Programas

La Audiencia Nacional ratifica una multa de 130.000 euros a Mediaset por publicidad ilegal en 'Viva la vida'

  • El tribunal indica que no había "ninguna necesidad narrativa"

Mediaset se enfrenta a una nueva multa, apenas diez días después de hacerse pública la sanción de 521.000 euros por emitir contenido mal calificado (fragmentos de la docuserie Rocío. Contar la verdad para seguir viva) y por la emisión de contenidos inapropiados en horario protegido.

Lea también: Las últimas palabras de César Carballo dejan tocados a los colaboradores que le escuchaban: "Es bastante descorazonador"

La Audiencia Nacional ha ratificado una sanción de 130.964 euros impuesta por la CNMC (Comisión Nacional del Mercado y la Competencia) por un emplazamiento de producto ilegal. El expediente sancionador había sido recurrido por el grupo de Paolo Vasile.

El organismo dictó una "infracción administrativa grave" al mostrar unas zapatillas de una determinada marca en el programa de Viva la vida emitido el 22 de septiembre de 2018 en Telecinco. Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, la presentadora Toñi Moreno hizo entrega a la invitada Elena Ballesteros de las zapatillas "oficiales" del programa al terminar su entrevista, sin especificar que se trataba de un acto publicitario.

Tal y como recoge el escrito de la CNMC, no había "ninguna necesidad narrativa" en cerrar la entrevista con un regalo y que ese acto no está recogido dentro de las excepciones que incluye le ley reguladora.

¿Qué dice la Ley Audiovisual sobre el 'product placement'?

Hay que decir que el emplazamiento de producto o product placement consiste en incluir, mostrar o referirse a un producto para que figure en un programa. La ley es muy clara: el artículo 17.2 de la LGCA señala que "el público debe ser claramente informado del emplazamiento de producto al principio y al final del programa, y cuando se reanude tras una pausa publicitaria".

Lea también: Críticas a 'Ya es mediodía' por decir que Pedro Duque fue el primer español en pisar la Luna

Así como el apartado 3 del artículo 17 dice que el emplazamiento "no puede condicionar la responsabilidad ni la independencia editorial el prestador del servicio de comunicación audiovisual. Tampoco puede incitar directamente la compra o arrendamientos de bienes o servicios, realizar promociones concretas de éstos o dar prominencia indebida del producto".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin