Programas

Kiko Matamoros se rompe como nunca en 'Sálvame' y abandona entre lágrimas el plató

  • Se derrumba por la mala relación que tiene con su hija Anita

Kiko Matamoros vivió este miércoles, 28 de julio, una de las tardes más complicadas en Sálvame. En los últimos instantes de programa, el colaborador se tuvo que enfrentar a las imágenes de la celebración del 21 cumpleaños de su hija Anita Matamoros, con la que no tiene contacto.

La relación entre padre e hija se rompió el día que su hija se fue de vacaciones con Javier Tudela, hijo de Makoke, según contó el colaborador. "Es un señor que le aplastó la tripa a su madre estando embarazada", dijo Kiko sobre Tudela.  

Lea también: El motivo por el que Kiko Matamoros lleva gafas de sol amarillas en 'Sálvame'

"No voy a consentir humillaciones para nadie ni abusos ni atropellos de ningún tipo. Hay mucho más que todo eso", añadió. Matamoros, que quería dar carpetazo al asunto, aseguró: "Mi vida, que me queda poca, no me la va a hipotecar nadie. No quiero nada malo para mi hija, ojala sea super feliz, que le vaya todo bien, redondo".

Paz Padilla hace llorar a Kiko Matamoros en 'Sálvame'

A continuación, Paz Padilla intervino para recordarle que su hija "solo tiene 21 años y que seguramente no estará bien", un comentario que provocó que el tertuliano se rompiera por completo y acabara abandonando el plató como nunca se le había visto, en un mar de lágrimas. 

Lea también: Kiko Matamoros celebra la victoria de Olga Moreno en 'Supervivientes': "Si ha habido victimismo, no ha sido el suyo"

Unos minutos más tarde, Matamoros regresó y obtuvo el cariño de Lydia Lozano, Belén Esteban y Anabel Pantoja, que se acercaron a darle besos y abrazos al colaborador que seguía visiblemente emocionado. Paz, por su parte, le deseó que todo se solucionara cuanto antes y se disculpó: "Me siento mal, lo siento". "No te sientas mal, yo lo siento porque no debo hablar de esto", concluyó Matamoros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin