Programas

El brutal susto de Jorge Ponce a una espectadora de 'La Resistencia': "¡Llevo una puta hora aquí escondido!"

  • El humorista pasa una hora escondido en la piscina de bolas del teatro

Jorge Ponce ha vuelto a hacer de las suyas en La Resistencia. El humorista dejó de nuevo a todo el mundo en shock al esconderse en la piscina de bolas instalada en el Teatro Príncipe Gran Vía, donde ahora se graba el programa, para darle un gran susto a una de las personas que asistió este lunes como público.

Una hora pasó Jorge Ponce escondido en la piscina de bolas que el programa ha colocado delante del escenario con el objetivo de que este sea el nuevo 'asiento VIP' para que cada día alguien del público pueda disfrutar del show desde un lugar privilegiado. De esta forma, se reemplazaba el gran sofá de sky rojo que Lali Expósito regaló a Broncano el año pasado.

Lea también: Jorge Ponce celebra la victoria de Ayuso en Madrid robando un niño en la calle: "¡Esto es pura libertad!"

La elegida este martes para ocupar este asiento fue Denisse, una joven seguidora del late night de #0 que fue invitada por Broncano para entrara en la piscina. Para distraerla, el presentador pidió a la chica que imitara el sonido de una corneta con la boca. En el momento en el que terminó de hacer su demostración, emergió la cabeza de Jorge Ponce de entre las bolas, provocando un gran sobresalto en Denisse y las personas que tenía a su alrededor. 

La malvada broma de Jorge Ponce a una espectadora

"¡Toca la corneta para mí!", gritó el malagueño mientras la joven se llevaba las manos a la cara, presa del miedo. Al susto inicial le precedió las carcajadas de todos los presentes, incluidas las de la afectada por la broma del cómico. "¡Llevo una puta hora aquí escondido!", desveló Ponce, desatando nuevas risas entre el público.

Lea también: Hiba Abouk desvela cuántas veces ha tenido sexo este mes: la confesión íntima de la actriz a David Broncano

"Esto era la trinchera infinita pero para niños. Una hora escuchando todo. Dos ataques de ansiedad me han dado en este rato. Esto lo hacía mucho Michael Jackson en el Burger King de Los Ángeles", añadió antes de salir de la piscina y seguir con el transcurso del programa. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.