Programas

Bela denuncia amenazas de muerte tras enrollarse con Isaac en 'La última tentación': "¡Es un puto juego!"

  • La concursante del reality rompe a llorar al desvelar los ataques que ha recibido

Bela Saleem, una de las participantes de La última tentación, secuela de La isla de las tentaciones que reúne en la República Dominicana a exconcursantes del reality con cuentas pendientes, ha denunciado entre lágrimas que ha recibido amenazas de muerte tras la emisión de la última entrega del programa. 

Esta semana, Telecinco ha mostrado cómo Isaac decidió lanzarse con Bela, siendo infiel a Lucía. El 'Lobo' no pudo resistir a la tentación, se besó con la joven y acabó metiéndose con ella en la cama. 

Lea también: José Antonio León brota contra Carmen Alcayde en 'Sálvame': "El tonito lo tenéis con los personajes"

Tras lo ocurrido, Sandra Barneda irrumpió en Villa Playa para realizar un "visionado de emergencia". Enseguida, la presentadora desveló que era Lucía la concursante que tenía que sentarse para ver lo que había pasado en Villa Luna. Finalmente, la andaluza pudo ver cómo su novio le puso los cuernos con Bela y su reacción llegó a emocionar a Barneda, que fue incapaz de contener las lágrimas. 

Bela rompe a llorar al recibir amenazas de muerte

Tras la emisión del capítulo, Bela ha publicado una serie de stories en su cuenta personal de Instagram en los que ha relatado el calvario que sufre al estar recibiendo un aluvión de ataques por parte de los seguidores del reality. "Ha llegado el día, he decidido cortar los medios donde podáis desearme la muerte. Ya me parece el colmo, yo estoy cuerda de aquí arriba. [...] Esto es solo un puto reality", empezó diciendo entre lágrimas.

Lea también: Kiko Rivera acusa a 'Sálvame' de mentir y ataca dónde más duele: "Estáis cortitos de audiencia"

"¡Es un puto juego!", exclamó la joven. "Hay personas que han podido sufrir, pero han ido allí porque han querido, nadie les ha obligado a participar", ha destacado. "Lo que me molesta no son insultos, es desearle la muerte a una persona por lo que haya hecho. Atacando por ahí, perdéis toda la razón", ha dicho totalmente rota. "Medid vuestras palabras y, nada, voy a estar desaparecida estos días. No me apetece abrir Instagram, no sabéis el daño que puede llegar a sentir una persona por estas palabras", concluyó.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.