Programas

La aparatosa caída de la madre de Alejandro Albalá: así fue su accidentada entrada en 'Supervivientes'

  • Paz Guerra dio el susto al intentar darle una sorpresa al concursante

Telecinco ha encarado ya la última semana de Supervivientes 2021. El reality de Mediaset, que llegará en los próximos días a su final, emitió este lunes un Conexión Honduras en el que Jordi González recibió en plató a Alejandro Albalá, último expulsado de la edición.

Lea también: El problema de salud que sufre Palito tras su paso por Supervivientes 2021: "Fatal"

El exmarido de Isa Pantoja entró en el plató asegurando que se mostraba feliz de haber podido cumplir con el sueño que tenía pendiente desde hace unos años. Además, se ha mostrado muy orgulloso del papel que ha desempeñado en la isla. Lo que no esperaba Albalá es que tuviera que enfrentarse en su llegada a España a las críticas de algunos compañeros que lo han acusado de ser un "vago". 

La aparatosa caída de la madre de Alejandro Albalá en Supervivientes

Alejandro Albalá se defendió de estos comentarios, alegando haber sido víctima de una campaña de acoso y derribo por parte de otros concursantes. Así, ha denunciado sentirse señalado constantemente por Tom Brusse y Gianmarco, quienes cree que estaban todo el rato pendientes de lo que hacía. 

Lea también: Olga Moreno estalla en Supervivientes y responde a Rocío Carrasco: "No voy a dejar que nadie pisotee a mi gente"

Tras su breve entrevista, Jordi González dio paso a un momento de lo más emotivo con la entrada en plató por sorpresa de Paz Guerra, madre del concursante, y su hermana Marta. Las dos habían viajado desde Santander en coche para recibirle en los estudios de Mediaset. Lo que no esperaba nadie es que la mujer sufriera un aparatoso traspiés que fue captado por las cámaras del programa.

Afortunadamente, todo quedó en un susto y Guerra salió ilesa del accidente. "Dando sorpresas somos... la hostia", dijo con ironía el presentador, que tardó varios minutos en preguntarle a Paz si se había hecho daño. "No, no, gracias", respondió avergonzada la mujer. "Se ha puesto nerviosa", justificó el joven tras abrazar a su progenitora.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.