Programas

La llegada del hombre a la luna como nunca se había contado: los trabajadores de la NASA hablan en DMAX

  • Dedica los próximos sábados a los acontecimientos espaciales más importantes
  • El día 12 estrena 'Misión: la luna', un documental con los entresijos de la misión
  • El sábado siguiente, el canal ofrece en prime time el estreno de 'Mission Asteroid'

En octubre de 1957, los soviéticos lanzaron al espacio el satélite Sputnik, un hito de la carrera espacial durante la Guerra Fría con los Estados Unidos que propició la creación de la agencia espacial más famosa del planeta: la NASA. Poco más de una década después, los estadounidenses vieron cumplida la promesa del presidente John F Kennedy de enviar al primer hombre a la luna. Un sueño imposible para algunos que requirió del talento e intenso trabajo de más de 400.000 hombres y mujeres. Más recientemente, el pasado mayo, la NASA lideró un experimento para tratar de frenar el impacto de un asteroide creado digitalmente con resultados poco halagüeños para el futuro del planeta si este asteroide simulado hubiese sido real.

Más de medio siglo después de la llegada del Hombre a la luna, DMAX estrena Misión: La luna, un nuevo documental que muestra los entresijos de la compleja misión espacial desde la perspectiva de los trabajadores de la NASA.

ECOTEUVE.ES ofrece un adelanto exclusivo de esta producción que podrá verse en DMAX este sábado, 12 de junio, a las 22.00:

Además, el canal profundizará en el papel que han jugado los asteroides potencialmente peligrosos y la amenaza que estas rocas espaciales representan para la Tierra con el estreno de Missión Asteroid, el 19 de junio, a partir de las 22.00, en DMAX.

'Misión: La Luna': sábado 12 de junio en prime time

El 20 de julio de 1969, por primera vez, el ser humano piso la superficie lunar. 600 millones de personas siguieron este acontecimiento en vivo por televisión. El grupo Grumman Aviation, el Laboratorio de Instrumentación del Instituto Tecnológico de Massachusetts, la International Latex Corporation y la estación de seguimiento espacial Honeysuckle de Australia son cuatro de los equipos que participaron en esta decisiva misión espacial y cuyo papel resultó crucial a pesar de no haber sido reconocidos por ayudar a la NASA a llegar a la luna.

Lea también: Ibai Llanos ficha por Eurosport como comentarista de los JJOO de Tokio

Para estos cuatro equipos, la historia comienza en 1962. La Guerra Fría está en su apogeo y el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, ha desafiado a su nación a llevar humanos a la luna antes de que termine la década. Una tarea monumental, ya que prácticamente cada pieza necesaria para recorrer las 240.000 millas que separan la Tierra de la luna debe construirse desde cero. Grumman Aviation Company diseñará el módulo de aterrizaje lunar. El Instituto de Tecnología de Massachusetts debe reducir una computadora a un pie cúbico de tamaño y hacerla lo suficientemente poderosa para navegar hasta la luna. The International Latex Company, famosa por fabricar el tejido Playtex para sujetadores y fajas, coserá los trajes espaciales de la NASA. Y en la estación de seguimiento de Honeysuckle Creek de Australia, un equipo averiguará cómo comunicarse con los astronautas que vuelan más profundamente en el espacio de lo que nadie se ha atrevido a ir.

A medida que el calendario cambia a 1967 y la NASA prepara su primer vuelo de prueba tripulado del programa de alunizaje, ocurre un desastre: un incendio durante un ejercicio de entrenamiento mata a tres astronautas. En el luto y en el desorden, la NASA busca respuestas y una pesada carga recae sobre los equipos de Grumman, MIT, ILC y Honeysuckle Creek, ya que se ven obligados a repensar y rediseñar el módulo de aterrizaje lunar, los trajes espaciales, la computadora de guía y los sistemas de seguimiento.

Bajo una gran presión, la NASA apuesta por una misión arriesgada. El Apolo 8 envía una nave espacial tripulada a la órbita lunar por primera vez, preparando el escenario para el Apolo 11. El 20 de julio de 1969 el astronauta Neil Armstrong sale del módulo de aterrizaje lunar construido por Grumman Aviation con su traje espacial diseñado por International Latex Corporation. Es el equipo de Australia el que transmite este momento histórico transmitido al mundo. Para el MIT, Grumman, ILC y la estación de rastreo espacial de Australia, el exitoso alunizaje es su mayor logro, y es que fueron pioneros inventando la tecnología que lo hizo posible.

'Mission Asteroid': sábado, 19 de junio

En la primavera de 2010, el presidente Barack Obama anunció que la próxima misión de la NASA se dirigiría a los asteroides cercanos a la Tierra, estableciendo eventuales misiones tripuladas al espacio profundo. 'Mission Asteroid' es un documental sobre los equipos de científicos, investigadores y soñadores que trabajan para convertir este proyecto en realidad.

Con un acceso inédito tras los bastidores a algunos de los últimos diseños de la NASA, 'Mission Asteroid' muestra el trabajo de astronautas e investigadores mientras se trasladan al laboratorio al campo, probando las tecnologías y técnicas que ayudarán a hacer realidad la misión del asteroide.

El viaje comienza en el Alto Ártico canadiense, en la isla de Devon, Nunavut. Aquí, se encuentra Pascal Lee, un "cowboy" espacial que explora el cráter Haughton, impecablemente conservado, y creado tras el impacto de una gran roca espacial que golpeó la Tierra hace 21 millones de años.

Lee lleva una vida entera dedicada a investigar los asteroides y su potencial amenaza a la vida en la Tierra para tratar de desarrollar la primera línea de defensa contra las rocas espaciales.

Pero, Pascal Lee no está solo. En todo el mundo, un equipo de cazadores de asteroides explora los cielos en busca de posibles amenazas. Mission Asteroid nos presenta a H. Jay Melosh, un experto en impactos que trabaja en la Universidad de Purdue, que ha calculado exactamente la magnitud del daño catastrófico que podría infligir un gran impacto de asteroide en una Tierra desprevenida e indefensa: una explosión de fuego muchas veces más poderosa que las bombas atómicas utilizadas en la Guerra Mundial. II, que crearía "un horno de pizza gigante en el cielo" según sus propias palabras.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin