Programas

La guerra de restaurantes de 'Top Chef' se salda con María como víctima

  • La cocinera se convierte en la cuarta expulsada del concurso

La cuarta gala de Top Chef traía a los concursantes una auténtica 'guerra de restaurantes' en la que el nombre de la prueba no pudo estar más acertado. El programa emitido este miércoles se convirtió en uno de los más tensos que se recuerdan en la historia del concurso. La batalla finalmente acabó -de momento- con una sola víctima: María Espín, que tuvo que recoger sus cuchillos y abandonar las cocinas del programa.

El reto en la cuarta entrega de Top Chef era mayúsculo. Los diez chefs que aun continuaban concursando debían dividirse en dos grupos de cinco para luchar por equipos en la dirección de de dos reconocidos restaurantes de Barcelona. Comprar los productos, diseñar los menús, cocinarlos, y servirlos ellos mismos era lo que los jueces exigían a los chefs para este duelo.

Los jueces eligieron a Oriol y a Mari Paz como jefes de equipo. A su vez estos eligieron a qué compañeros querían unir a sus filas. El equipo de Oriol, el naranja, estaba formado por Álex, Marcel, Montse y María, mientras que el gris de Mari Paz lo componían Luca, Sergio, Alejandro y Carlos.

Una vez en Barcelona los concursantes tenían 20 minutos y un presupuesto de 750 para comprar los productos con los que cocinarían sus menús creativos formados por dos primeros, dos segundos y un postre. La tensión se palpaba ya desde esta fase en las discrepancias sobre los alimentos que debían comprarse. En medio de todo el embrollo, Montse protagonizó una aparatosa caída por el empujón de un carro que consideró que "no fue por casualidad". Afortunadamente, todo quedó en un susto.

A continuación, el equipo gris sería el primero en realizar la prueba diseñando unos platos que darían a probar al jurado y, como novedad, al equipo rival. Esto provocó que se produjeran los primeros enfrentamientos de esta fase entre los cocineros, quienes no estaban de acuerdo con la valoración que sus contrincantes hacían de sus elaboraciones. Después sería el turno del equipo naranja, que realizó una desastrosa gestión de la cocina, algo que se vio reflejado en sus platos finales. En ese momento el equipo gris pudo efectuar su venganza y criticar duramente a sus compañeros.

Chicote alucinaba con lo que se estaba viviendo dentro de la cocina donde los componentes del equipo naranja no hacían más que discutir y no ponerse de acuerdo en las acciones que debían llevar a cabo para la gestión de la cocina. Esto fue motivo de sobra para que el jurado mandara a Oriol, Montse, Álex, María y Marcel a la Última Oportunidad.

Una vez de vuelta a las cocinas de Top Chef, el equipo perdedor se enfrentó a la prueba de eliminación donde las gominolas eran el elemento principal de los platos que debían cocinar los concursantes para salvarse de la expulsión. El plato de María no convenció al jurado y se convirtió en la cuarta expulsada del programa.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Oriolet
A Favor
En Contra

Oriol el desquiciado. Enemigo acérrimo de los concursantes no catalanes y que durante las pruebas se ganó el odio de sus compañeros catalanes y alemán. Esta tipo debe ser un espectáculo en su restaurante. Sus trabajadores rezando para que dure mucho y les deje en paz

Puntuación 3
#1
independentistas NO gracias devolverlos
A Favor
En Contra

orioles pujoles carmas peras jordis cescs joaquims alfredis mismas mierdas es

Puntuación 0
#2