Programas

El duro castigo de 'Secret Story' a Canales y Cynthia por saltarse las normas del programa

  • Los concursantes se saltaron las normas en la prueba de inmunidad

Telecinco emitió este jueves la cuarta gala de Secret Story. El nuevo reality de Mediaset avanza y vivió una nueva expulsión: la de Fiama Rodríguez, que fue la elegida por los espectadores frente a Cristina Porta para abandonar definitivamente la casa de los secretos.

Tras la eliminación de la canaria, el programa sometió a los concursantes a una nueva prueba de inmunidad. Cada uno de ellos debía coger una bola con un número y colocarse en fila por el orden que el azar había determinado. "Os pondréis en orden con una tarta y el número 1 empezará estampándose a la persona que quiera, que quedará eliminada, luego le tocará al siguiente número y así hasta que quede una persona que no reciba tartazo, esta persona ganará la inmunidad", explicó Jorge Javier.

Lea también: Secret Story pone todo el peso del programa en Adara y Frigenti a falta de que Cristina y Luca animen las tramas

El juego transcurrió con normalidad y, después de muchos tartazos, Canales Rivera se convirtió en el ganador y, por tanto, la persona que se hizo con la deseada inmunidad. Acto seguido, comenzaron unas nominaciones en las que Luca Onestini subió directamente a la palestra porque así lo había decidido previamente Fiama antes de ser expulsada.

Cynthia y Canales incumplen las normas de 'Secret Story'

Así pues, tras la votación, Adara, Cristina Porta, Emmy y Luca resultaron los nominados de la semana. Sin embargo, el presentador tenía preparada una sorpresa final. Y es que el programa había decidido nominar también de forma disciplinaria a Cynthia y Canales: "Han intercambiado las bolas del sorteo", anunció el catalán antes de confirmar su castigo por adulterar el resultado de la prueba.

Lea también: Alba Carrillo estalla en Secret Story por ser otro GH VIP y da a Telecinco donde más duele: Luego dicen que perdemos audiencia

Enseguida, Canales ha tratado de explicarse: "Cuando Cynthia se pone a mi lado yo tengo el numero 1 y a mí, por el contencioso que tengo con ella, no me apetecía darle el tartazo y yo se lo cambio. No quería dárselo a Cynthia y se lo he dado a ella", trató de justificarse el torero, que durante la prueba olvidó 'el contencioso', ya que fue la joven el objetivo de uno de sus tartazos.

Cynthia también dio su versión de los hechos: "No sabía la bola que tenía, venía del baño, me ha dado la bola Jesús porque yo estaba perdida", dijo sin que sirviera de nada su argumento. De esta forma, la próxima expulsión es cosa de seis: Adara, Luca, Cristina, Emmy, Cynthia y Canales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin