Programas

Antonio David: "Me sometieron a escarnio público; van a pagar uno por uno por el daño que me han hecho"

  • "Sentí vergüenza, miedo, no podía creerme lo desprotegido que estaba"
  • "La vergüenza de ese 22 de marzo ahora se ha convertido en una fuerza inquebrantable"

Antonio David Flores ha hablado en redes sociales después de conocerse la sentencia que declara nulo su despido de Sálvame. "Aún no ha habido un día en el que no me haya acordado de ese lunes 22 de marzo, el día de mi despido", dice en Instagram.

"No porque dejase de trabajar con ellos sino por los motivos que delante de toda España estaban dando. Sentí vergüenza, miedo, no podía creerme lo desprotegido que estaba. No podía creer ni las razones que se daban ni el escarnio público al que me sometieron a mí y a mi familia durante meses", explica el excolaborador.

Lea también: Así cebó 'Sálvame' el documental de Rocío Carrasco con Antonio David Flores en plató: a los seis días fue despedido

"Ese día fue uno de los peores de mi vida. Me costaba levantarme de la cama. Recuerdo a mi abogado/amigo Iván Hernández con lágrimas en los ojos decirme: 'David, esto hay que arreglarlo dónde hay que arreglarlo, en los juzgados. Sé que es difícil pero ahora te toca aguantar y ser fuerte porque les llegará su merecido'. Esas horas, días, semanas encerrados en un despacho dándole vueltas a todo, minutando cada programa y preguntándome, ¿Cómo es posible que nadie haga nada? ¿Cómo es posible que la justicia no haya creído conveniente ni juzgarme por maltrato y la Fábrica y sus titiriteros se dediquen a llamármelo sin ningún reparo? Ivan me dijo ¡van a pagar por todo esto David y un día se dará la vuelta. Ni la gente ni la justicia es tonta, y lo verás¡. Y ese día llegó ayer", relata.

Lea también: La forma de anunciarlo en 'Sálvame' y el último contrato con Antonio David: las claves de un despido declarado nulo

"La vergüenza de ese 22 de marzo ahora se ha convertido en una fuerza inquebrantable"

"Sigo emocionado leyendo cada muestra de cariño, cada mensaje de mis compañeros, cámaras, periodistas, gente de la calle". escribe. "La vergüenza de ese 22 de marzo ahora se ha convertido en una fuerza inquebrantable. No solo por mí, sino por todos aquellas personas a las que les puede pasar algo parecido el día de mañana. Voy a luchar hasta el final y van a pagar uno por uno por todo el daño que me han hecho a mi y a los míos", relata. "Esto solo acaba de empezar y es el pequeño paso de la gran caminata que nos espera. Una caminata en la que me siento más fuerte y acompañando que nunca", termina.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Que no se te olvide ninguno (poquitos se librarán), pero ya se sabe con certeza, aunque siempre se ha intuido, que la pareja Carrasco-Albiac puso sus exigencias a T5 y colaboradores: lamerla el culo y posicionarse a su favor, a cambio de quitar todas las demandas que tenía interpuestas contra ella..... Todo una farsa y que espero que les cueste cuanto más pasta mejor!!!

Puntuación 5
#1
A Favor
En Contra

Los "principios" de la mayoría de colaboradores ya se conocen.... Cuanto me dais por machacar a alguien?.... Si salgo en defensa, me quita la demanda o me pagáis más?..... Es un auténtico "mercado" de injurias, calumnias, perdones, arrepentimientos, baboseo, etc, etc.... Todo depende del "precio".

Puntuación 6
#2