Programas

Rotunda respuesta de Felipe González sobre los indultos en 'El Hormiguero': "Yo no lo haría"

  • El expresidente del Gobierno visitó por primera vez el programa de Pablo Motos

El expresidente del Gobierno Felipe González ha asegurado este miércoles que, en las condiciones actuales, él no indultaría a los líderes independentistas del procés.

González se ha mostrado en contra de esos indultos en una entrevista en el programa El Hormiguero, de Antena 3, después de que el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, haya sugerido su posición favorable a ese indulto mientras que el Tribunal Supremo considera que es una "solución inaceptable".

"En estas condiciones yo no haría el indulto", ha recalcado González, quien ha recordado ante Pablo Motos que Sánchez ha dicho que tomará su decisión en el marco de la Constitución y el ordenamiento jurídico.

En ese contexto, ha subrayado que la Constitución no admite que alguien rompa unilateralmente las reglas del juego. Sí ha recordado que quien quiera modificarla tiene la vía para intentarlo legalmente.

A su juicio, el debate no es si los dirigentes independentistas se arrepienten o no, sino si están dispuestos a respetar la legalidad vigente, tanto la Constitución como el Estatut.

González ha rechazado que, en contra de los argumentos de los defensores del procés, se esté juzgando al independentismo porque, de ser cierto, no habría en este momento un Govern presidido por Pere Aragonés "y compuesto puramente por independentistas".

Lo fundamental, la lealtad institucional

Además, ante la petición de los soberanistas de que haya una amnistía y se permita la autodeterminación, ha instado a dedicarse a gobernar a los catalanes, superar la fractura en la sociedad desde el respeto a la legalidad y reencontrarse con el resto de españoles.

Lea también: La genial imitación de Carlos Latre a Josep Pedrerol en 'El hormiguero': "¿Este es el sobrino del jefe?"

Lo fundamental, según ha recalcado, es la lealtad institucional, y cuando alguien es desleal ha dicho que no quiere que vaya a la cárcel, sino que no ocupe la responsabilidad que le permite ser desleal.

Para González, la deriva en Cataluña tuvo una última oportunidad de cortarse cuando el 6 y 7 de septiembre de 2018 el Parlament aprobó las denominadas leyes de desconexión, algo que ha explicado que ha comentado con el expresidente del Gobierno en esa fecha, Mariano Rajoy.

"Era la última oportunidad de decir que la deslealtad a las reglas del juego se paga", ha añadido antes de considerar que se debía haber hecho política antes de ampararse en la justicia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin