Programas

La sorprendente actitud de Verónica Forqué desquicia a todos en 'Masterchef Celebrity': "He sido odiosa, antipática y mala persona"

  • Las redes critican el trato que dio a sus compañeros en la prueba de exteriores

Cuando los jueces de Masterchef Celebrity preguntaron a Verónica Forqué cómo definiría su capitanía en la prueba de exteriores, Verónica Forqué fue clara y reconoció que había sido "odiosa, antipática y mala persona". Su sinceridad fue total: "Fui más una pinche insoportable que una capitana".

Verónica Forqué y Victoria Abril fueron las mejores en la primera prueba de la noche. Ambas, por lo tanto, fueron elegidas capitanas de la prueba de exteriores.

Victoria Abril pudo elegir a todo su equipo, mientras que Verónica Forqué se quedó con los concursantes que quedaron: Samantha Hudson, Arkano, Iván Sánchez, Vanessa Romero, Eduardo Navarrete y Miki.

Con una profunda afonía que le impedía dar órdenes, Verónica Forqué pidió trabajar con tranquilidad, en silencio pero sin parar. Sin embargo, a medida que pasaba la prueba, iba dando órdenes cada vez más exigentes y con unos modales que fueron criticados tanto por los concursantes como por los espectadores, que no daban crédito. De hecho, si las redes sociales habían aplaudido la actitud de Verónica Forqué el día estreno, encumbrándola al top de los favoritos, la actitud de la actriz en la segunda gala, enfadó a muchos.

"Me tienen frita"; "no saben nada"; "¡trabaja!"; "¡haz algo!"

Verónica Forqué se mostró implacable cuando los jueces pidieron que eliminase a uno de sus compañeros. Eligió a Eduardo Navarrete, a quien no dejó ni acercarse a las cocinas tras darle el delantal negro. "Me tienen frita"; "no saben nada"; "¡trabaja!"; "¡haz algo!", eran algunas consignas que lanzaba a los miembros de su equipo que, con mucha paciencia, prefirieron no enfrentarse a ella.

Lea también: Cuántos años tiene Verónica Forqué: la edad de la actriz que ahora concursa en 'Masterchef Celebrity 6'

Asimismo, al final de la prueba, el descontrol fue creciendo, el emplatado salió mal y Forqué, incluso, tiró parte de la comida a la basura. Como era de esperar, su equipo fue enviado a la prueba de expulsión.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

ESTA RETRASADA SIEMPRE FUÉ UN SACO DE MIE RDA Y UNA HIJA DLGPVTA

Puntuación -3
#1