Programas

Terelu huye corriendo del plató de 'Secret Story' para no encontrarse con Bigote tras su expulsión

  • El exnovio de María Teresa Campos fue fulminado por la audiencia del reality
  • La hija de la presentadora evita verse cara a cara con el concursante
  • El argentino desvela la discusión que tuvo con Campos antes de romper

Telecinco emitió este jueves la tercera gala de Secret Story. La noche estaba marcada por el duelo entre Miguel Frigenti y Bigote Arrocet y la incógnita de ver a quién de los dos correspondía el apabullante porcentaje de votos anunciado desde hace días por el reality de Telecinco.

Finalmente, Jorge Javier Vázquez anunció que era Bigote Arrocet el segundo expulsado de la edición después de que Chimo Bayo fuera eliminado hace una semana del concurso. El público de Mediaset culminó su vendetta con el argentino, al que castigó por su polémica ruptura con María Teresa Campos y su desaparición durante dos años de la esfera mediática para no tener que dar explicaciones.

Lea también: Lydia Lozano reivindica su trabajo en La Palma: "Estoy orgullosa de que 'Sálvame' me haya traído"

Miguel Frigenti se llevó una gran sorpresa al ver que tenía, de momento, el apoyo de los espectadores. Y, embriagado por la felicidad del momento, decidió pedirle matrimonio a su novio en directo. Este aceptó la propuesta y el concursante regresó a la casa, donde su salvación no sentó nada bien a la mayor parte de sus compañeros.

Antes de su partida, Bigote confirmó cuál era su secreto. El humorista desveló que es "hermano de su padre". "Nací en Buenos Aires y cuando me inscribieron en el papel de nacimiento se equivocan y ponen el nombre y apellido de mi padre. Ese documento en Argentina no se cambia y soy hermano de mi papá", explicó al presentador, asegurando que esto es algo que han podido solucionar en Chile, pero no en Argentina.

Terelu se va corriendo del plató para no ver a Bigote

Durante toda la noche, el programa jugó con la posibilidad de que Terelu se reencontrara con Bigote si este resultaba expulsado de la casa. Era el gran aliciente de la noche. Sin embargo, de buenas a primeras, el reality montó un sainete para permitir a la hija de María Teresa que se marchara antes de que el exnovio de su madre entrara en el plató.

Lea también: "Os tocasteis mientras yo dormía": Marina estalla al relatar cómo Isaac le fue infiel con Lucía

De buenas a primeras, Jorge Javier advirtió a Terelu: "Ha caído una tormenta y me han llamado de tu casa porque te has dejado la ropa tendida, que te vayas inmediatamente para recogerla porque se te va a mojar", dijo entre risas el catalán. "Madre mía, madre mía...", se limitó a decir la tertuliana mientras huía despavorida del plató de Telecinco.

De este modo, Terelu Campos evitó el momento que todo el mundo estaba esperando: un cara a cara con el exnovio de su madre en el que aclararan en persona qué ocurrió realmente entre él y María Teresa antes de que desapareciera del mapa durante dos años. El argentino ha reaparecido ahora en el reality de Telecinco, desmintiendo a María Teresa en el hecho de que la dejara a través de un mensaje de WhatsApp.

Bigote desvela la discusión con María Teresa el día de su cumpleaños

En plató, Bigote se ha reafirmado en su versión y cuenta que el día de su cumpleaños discutió con la presentadora. El hombre cuenta que no era la primera vez, así que le dijo que no le gustaba pelear y que se iba. "Se celebraba mi cumpleaños, fui a golpearle en la puerta por si quería salir y no abrió, dije no quiere saber nada, ya estamos despedidos", empezó relatando. Aun así, Bigote asegura que sí se despidieron a la mañana siguiente, durante el desayuno.

"Le dije he sido muy feliz contigo, me voy y ella me dijo adiós", declaró antes de añadir que, por eso, María Teresa "no ha sido justa con él". Además, Bigote ha puesto en solfa las declaraciones que Borrego y Terelu han hecho sobre él: "Me parece muy bonito y muy bien, que digan lo que quieran, pero la verdad no es, todo está escrito y hablado, así que si quieren más marcha, pues la tendrán, pero aquí la única que sufre es Teresa", respondió.

"Que cuenten las cosas malas que ha hecho el desgraciado, de los seis años que he estado con Teresa, habrán ido a visitar a su madre, como mucho, once veces, yo estaba todo el día. La que más ha ido es Alejandra", desveló en una pulla a las hijas de la Campos. "Teresita adora a sus hijas, pero yo estaba con ella 24 horas al día en la casa", afirmó.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.