Series que parecen norteamericanas y no lo son: cuando EEUU sale fuera a 'inspirarse'

12/11/2015 - 9:52
  • Algunos 'remakes' de EEUU en ocasiones triunfaron más que las originales

Que Estados Unidos manda en el mercado audiovisual televisivo no es ninguna novedad. Sin embargo, aunque su industria tiene potencial suficiente para crear sus propias ideas, a menudo se fijan en productos concebidos más allá de sus fronteras con el fin de hacer sus particulares versiones de las mismas. Lo curioso ocurre cuando estos 'remakes' obtienen mayor repercusión y popularidad que las originales, confundiendo a los espectadores respecto a cuál es su país de procedencia.

Ecoteuve.es hace un repaso a esas series que pensabas que eran americanas pero que en realidad no lo son.

House of Cards

Frank Underwood ya existió antes de intentar su asalto político a la Casa Blanca. Sin embargo, su nombre era Francis Urquhart y sus artimañas las articulaba con el objetivo de convertirse en el Primer Ministro de Reino Unido en la serie de idéntico nombre que en 2013 versionó Netflix.

La primera House of Cards fue lanzada por la BBC en 1990 como adaptación televisiva de su novela homónima escrita por el político conservador Michael Dobbs. Con tan solo cuatro episodios, la miniserie tiene como eje central la situación política tras la renuncia de Margaret Thatcher. Francis, al que da vida el actor Ian Richardson, intentaba su escalada en Westminster y hacía lo que estuviera de su mano por conseguirlo. La ficción tuvo una segunda y tercera temporada en forma de secuela, pero la BBC decidió enmarcarlas con otros títulos: To Play The King y The Final Cut respectivamente.

The Office

Esta comedia de la NBC logró 9 temporadas de éxito en antena y 188 episodios en Estados Unidos. Sin embargo, la serie original británica, que dio comienzo en 2001, no corrió la misma suerte y fue cancelada después de dos temporadas.

La ficción es idea original de Ricky Gervais, que también dio vida a su protagonista: el Gerente General de la sucursal Scranton. En su adaptación americana, es Steve Carrell quien encarna este personaje. Greg Danields fue el encargado de escribir esta versión y decidió mantener el nombre, la idea original, e incluso los rasgos de cada personaje.

Homeland

Uno de los grandes éxitos en Estados Unidos en lo que a ficción televisiva se refiere es Homeland. La serie de Showtime protagonizada por Claire Danes tuvo una gran acogida por la audiencia y por la crítica haciéndose con dos Globos de Oro a la mejor serie de Drama en 2012 y 2013.

Aunque Homeland tiene un perfil muy americano, la serie está basada en la israelí Hatufim, que cuenta la historia de dos soldados de Israel que regresan a sus casas tras ocho años secuestrados en Siria. No es la primera ficción que Estados Unidos versiona de este país, pues HBO emitió entre 2008 y 2010 In Treatment, que está inspirada en BeTipul.

Queer as Folk

Esta serie que Showtime lanzó en Estados Unidos en 1999 fue una auténtica revolución cuando llegó a la parrilla televisiva. El éxito de esta serie, que duró cinco temporadas, venía precedido de su popularidad en Reino Unido, donde se emitió a través del Channel 4 un año antes.

Los fans de la comedia original criticaron su versión yanqui por desvirtuar notablemente las tramas respecto a su predecesora. La serie contaba la historia de tres hombres homosexuales que viven en el ambiente de Canal Street de Manchester. Según sus seguidores, la versión americana enfatizaba las relaciones sexuales y cambiaba demasiado los rasgos de los personajes.

Shameless

Showtime se fijó también en otra serie británica de Channel 4: Shameless. Sin embargo, su éxito y popularidad ha sido similar en su versión americana, que comenzó en 2011 y que sigue emitiéndose en la actualidad, y su original en Reino Unido emitida entre 2004 y 2013, por lo que ambas se solaparon.

Su eje central es similar y las características de los personajes se mantiene mayoritariamente. La principal diferencia es el escenario de sus tramas: la serie se traslada de un barrio de Manchester a uno de Chicago para narrar las vivencias día a día de una familia de clase trabajadora.

The Bridge

Esta serie de FX vio la luz en Estados Unidos en 2013. Sin embargo, su versión original se estrenó en Suecia y Dinamarca dos años antes bajo el nombre Broen (El puente) y terminó tras su tercera temporada.

Ambas mantienen la misma trama pero están ambientadas en lugares diferentes. Mientras que en la versión escandinava el cuerpo de la política asesinada -que desencadena la historia- aparece cortado en dos en el Puente de Oresund que une Suecia y Dinamarca, en su adaptación el cadáver se descubre en un puente ubicado en uno de los cruces de la frontera entre Estados Unidos y México, sobre el Río Bravo.

The Killing

Otra serie que tiene su origen en Dinamarca es la famosa The Killing, que recibe en su país de procedencia el nombre Forbydelsen, con una extensión de tres temporadas. Cada una de ellas trataba el caso de un asesinato diferente, cubriendo a lo largo de sus episodios las 24 horas de su investigación. 

La adaptación yanqui tuvo una buena aceptación y, aunque en un principio solo se renovó por una segunda temporada, finalmente AMC confirmó una tercera tanda, tras la cual fue cancelada por segunda vez. No obstante, Netflix encargó su cuarta temporada que vio la luz en agosto de 2014.

Jane The Virgin

Estados Unidos ha puesto el ojo también en Latinoamérica, una región en la que la producción de telenovelas manda en la industria televisiva. Juana la virgen, emitida en 2002 en el canal RCTV, es la tercera producción de este tipo que más se ha exportado al exterior. Mediaset compró recientemente los derechos para hacer su versión en España.

El canal CW se fijó en ella y se emergió en la adaptación norteamericana de la misma bajo el nombre de Jane the virgin. La serie comenzó sus emisiones en octubre de 2014 y el éxito de la misma se tradujo en dos alegrías para la ficción: la obtención de un Globo de Oro para Gina Rodríguez en la categoría de 'Mejor Actriz Principal en Serie Musical o Comedia' y su renovación por una segunda temporada.

Ugly Betty

Y de Venezuela a Colombia con Yo soy Betty, la fea. En antena entre 1999 y 2001, diez años después, en 2010, entró en el libro de los Guinness World Records como la telenovela más exitosa de la historia, al ser emitida en más de 180 países, ser doblada a 25 idiomas y contar con al menos unas 28 adaptaciones alrededor del mundo.

Entre esos países se encuentra España, donde Telecinco la adaptó con el nombre Yo soy Bea y, por supuesto, Estados Unidos. Ugly Betty fue la versión yanqui de la telenovela realizada en 2006 por ABC y, pese a cosechar grandes datos de audiencia en sus primeras temporadas, la serie fue cancelada debido a un gran desgaste tras su cuarta tanda de episodios.

Red Band Society

La industria audiovisual española vive un gran momento en la internacionalización de sus productos. Estados Unidos fijó hace dos años en nuestra ficción comprando los derechos de dos de nuestras series con el objetivo de producir sus adaptaciones.

Polseres Vermelles (Pulseras Rojas), serie del canal autonómico catalán TV3 con una idea original de Albert Espinosa, fue adaptada por FOX en 2014 con el título Red Band Society. Entre su elenco destacaba el nombre de Octavia Spencer. No obstante, la cadena decidió no darle más continuidad y cancelarla tras su primera temporada por su baja audiencia.

The Mysteries of Laura

Mejor suerte corrió Los misterios de Laura, convirtiéndose en la primera serie española en tener una versión en Estados Unidos que haya renovado por una segunda temporada. 

The Mysteries of Laura es emitida en la NBC desde octubre de 2014, donde tuvo una primera temporada de 22 episodios. El pasado 8 de mayo se confirmaba su renovación por una segunda de 13 capítulos. En la versión yanqui Debra Messing interpreta el papel que en España da vida María Pujalte: el de Laura Diamond, una detective de homicidios que tiene que compaginar su trabajo diario con su labor como madre de dos hijos gemelos.




Informalia




Comentarios 0