Programas

"Lo que no voy a ser es idiota": Kiko Matamoros se reafirma tras su duro encontronazo con Rocío Carrasco

  • El tertuliano de 'Sálvame' reaparece tras su choque con la nueva colaboradora

Kiko Matamoros ha reaparecido este viernes en el plató de Sálvame, donde el pasado miércoles dio un amargo recibimiento a Rocío Carrasco después de su fichaje por el programa. La hija de Rocío Jurado se ha convertido en la nueva defensora de la audiencia un mes después de concluir la docuserie en la que ha narrado los presuntos malos tratos que recibió por parte de Antonio David Flores.

Nada más encontrarse cara a cara con ella, el tertuliano le dejó reprochó que en su testimonio desvelase la paliza que recibió en 2012 por parte de su hija Rocío Flores y que la dejó inconsciente en el suelo de la cocina de su propia casa. Esto sucedió cuando la ahora tertuliana tenía 15 años y fue el culmen de la ruptura de la relación entre madre e hija. 

Lea también: La decisión desesperada de Rocío Flores con Rocío Carrasco: "No voy a poner de nuevo en juego mi salud"

Rocío Flores fue condenada por la justicia a seis meses de libertad vigilada. Además, se le impuso una orden de alejamiento respecto a su madre y fue desheredada de forma automática tras tres años de maltrato continuado hacia ella. En su docuserie, Carrasco demostró que ella nunca denunció a la hija, sino que se vio obligada a declarar después de que esta la hubiese demandado, intentando darle la vuelta a la historia, algo que jamás consiguió. 

"Ahí pasó de víctima de su padre a verdugo", llegó a decir Carrasco, asegurando que se ha visto forzada a desvelar este durísimo incidente para que se entendiera hasta donde llegó la situación. Con todo eso, el pasado miércoles, Kiko Matamoros se atrevió a preguntarle a Rocío Carrasco si no le dolía que algunos colaboradores de Telecinco hablaran de Rocío Flores como si fuera una "pandillera". El tertuliano la hizo responsable de estos comentarios y le reprochó que permitiese que se diera esa imagen de su hija. 

"¿Cómo no me va a doler si la paliza me la dio a mí?", respondió Rocío Carrasco, añadiendo que "una pera es una pera y una paliza es una paliza". El encontronazo se prolongó durante la publicidad, donde Kiko Matamoros le siguió recriminando que hablara de ese incidente con su hija, ya que él defiende que la ley hace que "los antecedentes penales de menores se borren". 

"Lo que no voy a ser es idiota": Kiko Matamoros vuelve a la carga

Este viernes, Kiko Matamoros ha regresado a Sálvame, donde no se ha retractado de los reproches que le lanzó a Rocío Carrasco en el plató de Telecinco. El colaborador aseguró que quiere ser "generoso" con ella, pero advierte de que no se va a convertir en el "pimpampum" de oportunistas tras las críticas que ha recibido. 

Lea también: El dardo de Rocío Carrasco a Ana Rosa por Rocío Flores: "La que ha infringido el daño no he sido yo"

"He sido coherente con la ley de protección del menor", ha insistido antes de insistir en que quiere ser "generoso" sin perder su posición. "Lo que no voy a ser es idiota ni me voy a convertir en el pimpampum de oportunistas". "Si queda alguna duda, esta noche las despejaremos", sentenció en referencia al polígrafo al que se someterán esta noche todos los colaboradores del programa para ver qué piensan realmente de Rocío Carrasco.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin