Programas

Rafa Guerrero rompe a llorar 25 años después de su error arbitral en La Romareda: "Lo que más me dolió fue quedarme solo"

  • El tertuliano de 'El Chiringuito' revive su histórica pifia con el Zaragoza

"Penalti y expulsión, penalti y expulsión". Estas fueron las palabras con las que Rafa Guerrero, actual tertuliano de El Chiringuito, consumó uno de los errores arbitrales más recordados de la historia. El "Rafa, no me jodas" que (supuestamente) pronunció Mejuto González al ir a consultar con el linier lo que había pasado quedó para siempre en la memoria colectiva del fútbol español.

El 29 de septiembre de 1996, en La Romareda, un córner a favor del Barça desencadenó en un lío en el área del Zaragoza. Couto dio una patada a Aguado y Solana le respondió con una manotazo en la cabeza que provocó la exagerada reacción del culé, que se lanzó a rodar por los suelos. En ese momento, Rafa Guerrero levanta el banderín e indica que ha habido "penalti y expulsión".

El tertuliano fue enviado esta semana al estadio del Zaragoza para que reviviera a pie de campo la sonada polémica que lo catapultó a la fama en una temporada en la que estaba debutando en primera división. El fallo de Guerrero fue claro. Pidió la expulsión del "número 6" cuando en realidad había sido el dorsal número 3, Solana, quien dio el manotazo al jugador del Barcelona. Además, el incidente no había sido para tanto y, hoy en día, con el VAR, el desenlace de la jugada hubiera sido bien diferente.

Rafa Guerrero vuelve a pedir perdón al Zaragoza

"Los recuerdos son muchos.... Observo que Aguado da un manotazo a Couto y cae. Es lo que yo veo desde aquí", empezó diciendo desde la banda en un emotivo reportaje para el programa de Mega. "Estaba tan seguro de lo que había visto que iría para adelante con todo", rememora el colaborador. "Si yo sé que en ese momento Mejuto González ve la jugada yo no levanto la bandera", expresa a toro pasado antes de pedir perdón por lo ocurrido, visiblemente emocionado.

Lea también: "Me llama un presidente": el misterioso telefonazo a Pedrerol que agitó el arranque de un frenético Chiringuito

"Quiero pedir disculpas al Zaragoza y a su afición. Son mucho más grandes que esto", aseguró un Rafa Guerrero que no pudo contener las lágrimas al ver la pieza desde el plató de El Chiringuito. "Gracias por darme la oportunidad de pedir perdón al Zaragoza. Lo tenía muy adentro y no sabía cómo", aseguró el tertuliano. "Lo que más me dolió fue quedarme solo, completamente solo. Ahí entendí la soledad del árbitro", dijo totalmente roto el colegiado. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin