Programas

El recado de Paz Padilla, ¿a 'Got Talent' por su despido?: "Me pasó factura dejar de trabajar"

  • La humorista cuidó a su marido y trabajó al mismo tiempo en varios proyectos

Cuando algunas voces apuntaban a que Bertín Osborne había concluido su vinculación contractual con Telecinco, la cadena ha decidido seguir apostando por el presentador y Mi casa es la tuya para completar su programación semanal hasta la llegada del verano. Y si hace dos semanas el cantante se sentó a charlar con Isabel Díaz Ayuso, esta vez ha viajado hasta Cádiz para entrevistar a Paz Padilla.

La mayor parte de la charla de los presentadores de Mediaset se centró en el fallecimiento de Juan Antonio Vidal, marido de Paz Padilla, en julio del año pasado a causa de un tumor cerebral. La andaluza volvió a detallar cómo vivió la enfermedad y muerte de su pareja y desveló algunos detalles hasta ahora desconocidos sobre cómo esta situación afectó a su trabajo. 

Lea también: La dura confesión de Paz Padilla ante Bertín sobre la enfermedad de su marido: "Eso lo hundió, lo mató"

"Me perjudicó dejar de trabajar para cuidar de Antonio": el duro relato de Paz Padilla

Sin mencionar explícitamente el nombre de Got Talent, Paz Padilla habló del tiempo que tuvo que ausentarse del trabajo, algo que le "pasó factura". Además de Got Talent, la humorista trabajaba en Sálvame y LQSA. Recientemente se supo que no continuará en el programa de entretenimiento, en cuya próxima temporada solo estarán, como jueces, Risto, Edurne y Dani Martínez.

"Dejé de trabajar y sí me ha pasado factura. Sí. Me lo han dicho. Y ha sido algo que me ha hecho mucho daño. Me dijeron que no estuve al 100%, y yo le dije: 'No estuve al 100% para ustedes, pero sí con mi marido, que era el que me necesitaba", rememoró.

Lea también: Paz Padilla se abre en canal con Bertín: "No tuve cojones de decirle a Antonio que se estaba muriendo"

"Me hizo un montón de daño. Yo era humorista y durante un año oculté que mi marido estaba malo. Lo dejaba dándose su tratamiento y me iba a trabajar, a ser graciosa. Nadie lo notó. Y, claro, me dijeron: 'Tú tranquila, que vas a seguir trabajando'. Y lo pensé. Y no me importa, si hoy tuviera que hacerlo, lo volvería a hacer", añadía emocionada.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin