Programas

"Tú levantas la piedra y yo la empotro": 'First Dates' sube de tono con la cita de Solete y José

  • Un asturiano y una vasca protagonizan un pícaro momento en el dating show de Cuatro

Solete y José son dos de esas personas que llegan al restaurante de First Dates buscando una oportunidad en el terreno sentimental. "Quiero un hombre que me haga sentir las mariposas en el estomago para siempre", confesaba la joven al inicio del programa. 

"Es que soy adicta a las mariposas del principio, pero luego me aburro y adiós", continuaba explicando Solete. José, por su parte, llegaba al restaurante deseando una mujer "que tenga chispa y que tenga algo que resalte por encima de las demás". 

Lea también: La práctica sexual favorita de un chico deja en shock a su cita en 'First Dates': "No soy menos hombre por ello"

La cena entre Solete y José transcurría tranquila y parecía haber buena conexión entre los dos. Pero la joven vasca confesaba que no estaba encontrando "la chispa que busca en un hombre" hasta que el asturiano le ha hecho un comentario sexual que le ha sacado una carcajada. 

"Tú levantas la piedra y yo la empotro": la cita subida de tono de José y Solete en 'First Dates'

"En el tema sexual... ¿eres activo?", le preguntaba la joven a su cita a lo que José respondía con un tajante: "Sí". "Has respondido rápido", le dijo ella. "Es que soy asturiano" y ella a hecho lo propio con un "y yo soy vasca". 

Lea también: Un comensal de 'First Dates' sorprende a todos: "Mi prototipo es Isabel Díaz Ayuso, de cara bonita"

"Tú levantas la piedra y yo la empotro", soltaba el asturiano. Solete no ha podido contener la risa con el comentario de José. "Con eso me ha matado", confesaba la joven a cámara. "Es que a mí me gusta que el tío domine", añadía. "Vienes muy 'manga' con esos moñetes", le comentaba José a la joven. "Es que son para agarrar, para el empotramiento", respondía ella.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.