Programas

El bache personal que ha sufrido Quique Peinado: "Ni con terapia podré arreglar algunas cosas"

  • El colaborador de 'Zapeando' lanza un aplaudido alegato por el "derecho a petar"

Quique Peinado ha aprovechado su columna semanal en un conocido periódico digital para lanzar un alegato en favor del "derecho a petar". En tiempos en los que la salud mental es uno de los problemas que más preocupa a la población, el colaborador de Zapeando se ha abierto en canal para compartir con sus seguidores su propia experiencia. 

El periodista saca a relucir el asunto explicando el motivo por el que hace siete días no publicó su artículo: "Le dije al director que no podía. Acababa de tener un episodio de ansiedad muy fuerte, más que la 'ansiedad media normal' en la que me muevo de un tiempo a esta parte, y de repente la sola idea de juntar 500 palabras con sentido me parecía una utopía", empieza diciendo en InfoLibre.

Lea también: Quique Peinado desvela en Zapeando cuánto dinero tiene en el banco: "¡Estas forrado!"

Peinado continúa explicando que, acto seguido, procedió a hacer lo mismo con sus dos otros trabajos: "Les anuncié que, por una acumulación de sucesos más o menos traumáticos, había decidido parar para hacerme cargo de mí y de quienes tengo cerca. Quitando el hecho de que si yo no trabajo, no cobro, por lo demás fue coser y cantar. 'Oye, me cojo dos días para mí', y no hubo problemas. En realidad eran dos días, entre otras cosas, para cuidar de mí y de mis hijos, porque su madre tuvo que hacerse cargo de ellos dos noches porque yo era literalmente incapaz", ha relatado el cómico.

El también presentador de Radio Gaga reconoce que es consciente de que dos días "no solucionan gran cosa": "Algunos de mis problemas no se van a pasar o van a tardar mucho en cicatrizar", confiesa. "Pero me permitieron poder ejercer de padre e hijo cuando debía y propulsarme un poquito hacia la superficie", asegura antes de admitir que, evidentemente es "un privilegiado".

El aplaudido alegato de Quique Peinado tras su confesión más personal

"Efectivamente, soy consciente de que tengo muchas ventajas en la vida. Pero también es verdad que levantar la mano, decir que no puedes, suele ser visto con mucho respeto y cariño por los demás. Posiblemente ahora más que nunca, porque todos y todas estamos al límite, pero seguro que casi siempre es así", considera Peinado, que ha recibido mucha "empatía y comprensión" cuando ha dicho que ha "petado". "La mayoría de la gente entiende que tienes ese derecho. Y eso es un avance tremendo", valora. 

Lea también: Paz Padilla y Quique Peinado estallan contra la gestión del coronavirus de Madrid

"Lo mejor de este parón que tuve que hacer (vendrán más, me temo, porque ya digo que ni con terapia podré arreglar algunas cosas durante un tiempo) es la cantidad de gente que se preocupó por mí. No hablo de personas desconocidas que me dejaran un mensaje por redes, sino de algunas que sí conozco, que no están cerca del todo pero están ahí, que me han preguntado y me han ofrecido cariño, atención y ayuda de manera desinteresada. A veces creemos estar más solos de lo que nos pensamos", reflexiona. 

"También te hace ver que has hecho cosas bien y que la gente te quiere. Y, sobre todo, que a veces nos obsesionamos con concentrarnos en unos pocos cuando las redes en las que sostenerte pueden ser mucho más amplias de lo que imaginamos", concluye antes de admitir que, aunque no le gusta hablar sobre su vida, cree que puede ayudar a las personas que lean el texto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin