Andalucía marca el pulso en 'La Voz': "¡España es flamenca!"

16:48 - 27/10/2015
  • La versión española del talent cuenta con una gran influencia de esta música

"¡España es heavy!", fueron las palabras pronunciadas por Jesús Vázquez nada más proclamar a Rafa Blas como ganador de la primera edición de La Voz en nuestro país. Primera y última vez. La simpatía de los españoles por el metal y el rock fueron pasajeras y desde entonces, en el resto de ediciones -también en su versión infantil La Voz Kidsse ha impuesto un aspirante andaluz o de raíces flamencas.

Desde la primera edición de La Voz, la influencia del flamenco en la música española se ha manifestado en el concurso a través de sus coaches, de sus asesores y de los concursantes que logran llegar hasta la última fase del programa.

En el papel de mentores han estado algunos como David Bisbal, nacido en Almería, o Malú, nacida en Madrid pero con raíces en Cádiz y descendiente de una reconocida saga de artistas flamencos entre los que destaca su tío Paco de Lucía. Con raíces gaditanas también se encuentra Alejandro Sanz, coach de La Voz en su tercera edición, que también comparte comienzo musical con la familia De Lucía.

No menos importante es la influencia en nuestra música del clan Flores, que tiene su presencia en el concurso a través de Rosario. Por su parte, Antonio Orozco nació en Barcelona pero es hijo de padres sevillanos y, precisamente, fue en un viaje a la ciudad hispalense donde el cantante sintió la llamada de la música al comprarse allí su primera guitarra. Además, el cantante cuenta con antecedentes familiares flamencos, tal y como ha contado en más de una entrevista, escuchando desde pequeño el 'quejío' de su tío José Ferrón Torres, al que su padre acompañaba a las palmas.

El último en incorporarse como coach de La Voz, triunfando en su debut, ha sido Manuel Carrasco. El cantante, nacido en Huelva, se dio a conocer gracias a la segunda edición de Operación Triunfo. Sin embargo, desde pequeño su padre, pescador de Isla Cristina, ya le hacía cantar fandangos onubenses ante el resto de la cofradía, tal y como ha contado en la recién finalizada edición de La Voz Kids.

Además, en cada edición estos coaches han sido aconsejados y orientados por los asesores que cada año invita el programa. Entre ellos hemos podido ver a algunos como Antonio Carmona (Granada), Pablo López (Málaga), José Mercé (Jerez de la Frontera), Niña Pastori (Cádiz), Pastora Soler (Sevilla) o Vanesa Martín (Málaga).

Media docena de artistas andaluces que, sumados a Rosario y Antonio Orozco -asesores en ediciones en las que no aparecieron como coaches-, hacen que la mitad de los consejeros que han pasado por el programa tengan influencias musicales del sur de nuestro país en sus carreras profesionales.

Coaches, asesores y, por supuesto, participantes. 67 aspirantes andaluces han sido los seleccionados en las audiciones a ciegas de las cinco ediciones, entre adultas e infantiles. Además, tres de los cinco ganadores de La Voz proceden de esta región: María Parrado (La Voz Kids 1, Cádiz), Antonio José (La Voz 3, Córdoba) y José María (La Voz Kids 2, Sevilla).

David Barrull, ganador de la segunda edición adulta, procedía de Santander. No obstante, obtuvo el reconocimiento del público gracias a su innato 'quejío' flamenco que le permitió alzarse con la victoria. "Mucha gente no es consciente de lo que ello supone. Si te propones cantar en inglés lo puedes conseguir, al igual que sucede con la música pop. Pero para el flamenco tienes que nacer", asegura el artista en su página oficial.

De este modo vemos que ser cantante andaluz con inspiraciones flamencas es garantía de éxito en este tipo de talents. La influencia patente que tiene este estilo en la música nacional, y el alto consumo de televisión que se registra en esta región, influye de manera directa en la audiencia votante de estos programas. Sea como sea, después de cinco ediciones el exitoso talent de Telecinco se ha hecho bandera de un estilo musical que sin duda nos posiciona en la geografía mundial y al que el público es afín, defendiéndolo como verdadero sello de identidad cultural. Después de cinco ediciones, podemos ponernos en la piel de Jesús Vázquez para proclamar: "¡España es Flamenca!".




Informalia




Comentarios 0