Programas

Jesús Calleja regresa con 'Volando Voy': "Se nos olvida que hay una España rural extraordinaria"

  • Cuatro estrena esta noche, a las 22.40, la segunda temporada del programa
  • El presentador se volcará en resolver algunos problemas de las zonas visitadas
  • La Bahía de Fornells, en Menorca, escenario de la primera entrega de la tanda

Un viaje por los rincones más desconocidos de España, una radiografía de la población local, una misión tecnológica que llevar a cabo y un trabajo en equipo son los cuatro puntos cardinales sobre los que sobrevolará el helicóptero de Volando voy, que emprende su segunda temporada esta noche, a las 22.40, en Cuatro. Una nueva temporada que traerá de regreso a un Jesús Calleja entregado a la causa de ayudar y colaborar para resolver algunos de los problemas diarios a los que se enfrentan los vecinos que habitan las zonas visitadas.

"Se nos olvida que hay una España rural más allá de las grandes ciudades", dice el aventurero. "Vamos a visitar lugares extraordinarios que se nos olvida que tenemos cerca, en nuestro propio país". 

En cada destino, Jesús Calleja conocerá más profundamente a los habitantes de la zona, con quienes establecerá vínculos especiales viviendo momentos entrañables, divertidos y con grandes dosis de humor. Todos juntos se implicarán en cada una de las misiones que llevarán a cabo para que el objetivo final redunde en beneficio de todos.

La pesca controlada de la langosta en la bahía de Fornells en Menorca; la repoblación en la Sierra de la Culebra en Zamora; el aprovechamiento de la energía solar en el desierto almeriense de Tabernas; la accesibilidad en las laderas vinícolas de la Ribeira Sacra en Galicia; la preserva del ecosistema en el delta del Ebro, la protección de la raza autóctona del caballo marismeño en Doñana y dar a conocer a través de las redes sociales el bosque de Muniellos en Asturias serán las distintas misiones tecnológicas que conformarán las nuevas entregas del programa.

La Bahía de Fornells, escenario de la primera entrega

Hasta la Bahía de Fornells (Menorca) se dirige el equipo de Volando voy con la intención de contribuir a preservar la langosta en el arranque de la segunda temporada. En esta ocasión, Calleja lleva a cabo una misión científica en colaboración con el Centro Oceanográfico de Baleares: contabilizar las larvas de langosta que hay en las aguas de Fornells para saber cuántas habrá en el futuro y poder pescar de forma sostenible.

Allí conocerá a David Díaz, biólogo y responsable de este proyecto, que ha diseñado unos colectores que arroja al mar para que las larvas se alojen. Para llevar a cabo este proyecto necesitará la implicación de la población local.

En su búsqueda, Jesús conocerá a Joan, un antiguo coralero con mucha experiencia en los fondos marinos de Menorca. Campeón de España de pesca submarina, se ha reconvertido en una persona muy involucrada en la conservación del mar y sus riquezas. Jesús Calleja vivirá una experiencia única junto al coralero a casi 50 metros de profundidad, donde contemplará de primera mano estos tesoros naturales.

Además de la preservación de esta especie, Jesús Calleja tendrá otra misión: descubrir el secreto de la caldereta de langosta que hacen en Fornells y que dicen que es la mejor del mundo. Una cata a ciegas determinará cuál es la mejor caldereta del mundo y que contará con unos jueces muy peculiares: Auxili, una abuela de 95 años y una de las grandes protagonistas de esta entrega, Koldo Royo, un cocinero vasco afincado en Mallorca que ha ostentado durante casi 20 años una estrella Michelín y el propio Jesús Calleja.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments