Programas

Buenafuente no se corta y desvela lo peor de Xavier Sardá como jefe: "Eras el puto amo"

  • El presentador de 'Late Motiv' recuerda su etapa junto a su compañero

Andreu Buenafuente recibió este martes la visita de su compañero y amigo Xavier Sardá. El mítico presentador de Crónicas Marcianas acudió al plató de Late Motiv para promocionar su nuevo libro Intercambio de vidas. Sin embargo, la entrevista cogió otros derroteros y el invitado bromeó con arrepentirse de haberse presentado en el plató de Movistar+.

Buenafuente aprovechó la presencia de Sardá en su programa para recordar la etapa en la que trabajaron juntos. Así pues, el humorista se despachó confesando lo peor que Sardá tenía como jefe. El conductor del late night de #0 empezó rememorando que "en los años 90 estaba en Radio Barcelona y me dijeron que tenía que colaborar con Sardá, que era el puto amo en ese momento y me preguntaba qué había visto en mí".

Lea también: Norma Duval explota contra Xavier Sardà en TVE: "Me acribillasteis en Crónicas Marcianas"

Sardá asintió, asegurando que sí que habían trabajado juntos y que habían tenido "una historia más bonita". Fue entonces cuando Andreu quiso poner algún pero en su relato. "Eras muy exigente pero cariñoso", soltó desvelando los gritos que soltaba Sardá por los fallos que se producían en el guion. "Aunque a mí nunca me afeaste", admitió Buenafuente mientras su compañero reconocía que, al ser colaborador, hablaban más "de tú a tú". 

El reproche de Buenafuente a Sardá: "Te he pagado muchos..."

La cosa no quedó ahí y el presentador de Late Motiv recordó otra anécdota: "Te he pagado muchos cortados en el bar de al lado porque eras el típico que se tocaba la chaqueta y decía que no tenía suelto", recordó entre risas mientras Xavier aseguraba arrepentirse de haber acudido al programa. "Ya me sabe mal haber venido. ¿Qué saco yo si del libro a penas hemos hablado, y a esta hora estaría durmiendo?", se preguntó entre risas.

Lea también: La impactante confesión de Kiko Hernández sobre Crónicas Marcianas con dardo directo a Xavier Sardá

Finalmente, como venganza, Sardá le quitó la silla a Andreu, quien se sentó en el sofá para recibir las preguntas que él tenía preparado para el invitado. Tras un rato de risas, ambos se sentaron juntos en el sofá, donde soltaron una última reflexión. "Han pasado 30 años y algo habremos hecho bien si seguimos pasando un ratito juntos", dijeron agradecidos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin