Programas

Reaparece Ramón el vanidoso, el hombre de Pitis que protagonizó el viral más famoso de 'Callejeros'

  • Alejandra Andrade se reúne de nuevo con él trece años después

'Ramón de Pitis' o 'Ramón, el vanidoso' fue el protagonista de los primeros virales en la historia de España gracias a la surrealista entrevista que ofreció a Alejandra Andrade en los inicios de Callejeros en Cuatro. El vídeo, a la entrada del metro de Pitis, es de 2008.

El hombre contó a la reportera que estaba de permiso después de cumplir condena por atracar un banco, robar un coche y pegarse con su cuñado. "Le metí cinco puñetazos", llegó a decir. Frases como "yo visto de Emidio Tucci, porque soy un vanidoso", le hicieron célebre.

"¿Qué hace cuando está de permiso?", preguntó Andrade a lo que él respondió: "Drogarme todo lo que puedo y ahora quiero echar un polvo porque llevo cinco años sin meterla". Y siguió: "La droga está conceptuada socialmente muy mal, pero es, qué te voy a decir yo, la auténtica salud".

El reencuentro de Alejandra Andrade con 'Ramón, el vanidoso'

Desde entonces, Alejandra Andrade ha mantenido una muy buena relación con Ramón de Pitis, con quien ya se ha visto en más de una ocasión. Ahora, el protagonista del viral más famoso de Callejeros ha reaparecido tras superar el coronavirus, según explica la periodista.

Lea también: Pere Aznar confiesa en 'Late Motiv' sus problemas con el alcohol: "Llevo 67 días sin beber"

"Estoy tomando el aperitivo con mi amigazo Ramón de Pitis. Ha salido de un ingreso jodido por Covid, ha dejado la metadona y está leyendo la Antología de Marx de Tierno Galván. Grande Ramón", ha escrito Alejandra junto a una fotografía con el señor en una terraza de un bar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.