Programas

Quique Peinado: "Yo sería incapaz de aguantar la presión que soporta Cristina Pedroche"

  • Ecoteuve.es entrevista al colaborador de 'Zapeando'
  • "Salvados' ha hecho historia de la televisión porque ha cambiado el paradigma"
  • La Sexta celebra su décimo aniversario: "Es la cadena más moderna e inteligente"

La Sexta cumple 10 años y aunque Quique Peinado lleve tan solo tres de ellos triunfando como colaborador de Zapeando, el periodista vivió desde dentro el nacimiento de la cadena: "La Sexta emitió en 2006 el mundial de baloncesto de Japón, que ganó España, y fue mi primera experiencia en la tele. Yo coordinaba la redacción que hizo la cobertura de ese mundial", asegura.

Aunque Peinado se declare un amante del humor, confiesa que su programa preferido de los 10 años de la cadena es Salvados: "Ha conseguido poner en prime time temas que estaban como completamente fuera del guion de lo que tenía que ser un prime time televisivo", declara.

El televisivo es compañero de Cristina Pedroche y es testigo directo de cómo afronta la presentadora las críticas de sus detractores: "Nunca entenderé el fenómeno de la excesiva crítica a Cristina", apunta. "Si ella no pasara del tema estaría ingresada en un sanatorio", ha concluido.

Ecoteuve.es entrevista al colaborador de Zapeando.

La Sexta cumple 10 años. ¿Dónde se encontraba entonces? ¿Qué andaba haciendo?

Pues hace 10 años, durante el primer verano de La Sexta, yo trabajé en la cadena. La Sexta emitió el mundial de baloncesto de Japón, que ganó España, y fue mi primera experiencia en la tele. Yo coordinaba la redacción que hizo la cobertura de ese mundial. Fue desde Barcelona porque aquí en Madrid la cadena apenas tenía emisora y fueron los primeros pasos de La Sexta.

¿Qué aportó La Sexta a la parrilla de televisión en aquellos momentos?

Yo lo recuerdo con una ilusión similar a cuando era pequeño y llegaron las privadas Antena 3 y Telecinco, que fue todo un acontecimiento. Esto era una especie de segunda vuelta. La Sexta llegaba como una tele totalmente diferente, una tele que venía a posicionarse como la cadena del humor. Luego al final se ha convertido en la cadena de la información pero el humor no ha dejado de estar presente en La Sexta. Creo que es la cadena que percibe la gente como la cadena más moderna e inteligente de las generalistas.

¿Cuál ha sido su programa favorito de La Sexta?

Para mí, Salvados. Salvados ha hecho historia de la televisión. Ha conseguido poner en prime time, y cada semana ser uno de los programas más visto de la televisión, temas que estaban como completamente fuera del guion de lo que tenía que ser un prime time televisivo. Hace cinco años nadie diría que un programa sobre las clases sociales, el origen de la ropa o la conciliación laboral, pudiera ir en prime time y ser el programa más visto. Creo que de los últimos 10 años el programa que ha hecho de verdad historia es Salvados porque ha cambiado el paradigma y eso es muy difícil.

¿Cómo le llegó la oportunidad de entrar en Zapeando?

Yo trabajaba en Yu: No te pierdas nada con Dani Mateo haciendo una sección de crítica de televisión. Aquí se hicieron castings y buscaban gente que hicieran crítica de tele. Grabé cuatro pilotos, un montón de cosas y me cogieron. No era una cosa con la que contara porque yo siempre he querido, y sigo queriendo, tener mi propio programa de radio. Pero se cruzó la tele y estoy encantado. Además, lo normal hubiera sido que cuando el programa cambió de tertulia sobre tele a pasar a humor sobre tele yo me hubiera caído. De la primera nómina de Zapeando solo queda el presentador, Miki Nadal y yo. Lo normal es que me hubiera caído como cayeron los demás pero se juntaron los planetas y ahí estoy.

El programa ha experimentado un crecimiento de audiencia asentándose en la sobremesa de la cadena. ¿Esperaba este éxito?

No, no, no. A mí me decían 'oye estás en la tele' y yo les respondía 'aprovecha para verme ahora que no me vas a ver mucho'. Yo pensaba que el programa duraría un mes o dos. Tuvimos muchísima suerte de que la cadena tuvo paciencia, algo que no se ve mucho en televisión. Y sí que creo que a raíz de ver que con paciencia hemos tenido éxito, otras cadenas y a otros programas les han dejado más tiempo en parrilla para trabajar.

¿Es Zapeando un buen sucesor de Sé lo que hicisteis?

Yo creo que como programa no tienen que ver. Son momentos distintos en la cadena en el país y en todo. Nosotros somos un programa más blanco. Sé lo que hicisteis eran muy bestias y nosotros no lo somos. Un poco sí le damos el espíritu de la sobremesa con humor, que no estaba tan claro cuando empezamos que eso pudiera funcionar. Aun así, muchos guionistas de Sé lo que hicisteis, incluso el director, es el mismo. Pero como programas tenemos poco que ver.

Micki Nadal y Cristina Pedroche son los únicos que se mantienen de SLQH, hace poco veíamos a Ángel como invitado... ¿Podría ser un fichaje para las próximas temporadas?

Si él quisiera yo creo que estaría aquí. Ángel Martín es un referente, es una de las personas que más me han hecho reír en la vida. Es una de las personas más graciosas que han pasado por la televisión sin ninguna duda. Si él quisiera yo creo que estaría aquí, pero tiene otros intereses y quiere hacer otras cosas y otro tipo de programa. Si yo pudiera y tuviera su situación desahogada, haría lo mismo. Elige mucho lo que quiere hacer y lo hace con mucha calma y mucho criterio.

Una de las grandes estrellas de Zapeando es Cristina Pedroche. Sin embargo, la colaboradora está sometida constantemente a numerosas críticas. ¿A qué cree que se deben?

Nunca entenderé el fenómeno de la excesiva crítica a Cristina. Todos estamos sometidos a ello y en la tele es una cosa de locos. Pero no entiendo ese nivel de inclina inquina que hay con Cristina, basados en prejuicios y unas tonterías que no alcanzo a entenderlas.

Como compañero en el programa, ¿cómo afronta ella toda esta situación?

Si ella no pasara del tema estaría ingresada en un sanatorio porque la presión que tiene encima es muy grande. Tienes que ir por la calle con Cristina y ver lo que es. Es un fenómeno muy heavy y cada cosa que hace o cada cosa que dice se le saca muchísima punta en los medios y en lo que la gente comenta. Lo lleva muy bien, para lo joven que es, lo lleva muy bien. Se nota que lleva muchos años en esto. Tiene muy claro lo que quiere hacer y es muy, muy, muy lista. Extremadamente lista. Yo no sería capaz de llevarlo como ella.

Su libro Futbolistas de izquierda tuvo una gran acogida. ¿Qué le llevó a escribirlo?

Soy periodista deportivo fundamentalmente y lo seré toda la vida. Yo quise más al periodismo deportivo que el periodismo deportivo a mí. Tengo muchas inquietudes pero me gusta la faceta política y social del deporte. Y como el fútbol es el deporte más grande del mundo, es el que más historias de este tipo tiene y es lo que siempre quise escribir. Me está dando muchísimas alegrías, ya que se ha traducido a Italia y se va a traducir a Turquía y a Brasil. Es un orgullo muy grande.

¿Sería posible un Futbolistas de derechas? ¿Cómo lo abordaría?

Sería más fácil de hacer porque hay más, pero ya te digo que no lo voy a escribir. Los libros llevan tanto esfuerzo y tanto de ti que si no es algo que quieras hacer mucho y te vaya a dar una satisfacción personal muy grande no lo haces. Porque tal y como está el mercado por dinero no lo haces.

Fue uno de los personajes de la cultura y de la televisión que firmó el manifiesto para una candidatura popular de la izquierda en las elecciones. ¿Siente algún tipo de reparo por posicionarse políticamente de forma tan clara?

No, porque tengo ideología pero no soy muy partidista. A la izquierda lo que le reprocho es que es muy sectaria y dogmática. Yo no soy nada así y no me cuesta reconocer quién hace bien las cosas. Creo que en España se penaliza mucho eso y sé que pierdo oportunidades por posicionarme, pero no tengo mayor problema porque no debería ser así. Yo no penalizo a la gente que se posiciona políticamente de otra manera. Es sano y debería ser algo normal.

En el terreno político, ¿cómo valora lo que está sucediendo en España?

Ahora mismo tenemos suerte los que nos dedicamos al humor porque nos da para chiste todos los días. Ojalá no fuera así, pero es una de las principales fuentes del humor es la política.

Mucha gente critica ciertas actuaciones de Podemos como lo del bebé de Carolina Bescansa o el beso entre Pablo y Xavier Doménech en el Congreso. ¿Qué opinión tiene al respecto?

Ellos lo buscan, no sé con qué objeto, pero lo buscan. Yo como activista de la conciliación y de intentar racionalizar los horarios del trabajo y nuestra forma de vida para adecuarla al cuidado de nuestros hijos vi muy bien lo que hizo Bescansa. No fue más que un gesto para que se hablara de ello. Analizarlo en otros parámetros más allá de verlo como un gesto para hablar de la conciliación laboral no tiene ningún sentido.

En general, las cosas que hace Podemos a mí no me apasionan porque mi manera de entender la política es otra. Creo que tiene que afrontarse las cosas con alegría y relajación pero no se puede buscar el espectáculo por el espectáculo. La concepción de la política como espectáculo no es algo que me apasione.

Es un gran activo en las redes sociales y también un experto en televisión. De las grandes citas televisivas del año, ¿cuál espera con más ansias para comentarla en Twitter?

Eurovisión. Es para mí la gran noche de Twitter. Lo vivo con ilusión, nos sentamos a verlo, tuiteamos y nos reímos mucho. Siempre he querido hacer un programa en directo mientras se hace Eurovisión. Es una idea maravillosa. Si lo puedes poner en negrita, por si me llama alguien: Me encantaría conducir un programa de radio sobre Eurovisión a la risa máxima.

Es mi idilio con la radio. Lo digo abiertamente, lo que yo quiero es tener mi propio programa de radio y estoy abierto a todas las ofertas del mundo, porque es el medio en el que mejor me muevo y en donde me gusta estar.

¿Qué le parece la candidatura de España de este año? ¿Qué opina de los que critican el inglés de la canción?

Me parece que esas críticas son un poco pueblerinas. El festival está para ganarlo o al menos intentarlo y creo que hay más opciones de hacerlo cantando en inglés que en español. También es complicado ganar Eurovisión para un país para España, es difícil que por su naturaleza obtenga muchos votos.

¿Dónde se ve Quique Peinado dentro de 10 años?

Ojalá estuviera con mi programa de radio, tranquilo y ojalá siguiera en la televisión, que me encanta también. Me lo paso muy bien y te abre muchísimas puertas. Para mi ha sido un salto en mi carrera que no hubiera nunca imaginado. Espero que cuando se acabe Zapeando, que si no me echan no me pienso ir, salgan muchas cosas, pero en un futuro a largo plazo me veo más haciendo radio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin