Programas

Belén Esteban, descompuesta en 'Sálvame' por Mila Ximénez: "No pensaba venir hoy aquí"

  • La colaboradora asegura que gracias a Jorge Javier ha acudido al plató

Belén Esteban no ha fallado en el Sálvame "más triste de toda la historia", en palabras de Jorge Javier, para rendir homenaje a su compañera y amiga Mila Ximénez. La colaboradora del programa de Telecinco ha fallecido a los 69 años a causa de un cáncer de pulmón, diagnosticado hace justo un año.

Lea también: Telecinco y Ana Rosa lloran la muerte de Mila Ximénez: "Es un palo tremendo para esta casa"

La Princesa del Pueblo ha sido la primera de las tertulianas en tomar la palabra, después de la emotiva apertura que ha hecho el presentador catalán. A la Esteban, muy triste, le ha costado mucho acudir al plató de Sálvame, una vez que la cúpula ha convocado de urgencia a sus colaboradores.

"Llevábamos días esperando, pero cuando llega es duro", ha dicho primero. Yo hoy no pensaba venir aquí, Jorge. Me has llamado por teléfono y me has dicho una cosa, como a María [Patiño], y he venido por lo que me has dicho: 'A ella le hubiera gustado que hubieras estado".

Belén Esteban: "A Mila la he adorado, pero también me las ha montado gordas"

"Prefiero que hablen mis compañeros, porque yo me bloqueo mucho y soy muy llorona", ha seguido. Pero Belén ha sacado fuerzas para dedicar unas palabras en memoria de Mila. "A ella la he adorado, pero también la hubiera matado en muchas ocasiones de mi vida porque a mí me las ha montado gordas, pero gordas".

"Yo me quedo con la ultima temporada que estuve con ella. He pasado muy buenos momentos con ella y también me ha hecho pasar muy malos momentos. Yo y todos los compañeros de Sálvame la vamos a echar mucho de menos".

A continuación, Belén ha compartido una anécdota que ha provocado la risa en plató que ha aliviado algo el dolor de estos durísimos momentos. "Ella era muy insegura y celosona. A ti te adoraba y cuando tu tenías temporadas buenas conmigo, a mi me hacía la cruz, que no venia a La Muralla [la cafetería a la que acuden] y yo me enfadaba con ella. Es que tú eras Dios, a ti no se te podía tocar", le ha dicho a Jorge Javier. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin