injurias a una consellera catalana

El presentador Eduardo Serrano hizo un editorial en Intereconomía atacando ferozmente a Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos en el Congreso refiriéndose como "la chati de Pablo Iglesias".

Eduardo García Serrano no aprende. Después de ser condenado a pagar 21.000 euros por "injurias graves" en 2010 tras llamar "zorra", "puerca" y "guarra" a la exconsellera catalana Marina Geli por organizar talleres de educación sexual en colegios, ha atacado este martes a Irene Montero en Intereconomía.

"Eduardo, ni a Pablo Iglesias ni a Irene Montero les gusta la agenda de la moción...¿Por qué crees que puede ser?, preguntó la presentadora a Eduardo García Serrano, el que fuera director de La Gaceta.

En primer lugar, el tertuliano se dirigió a Montero como "la zarina roja y la chati" de Iglesias: "Hombre, porque hay que madrugar y eso es duro, ¿eh ?. De Irene Montero sabemos pocas cosas... Lo imprescindible porque tampoco hay mucho más en su currículum. Sabemos que actualmente es la zarina roja de Pablo Iglesias. Su chati, vamos".

Después atacó a su relación sentimental y su forma de vestir: "Que gracias a su relación personal con el alfeñique bolchevique es la portavoz parlamentaria de Podemos y que, por enamorado mimetismo, se ha convertido en un clon dialéctico de su amado. Habla igual que él Dado el torpe e idéntico aliño indumentaria que ambos gastan, si los vemos de espaldas, con coletita y vaqueros, no sabes quién es quién".

A continuación hizo alusión a los madrugones comparándole  Homer Simpson: "Ahora sabemos también que a Irene Montero no le gusta madrugar. Las nueve de la mañana le parece una hora intempestiva para que comience la sesión parlamentaria de la disparatada moción de censura que su chati le ha presentado a Rajoy. ¿Sabe Irene Montero a qué hora se levantan los trabajadores españoles? Cuando alguien las nueve de la mañana le parece una hora demasiado temprana para comenzar a trabajar solo caben dos posibilidades: o es más vago que Homer Simpson o no le ha dado ni un palo al agua en su vida".

"Anda, bonita. Ponte el despertador a las 5 y cuarto de la madrugada, que es a la hora a la que algunos españoles nos levantamos de lunes a viernes, y luego me cuentas si las 9 de la mañana es una hora muy temprana para empezar a trabajar", concluyó.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin