Programas

Paz Padilla: la muñeca vudú que tuvo que quemar y lo que vio su ahijada el día que su marido Antonio murió

  • La presentadora cuenta sus experiencias paranormales en 'Cuarto Milenio'

Paz Padilla fue una de las invitadas de Cuarto Milenio este domingo. La presentadora fue entrevistada por Carmen Porter, a quien compartió su experiencia de crecimiento personal después de la muerte de su marido Antonio Juan Vidal hace apenas un año por culpa de un tumor cerebral.

Lea también: Javier Tebas, contra las cuerdas, justifica ante Gonzo su millonario sueldo en LaLiga: "Yo también estoy en crisis"

"Amo a Antonio con locura y lo voy a amar toda mi vida, porque tuve la suerte de conocerle, de convivir con él. Eso me hace no hundirme con angustia, todos estamos en el camino", afirmó insistiendo en sus ganas por vivir. "Yo no voy a ser una desgraciada, voy a ser feliz".

Sin embargo, Paz dejó con los pelos de punta a la audiencia al contar lo que ocurrió con una muñeca vudú que se trajo de África, en un viaje que hizo a Benín con Calleja para su programa: "A Jesús no le gustó que el cámara y yo quisiéramos traernos una muñeca de vudú, no quería que jugásemos con esas cosas, pero yo solo lo veía como un trozo de trapo".

Paz contó que al llegar a Madrid "la puse en un altar con otras figuras como la Virgen del Carmen, la mano de Fátima o el ojo turco", pero cuando a "Antonio le llegó la enfermedad una amiga mía le echó las cartas y me dijo que lo que le pasaba venía de África, que si no tendría yo algo de África...".

Fue entonces cuando la presentadora de Mediaset optó por quemar la muñeca, pero pasó algo inesperado: "Me dieron indicaciones de cómo debía limpiar las cosas de la casa, con agua, vinagre y sal, lo rocié todo. Te juro que lo que te cuento es verdad: quemé la muñeca en un barreño y vino un tornado de viento que hizo que las cenizas de la muñeca empezaran a girar y salieron volando".

Lo que vio la ahijada de Paz Padilla el día que Antonio muere: "Patitos, pececitos..."

Paz también relató a Porter otro hecho impactante que tuvo lugar el día en el que Antonio fallece. Esa tarde, Paz estaba en la habitación junto a su marido, su mánager Arturo y la hija de año y medio de este: "La 'gorda' mira a Antonio, gira la cabeza para arriba, bordea la habitación, vuelve al mismo sitio donde estaba Antonio y dice 'tito Antonio, pececitos, patitos, patitos, patitos, pececitos, tito Antonio...".

Lea también: Mónica Carrillo enseña una imagen con las cicatrices del cáncer que sufrió: "La vida sigue"

En ese momento, Paz pellizcó a su mánager y preguntó: "¿Qué está viendo la niña? Arturo, la niña está viendo algo. Él le preguntó: '¿estás viendo al tito Antonio? Y ella: 'sí, tito Antonio, tito Antonio". La presentadora contó que quiso encontrar respuestas de la mano de una amiga biodescodificadora, una rama de la medicina alternativa que intenta encontrar el origen de las enfermedades.

"Le explico lo de la niña y me dice: 'Claro, él está en el bardo, entre la vida y la muerte. Para los budistas tiene que pasar un tiempo y ahora él tiene que saber qué hacer en la siguiente vida: si continuar, si transcender...", recordó. "La niña veía patitos por qué está como cuando venimos al mundo, en el liquido amniótico, es otro nacimiento. Me dicen que la niña tiene los puertos abiertos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin