Programas

Sara abandona las cocinas de 'Masterchef' tras la resaca del 'León come gamba'

  • Los mini chefs protagonizan el momento divertido de la noche

Noche de emociones y risas en el tercer programa de Masterchef. En el espacio de cocina de La 1 no faltó ningún ingrediente: minichefs, un plato que recordaba a las torres Kio, tensión de las pruebas, reprimendas de los jueces y, por supuesto, la expulsión. En esta ocasión, Sara tuvo que abandonar las cocinas de TVE tras la resaca del 'León come gamba'.

La primera prueba guardaba uno de los mejores momentos de la noche. Pepe Rodríguez, Samantha y Jordi, fueron sustituidos por sus copias, es decir, Jesús (hijo de Pepe), Cloe (hija de Samatha) y David (sobrino de Jordi).

Las aspirantes alucinaban y sonreían a partes iguales sin saber que estos mini jueces serían más duros que sus mayores. "He probado cosas mejores" o "no te enrolles", fueron algunas de las perlas de este avispado jurado hacia los concursantes.

Kevin tampoco se libró de una dura reprimenda y tuvo que sufrir la ira de Jordi Cruz de nuevo: "Si fuera una prueba de eliminación, estarías eliminado. Voy a por ti", le amenazo, mientras los elogios fueron para Víctor y Sally, los ganadores del primer desafío.

El equipo de Víctor logró vencer en la prueba de grupos y se salvó de enfrentarse a la eliminación. Por su parte, los de Sally tuvieron que cocinar una vez más. Ésta fue la mejor del último desafío, dejando a Pablo, Antonio y Sara en la cuerda floja, acusados de "destrozar el producto".

Finalmente, Sara tuvo que abandonar las cocinas de Masterchef. Antes de marcharse, prometió: "seguir luchando, como lo he hecho siempre", concluyó.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin