Muti, el concursante 'invisible', segundo expulsado de 'GH16'

2/10/2015 - 8:32
  • El sevillano deja el concurso con más del 60% de los votos

Más noticias sobre:

Muti se convirtió en el segundo expulsado de Gran Hermano 16. La audiencia del reality de Telecinco se decantó por el sevillano y salvó a Raquel, que una vez más se batió en el duelo final, librándose en el último momento de la eliminación.

La primera en regresar a la casa fue Sofía, que con un 14.3% de los votos aseguró su permanencia en el concurso una semana más. Pocos minutos después le seguiría Ivy, que pudo regresar con sus compañeros al poseer el segundo porcentaje más bajo para la expulsión.

Finalmente, la audiencia decidió que fuera Muti, el que fuera concursante invisible, quien abandonara la casa de Guadalix con un 60% -entre él y Raquel- de los votos. De este modo, el sevillano quedaba fuera del reality cuando se cumplían dos semanas desde su incorporación a la convivencia, ya que, durante los cuatro primeros días, vivió aislado de sus compañeros apareciendo en el salón -debido a su invisibilidad- solo por megafonía.

Muti, ¿el perrito faldero de Suso?

Ya en plató el concursante tuvo la oportunidad de enfrentarse a su paso por la casa. Muti conoció los motivos por los que fue nominado por sus compañeros y por los que la audiencia pudo elegirle para abandonar el concurso.

Muti fue acusado por muchos de ser el "perrito faldero" de Suso, algo con lo que el sevillano no estaba de acuerdo. El concursante reconoció que aunque Suso fue su gran apoyo dentro de la casa, había actitudes suyas con las que no estaba de acuerdo: "Sé que Suso me ha podido influir para mal, tiene una formas de hablar a Sofía que sé que no está bien y se lo he dicho mil veces", declaró. No obstante, Muti defendió a su amigo afirmando que fue de los pocos que se abrió a conocerle en su desventaja de comenzar cuatro días más tarde a convivir con sus compañeros: "Cuando entré por la puerta solo Suso, Maite y Sofía tuvieron interés por hablar conmigo".

Mercedes Milá hizo saber al concursante que entre las razones por las que fuera de la casa se le criticaba, se encontraba la de utilizar un vocabulario machista y en ocasiones homófobo. La presentadora leyó en directo un mensaje de Alvaro Vargas ('GH14'), alias "pollito volador", en el que pedía al sevillano que dejara de usar la palabra "maricón" para referirse a la gente cobarde. Muti, haciendo alarde de su gran dialéctica se defendió con argumentos de peso: "No tengo nada en contra de los 'maricones', tengo muchos amigos 'maricones', es mi forma de hablar", aseguró.

Al final de la noche Muti se despidió de sus compañeros provocando, una vez más, las lágrimas de Suso y de Sofía, que vieron cómo su "bando" se veía reducido aun más con la expulsión de uno de sus grandes apoyos durante las dos últimas semanas.



En Portada



Informalia




Comentarios 0