Programas

Josep Pedrerol: "Piqué puede ponernos a parir; los periodistas no estamos en un púlpito ni somos intocables"

  • El popular presentador de Atresmedia pasa revista con ECOTEUVE.ES
  • "Me planteé dimitir de verdad, hablé con la dirección de Atresmedia", dice
  • "Era incompatible estar en 'Jugones', 'El chiringuito' y Onda Cero al mismo tiempo"

Josep Pedrerol (Barcelona, 1965) acaba de despedir uno de los veranos más intensos en el mundo del fútbol de los últimos años. "Messi me ha vuelto a estropear las vacaciones", ríe el presentador al iniciar su conversación con ECOTEUVE.ES, en la que, al igual que ocurre en El chiringuito y Jugones, emprende con un ritmo vertiginoso respondiendo a cada una de las preguntas. El periodista dice estar "feliz" con lo que hace cada día. Y se nota en sus palabras. Y lo transmite en pantalla. "Yo no quiero ganar un Ondas, sino el premio diario de la gente. Y ese premio lo tenemos", asegura.

El trabajo de su equipo -"son los mejores"-, se traduce en unos datos incontestables. Jugones va camino de sumar 35 meses consecutivos como líder (en agosto igualó su máximo mensual, un 6,4% de share) en la sobremesa de La Sexta, mientras que, por la noche, ninguna tertulia hace sombra a El chiringuito. "Las audiencias respaldan una forma de trabajar y te dan libertad para continuar", dice el periodista cuyo éxito también empieza a reflejarse en Twitch.

El presentador contesta a todo: qué hubo de cierto sobre su dimisión, las críticas de quienes dicen que es un títere de Florentino Pérez (también habla de los audios), responde a Gerard Piqué, habla de la oferta de Onda Cero... Josep Pedrerol sabe que se debe a su gente y que tiene que resetear constantemente para que el proyecto siga vivo. Por ello, avanza que se "va ampliar el plató para que vuelva el público" al programa y da pistas de los dos nuevos fichajes de la tertulia.

Ha vuelto a tener que suspender las vacaciones un año más. ¿No puede tener un verano tranquilo?

Messi me ha estropeado las vacaciones dos años seguidos (risas), el pasado por el burofax y esta vez, por su adiós. Pero nos gusta lo que hacemos y la marcha de Messi ha sido la noticia más importante de los últimos años y El chiringuito tenía que estar ahí. Había que hacerlo y creo que lo hemos hecho bien. 

El chiringuito no paró ni en julio ni agosto porque quería dar el fichaje de Mbappé por el Real Madrid, algo que finalmente no se produjo. ¿Sintió cierta frustración? ¿Enfado quizás?

La sensación que tuve al final es la satisfacción de haber contado minuto a minuto lo que pasaba: la oferta que el Madrid planteó, la no respuesta del emir, la respuesta posterior del Madrid... Te genera frustración por saber que el fútbol español se enfrenta a clubes muy poderosos. Es una realidad que hay que asumir.

¿Con qué se queda de todo esto?

Me quedaría con que un club como el Real Madrid, que es de los socios, le ha plantado cara a todo un PSG, y que un jugador ponga su sueño de querer jugar en el Madrid por encima del dinero. Pese a no ser los clubes más ricos del mundo, el Madrid y el Barça siguen teniendo un poder de convicción fantástico.

¿Le persiguen mucho los vídeos de Florentino y su famoso 'tranquilo' por Mbappé y el tic-tac por la cuenta atrás del cierre del mercado?

Sí. El tic-tac ha traspasado fronteras, en Francia ha sido una locura y hasta en cualquier parte del mundo. Cuando una expresión traspasa la pantalla y forma parte del día a día de la gente es que algo estamos haciendo bien. La cercanía de El chiringuito se demuestra en este tipo de cosas. Fue una expresión que se me ocurrió un día en Jugones. El tic-tac volverá en enero, y hasta que Mbappé fiche por el Madrid. El 'tranquilo' de Florentino fue espectacular.

¿Le costó mucho convencer a Florentino Pérez para que explicara en el plató el tema de la Superliga?

Fue un momento en el que yo creo que tenía que explicarse y El chiringuito tiene una repercusión internacional muy importante. Era una forma de lanzar al mundo un mensaje de 'estamos trabajando en la Superliga y queremos hablar con la UEFA'. No fue un 'queremos romper con la UEFA'. Había clubes que habían creado la Superliga y que siguen estando ahí, porque lo llamativo es que nadie se ha ido de la Superliga. Ahora está en un punto de stand by con cosas a mejorar.

¿Qué sintió el día cuando se hizo oficial que Leo Messi abandonaba el Barça?

Tristeza y pena. Que Messi se vaya del Barça es una mala noticia. Yo he disfrutado mucho con él, creo que todos hemos disfrutado con Messi. Si no lo has hecho, es que no te gusta el fútbol. Es lo más grande que hemos visto en España. Es verdad que 60 millones netos no se lo puedes pagar a ningún futbolista en nuestro país, y en el mundo tampoco. El Barça ha tirado la casa por la ventana y ha gestionado muy mal el asunto de la masa salarial y así está en una situación tan dramática como la que está. La marcha de Messi me dolió y cuando le vi con la camiseta del PSG me dolió más todavía, porque tenía que haber acabado su carrera en el Barça.

¿Cómo ve LaLiga, por cierto? ¿Ve a más equipos más allá de Madrid, Barça y Atleti en la pelea?

Este año vamos a meter en la pelea al Valencia, por lo menos, para entrar en la Champions. Tiene un entrenador [José Bordalás] que tiene casta y que va a sacar lo mejor a los jugadores. Luego, el Atlético tiene una plantilla espectacular; Ancelotti ha despertado a muchos jugadores en el Madrid y está gestionando bien a Vinicius. Y lo del Barça es más delicado porque tiene un problema, con la lesión de Braithwaite, más todavía. Memphis es un tipo que está demostrando personalidad, y luego todos queremos que vuelva Ansu Fati.

El culebrón de Messi y Ramos derivó en otro más puramente televisivo: su dimisión. ¿De verdad era una posibilidad real o entró parte del show?

No, la gente puede pensar que es un espectáculo, pero yo me planteé dejar El chiringuito y Jugones. Hablé incluso con la casa, con la dirección de Atresmedia. Pero hubo dos cosas que me hicieron ver que merecía la pena continuar: el cariño de la gente, que fue tremendo con cartas que llegaban al corazón, y luego las ganas de los enemigos de que me fuese. 

Me sorprendió cuando dijo que en esos días se dio cuenta "de que hay gente que te quiere mal". ¿Qué se le pasaba por la cabeza en esos momentos?

Era una forma de hablar. Odiadores profesionales hay en todas partes, con lo cual, tampoco me preocupa mucho. 

¿Qué les responde a aquellos que dice que usted es un 'títere de Florentino' o que el programa vende humo?

No respondo. Es que no pierdo ni un minuto en eso. Yo me suelo apartar de la gente tóxica. No me interesa.

Gerard Piqué opina que "El chiringuito no hace periodismo" y que "solo es show". ¿Qué le parece?

Los periodistas estamos mal acostumbrados. ¿Yo puedo decir que Piqué está horroroso y él no puede decir que el programa que hacemos es horroroso? ¿Por qué no? Si estamos en la época de las redes sociales. Yo celebro eso. Eso de que el periodista estaba en un púlpito, que hablaba y nadie le podía contestar, ya se ha acabado. Que Piqué diga que no le gusta nuestro programa me parece fantástico siempre que haya respeto. ¡Claro que sí! Si nos quiere poner a parir, me parece bien. Yo también digo si me gusta cómo juega o no. Esto es de ida y vuelta, se acabó lo del púlpito, que el periodista es intocable, que puede criticar pero que nadie le puede toser. Aquí puedo criticar su juego y Piqué puede criticar El chiringuito, por supuesto. Me parece de lo más natural. Adelante.

¿Cree que El chiringuito es, ahora mismo, un blanco fácil para las críticas? ¿Escuece dar exclusivas?

Seguramente algunos se molesten, pero nosotros no hacemos un programa para los compañeros, sino para la gente. Lo más bonito cuando haces un programa de televisión es sentir que lo que estás diciendo llega. Yo creo que El chiringuito ha conseguido algo muy importante y es una cercanía con los espectadores y que cuando hacemos una encuesta hay 170.000 votos. Yo no quiero ganar un Premio Ondas, no. Yo quiero el premio diario de la gente, y ese premio lo tenemos. Y lo notamos todos los días. Es un programa maravilloso por eso. No sé qué programas pueden conseguir la complicidad que consigue El chiringuito, pero seguramente es muy difícil. La audiencia nos quiere por cómo somos, ya está.

¿Siente que tiene una audiencia muy fiel y que le sigue allá donde vaya como sucedía con García en su día? ¿Se siente el rey de las madrugadas?

No, no me siento nada. Yo tengo suerte de hacer lo que me gusta y que la gente nos siga. Nosotros empezamos en Intereconomía, nos fuimos a Nitro, luego a La Sexta, después a Neox y, por último, terminamos en Mega. Nos ha seguido la gente y hemos sumado, cada vez más, en cinco canales diferentes. Por otra parte, nuestras redes sociales son la demostración de que tenemos gente que nos sigue y, sobre todo, lo más llamativo, es que somos líderes entre la gente joven que, en esta época, no ve la televisión. Me parece sorprendente y fantástico.  

Audios de Florentino. Sandra Díaz explicó en su día que no se iba a emitir "ninguna conversación que forme parte del ámbito privado" y que no se iba hablar del tema. ¿No era noticiable?

Por lo que tengo entendido pocas televisiones lo dieron. Nosotros entendimos que una conversación privada no se puede emitir. También respetamos a aquellos que consideran que una conversación privada hay que hacerla pública. Y yo creo que no. 

Ha prometido dos fichajes para El chiringuito. ¿Serán galácticos? ¿Qué pistas me puede dar?

[Se lo piensa] Es un periodista y un exfutbolista. 

El público ha vuelto a los estadios pero, ¿cuándo regresará a las gradas de El chiringuito?

Estamos en ello. Lo que pasa es que el plató permitía que solo hubiesen doce espectadores y por la distancia de seguridad solo vendrían seis. Estamos intentando ampliar el plató para que el público pueda volver y así quepa más gente. Espero que lo en poco tiempo podamos hacerlo. 

Jugones y El chiringuito son líderes de audiencia. ¿Cree que este es el mejor momento de su carrera?

No lo sé. Al final, las audiencias lo que hacen es respaldar una forma de trabajar, digamos que un buen dato te da libertad para seguir trabajando. Yo estoy feliz con lo que hago y contento porque siento que trabajo con los mejores y voy a trabajar más feliz que nunca. Para mí, el éxito es eso. Estoy en el mejor momento porque estoy más feliz que nunca trabajando. Y estoy muy ilusionado con la nueva comunicación, con Twitch y YouTube. El chiringuito es un programa que dura 24 horas, que se adaptado a los tiempos y ha entendido desde el principio que la comunicación está más allá del título de Periodismo en la universidad. La comunicación es el periodista de El chiringuito, del exfutbolista, y está en Ibai Llanos, El Rubius o Auronplay también. Lo que me apasiona ahora es estar al ritmo que marca la tecnología.

¿Hasta que punto le molesta que los youtubers tengan relativa facilidad a la hora de entrevistas a los futbolistas? ¿Han perdido la confianza en los periodistas?

Pero, ¿por qué Twitch es tan importante? Porque gente como Ibai o Auronplay han hecho grande esta plataforma y nosotros queremos estar ahí también aprovechando el tirón de estos streamers. A mí me parecen fantásticos, son comunicadores natos que llegan a un público que antes no tenían referentes. Yo lo que hago es admirar lo que hacen, no digo copiarles, pero aprender de ellos también. Aquí tenemos que aprender de todos, ninguno somos el más listo del barrio, no. El chiringuito, en su momento fue muy criticado porque éramos otra cosa distinta. Decían 'esto no es periodismo'. Hay mucha gente que se dedica a trabajar poco y a criticar mucho. A mí me gusta observar y trabajar. No es una casualidad que Ibai dé las Campanadas y lo vean 500.000 personas. Esta gente es muy buena. No son un problema, son nuevos tiempos. 

Su nombre sonó para sustituir a José Ramón de la Morena en Onda Cero. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Yo entendí que no era el momento de hacer radio. Yo agradezco el cariño, pero era incompatible estar en Jugones, El chiringuito y Onda Cero al mismo tiempo. A mí me gusta hacerlo todo al 100% y ganar, ganar y ganar, como diría Luis Aragonés. No puedes estar en todo y controlarlo todo, la prioridad es El chiringuito y Jugones.

En primavera probó en Mask Singer. ¿Qué será lo siguiente? ¿MasterChef?

[Risas] Es increíble. Me paran señoras mayores por la calle y me dicen 'tú eres el de Mask Singer'. Soy el de Mask Singer para mucha gente y seguramente no haya visto El chiringuito. Me convenció la cadena y fue fácil, pero tampoco estoy yo para estas cosas. Ya hice algo, ya está bien. No voy a dedicarme a hacer el show todos los días [risas].

A Ibai Llanos le contó que estaba preparando una serie de ficción. ¿Me puede dar más detalles?

Me hace mucha ilusión. Hemos hecho el piloto y es una historia vinculada al fútbol. Utiliza este deporte como excusa para hablar de la realidad social de los jóvenes. Es un proyecto para Atresmedia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.